Exportadores en alerta

El Gobierno cierra las exportaciones de aceite y harina de soja: ¿suben las retenciones?

El Gobierno formalizó a través de un comunicado oficial la suspensión de las ventas al exterior de los subproductos de soja. Actualmente tienen un 31% de retenciones y el poroto de soja un 33%.

En esta noticia

El Gobierno formalizó hoy el cierre de exportaciones de subproductos de soja dispuesto por el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, y firmado por el subsecretario de Mercados Agropecuarios, Javier Preciado Patiño.

A través de un comunicado oficial, y de acuerdo al artículo 18 de la resolución 128 de 2019 del Ministerio de Agricultura de la Nación, se decidió que desde hoy y "hasta nuevo aviso" la suspensión de la aprobación de solicitudes de Declaración Jurada de Operaciones de Exportación (DJE) de subproductos de soja, como la harina y el aceite. 

"Esta medida no está orientada al tema impacto en los precios de los alimentos, a diferencia de trigo y maíz, el peso de soja es mucho menor. Sólo harina en la alimentación animal, pero con un peso muy menor al maíz", explicó David Miazzo a El Cronista.

Argentina exporta un 52% del total de aceite de soja a nivel mundial y un 35% de la harina. En ambos productos es el principal país del mundo en ventas.

¿Por qué el Gobierno tomó esta decisión?

Siempre que hay rumores de una posible suba de retenciones, los productores se adelantan a registrar sus ventas al exterior, porque al hacerlo se congela el derecho a la exportación que esté vigente en ese momento y se protegen de un incremento. 

Ante este escenario, el Gobierno "para evitar que se apuren a anotar exportaciones" acaba de cerrarlas, comentó Miazzo. 

Los analistas anticipan que como estos productos no tienen impacto en los precios del mercado interno, al cerrar las exportaciones de aceite y harina de soja, el Gobierno busca aumentar las retenciones de ambos productos del 31% al 33% por razones fiscales. 

De esta manera se suprime el diferencial de derechos de exportación que hay entre el poroto de soja que paga 33% y los subproductos. De ahora en más todos pagarían 33% de retenciones.

"En general, los productores están en contra de los diferenciales de retenciones porque sostienen que son un subsidio a la industria. Así que capaz el Gobierno apelará a algún apoyo de productores y de la oposición. En lugar de intentar ir por una suba a las retenciones del grano de soja", analizó Miazzo.

Una suba de las retenciones mayor al 33% debería pasar por El Congreso y, en el caso de ser a través de un decreto, también tiene que ser refrendado por El congreso. Por eso, adelantan que la medida apunta a quitar los diferenciales de retenciones entre el grano de soja y sus subproductos. Una política que ya se había aplicado durante el gobierno de Mauricio Macri.

La inflación se suma a la interna del Gobierno:

Producto de la abrupta suba de precios internacionales -específicamente del trigo- que presionan sobre el precio de los alimentos, hace días el gabinete económico discute cómo desacoplar aun más los precios internacionales de los internos. 

Mientras el ministro Domínguez, de confianza del Presidente, dijo públicamente que no está a favor de un aumento de retenciones, un sector encabezado por Roberto Feletti y el Instituto Patria hizo trascender el fin de semana un documento que propone incrementar los derechos de exportación al trigo, maíz y girasol.

Feletti, a su vez, el lunes pasado puso en marcha un fideicomiso de trigo que subsidiaba el trigo para dos productos: la harina 000 y los fideos secos que son parte del programa Precios Cuidados. De todos modos, él mismo aceptó que esa medida "no alcanzaba" para desvincular los precios locales de las subas por la invasión de Rusia a Ucrania.

Duplicar retenciones

La propuesta para subir retenciones se discutió durante el fin de semana, entre intercambios informales por parte de los funcionarios de las carteras de Desarrollo Productivo y Agricultura, aunque su viabilidad es compleja ya que debe pasar por el Congreso. De todas maneras, se pusieron sobre la mesa algunos números. Un objetivo sería llevar los derechos de exportación al trigo al 25 por ciento, las del maíz al 20 por ciento y el girasol, al 15 por ciento. Esto implicaría duplicar, de manera temporal, las alícuotas.

También se baraja la posibilidad de ampliar el fideicomiso del trigo en otras 3 millones de toneladas, medida que también es objetada por Agricultura, en línea con las críticas de la Mesa de Enlace. 

Suspenden todos los fideicomisos:

La  Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) acaba de anunciar que se suspende el fideicomiso de trigo que había lanzado la secretaría de Comercio Interior, a cargo de Roberto Feletti hace exactamente una semana. 

"Vamos a suspender el fideicomiso de trigo y de maíz y aceite porque la condición era que no se alteren las condiciones del comercio exterior", adelantó Gustavo Idígoras a El Cronista.




Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.