El Gobierno, más duro con los piqueteros: crece la tensión y hay amenaza de nuevos cortes

El ministro Zabaleta pidió a los movimientos sociales que impulsaron los acampes en las calles que "dejen de apretar a los argentinos". La respuesta de los piqueteros será con un plan de lucha que no cede.

Lejos de alcanzar un acuerdo con los piqueteros que acamparon durante tres días la semana pasada en las calles porteñas, el Gobierno salió a endurecer su postura contra los movimientos sociales críticos a la Casa Rosada: el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, pidió a los manifestantes que dejen de "apretar a los argentinos", exigió soluciones en lugar de cortar las calles y la respuesta inmediata de los piqueteros fue una amenaza directa para aumentar las protestas callejeras.

El ministro de Desarrollo Social advirtió a los piqueteros que "no hace falta cortar calles para hablar con el ministro" y ratificó que no los atenderá mientras persistan las protestas e interrumpan la circulación.

Zabaleta dijo en declaraciones a Radio Mitre que el objetivo del Gobierno es cambiar planes sociales por trabajo. "Queremos fortalecer la economía popular, proponer recursos para comprar herramientas, materias primas, materiales, insumos", dijo.

A la vez, Zabaleta admitió que la "Argentina vive momentos críticos y hay que transformar eso en oportunidad". En este sentido, sostuvo que desde el Gobierno plantean "cambios estructurales en el marco de las políticas sociales, y uno es generar programas que vinculen a beneficiarios de la asistencia del Estado con el empleo formal".

Fallas en la comunicación presidencial: los errores que desgastan la imagen de Alberto Fernández

Javier Milei 2023: su plan para Aerolíneas Argentinas y otras empresas estatales si es presidente

Allegados al ministro de Desarrollo Social dijeron a El Cronista que se están tratando de tender diálogos con los dirigentes de izquierda y movimientos sociales que lideraron el acampe de la semana pasada para evitar otra protesta similar y "encontrar puntos de acuerdo".

Sin embargo, desde el Polo Obrero, uno de los movimientos que mayor nivel de convocatoria tuvo para el acampe, el dirigente nacional Eduardo Belliboni dijo a El Cronista en respuesta a Zabaleta: "nosotros no apretamos a nadie. El que aprieta es el FMI a todos los argentinos. Debemos dejar la tribuna y sentarnos a discutir los graves problemas que tiene el país".

Un nuevo líder piquetero preocupa al Gobierno

A su vez, Belliboni dijo que por el momento el Ministerio de Desarrollo Social no los convocó a dialogar y alertó: "ellos no nos subestiman porque vieron la fuerza de movilización que tenemos". Se refería así al acampe y cortes de accesos a la ciudad de Buenos Aires que se dieron entre el miércoles y el viernes pasado.

Se contempla en el bloque de la Unidad Piquetera, conformada por más de 40 organizaciones sociales críticas al Gobierno, un nuevo plan de lucha para mediados de abril con acampes y cortes de ruta.

Los grupos piqueteros duros reclaman, entre otras cosas, la apertura de los planes sociales Potenciar Trabajo que hoy están en el orden del 1,2 millones de beneficiarios y el gobierno se niega a ampliar. También exigen que el monto percibido por este programa se equipare al salario mínimo y que haya un mejor reparto de alimento en los comedores escolares.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios