América latina

El FMI alerta que la región enfrenta riesgos "inusualmente altos": qué dice sobre impuestos extra y el desacople de precios

El FMI considera que por la guerra, inflación, riesgo financiero y menor crecimiento de los socios comerciales, América latina enfrenta un escenario incierto y apunta a proteger a los más vulnerables pero cuidando el frente fiscal: la receta para recaudar más, en línea con la "renta inesperada"

La guerra en Ucrania, el aumento de la inflación, las condiciones financieras más restrictivas, la desaceleración económica de los principales socios comerciales, y el descontento social pueden empeorar las perspectivas de crecimiento de la región, sostiene el Fondo Monetario Internacional (FMI), que aboga por medidas para proteger a los sectores más vulnerables. 

Hay mayor incertidumbre sobre la actividad y el impacto se siente en América Latina a través del aumento de la inflación, que está afectando los ingresos reales, en especial de los más vulnerables. "Las autoridades están adoptando políticas monetarias más restrictivas e implementando medidas para amortiguar el golpe sobre los más vulnerables y contener los riesgos de tensión social", señala el FMI, pero advierte que "se avecinan otros riesgos".

Sin freno, la inflación de alimentos alcanzó un récord de los últimos cinco años 

Los cálculos del Gobierno muestran que la inflación volverá a golpear fuerte 

Una posible escalada de la guerra podría llegar a provocar dificultades financieras a escala mundial y una contracción del financiamiento en la región. "El endurecimiento de la política monetaria en Estados Unidos, con una orientación más restrictiva por parte de la Reserva Federal, podría, con el tiempo, incidir en las condiciones financieras internacionales", agrega el trabajo realizado por Santiago Acosta-Ormaechea, Ilan Goldfajn y Jorge Roldós y publicado en el blog del FMI. 

Martín Guzmán y Sergio Chodos con Ilan Goldfajn y Julie Kozack la semana pasada en el FMI

El aumento de los costos de financiamiento a escala mundial e interna puede acelerar la salida de capitales y plantear un reto para la región, dadas las grandes necesidades de financiamiento público y externo en algunos países, y los limitados recursos para financiar inversiones en la región. 

menor crecimiento de china

Una desaceleración más acentuada del crecimiento en China, debido a la pandemia o a otras razones, también podría tener un impacto en los precios de exportaciones clave y en el comercio de la región. 

En medio de la guerra y la inflación de materias primas: cómo se desempeñó el comercio exterior argentino en marzo

Importaciones: los industriales advierten por problemas de producción y esperan definición del BCRA

"Todos estos riesgos ensombrecen las perspectivas de crecimiento en América Latina y exigen medidas de política. Incluso antes de la guerra, la recuperación de la región de esta pandemia que ha debilitado el crecimiento ya estaba perdiendo ímpetu", remarcan los economistas. 

Tras el pronunciado repunte del año pasado, el crecimiento está volviendo a su tasa tendencial previa a la pandemia conforme las políticas se reorientan, desacelerándose hasta el 2,5% en 2022. Las exportaciones y la inversión están retomando su rol como principales motores del crecimiento, pero los bancos centrales han tenido que endurecer la política monetaria para combatir el aumento de la inflación. 

"Nuestro pronóstico para Brasil es que la expansión se desacelerará a 0,8% este año, tras el crecimiento de 4,6% observado el año pasado", indica el blog del Fondo. Para la Argentina el World Economic Outlook, el informe de perspectivas económicas globales del organismo, confirmó un crecimiento del 4% para este año, en línea con lo detallado en el programa de Facilidades Extendidas.  

La economía de México se desacelerará a 2%. Colombia probablemente registrará una desaceleración menor con un crecimiento de 5,8%. El crecimiento en Chile y Perú será de 1,5% y 3%, respectivamente, muy por debajo de las tasas de dos dígitos del año anterior. 

precios sin desacople 

"La pobreza y la desigualdad siguen siendo preocupaciones importantes. Los sectores más vulnerables son los más golpeados por la subida de precios de los alimentos básicos y la energía, y siguen luchando para recuperarse del impacto económico de la pandemia", enfatizan el equipo liderado por Goldfajn. 

Para garantizar la cohesión social y reducir el riesgo de tensión social, los gobiernos deberían proporcionar apoyo focalizado y temporal a los hogares vulnerables y de bajo ingreso, y "dejar que los precios internos se ajusten en función de los precios internacionales. Esto ayudaría a los grupos vulnerables y contendría los costos fiscales, además de incentivar la producción y moderar el consumo", remarca el FMI que no aboga por los controles de precios ni por la teoría del desacople que impulsa el secretario de Comercio Interior Roberto Feletti

"En los países con redes de protección social desarrolladas, podría ampliarse su acceso para incluir de forma temporal a grupos más amplios de la población", sostiene el FMI en línea con el anuncio de "nuevo IFE" para trabajadores informales y el bono para jubilados. 

ESPACIO FISCAL EXTRA: qué impuesto avala el fmi

A los países que se benefician de mejoras en sus términos de intercambio -un indicador de los precios de las exportaciones de un país respecto de sus importaciones-, quizá les sea más fácil financiar estas nuevas medidas, indican los economistas del FMI. 

"Cualquier espacio fiscal adicional debe utilizarse con prudencia, dados los riesgos inusualmente elevados que rodean la recuperación mundial y la evolución de los precios de las materias primas, así como el aumento de los costos del financiamiento público", advierte el blog. 

El Gobierno cumple la meta fiscal con el FMI pero con un rojo clave, una ayuda contable y presión a futuro

Más endeudados que antes de la pandemia y con tasas más caras, los países tendrán que garantizar la sostenibilidad de las finanzas públicas para ayudar a preservar su credibilidad y recomponer el espacio fiscal. 

El gasto en programas sociales, salud, educación e inversión pública debe protegerse, al tiempo que se implementan reformas tributarias (como el aumento de los impuestos sobre la renta de las personas físicas) que apuntalen el crecimiento inclusivo y ayuden a los países a mantener la sostenibilidad fiscal. 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios