PODER ADQUISITIVO

El acuerdo de precios y salarios sigue verde y UIA y CGT apuestan todo a paritarias

Sin convocatoria general, Comercio busca contener precios sector por sector y Massa pide responsabilidad a industriales. El miércoles, el Indec publica dato de pobreza previo a la última disparada de inflación.

Mientras el gabinete económico discute si avanzará con un plan de shock contra la inflación, la convocatoria a un acuerdo de precios y salarios se dilata y el Gobierno apuesta a que sea la reapertura de paritarias la que mantenga el poder adquisitivo de los salarios, tal como reclaman a dúo la CGT y la Unión Industrial Argentina (UIA).

"Esta semana vamos a convocar a empresarios y sindicalistas para alinear precios y salarios por 60 días", había dicho el presidente Alberto Fernández el 9 de agosto, a días de la asunción de Sergio Massa como ministro de Economía. Pasó un mes y medio y la convocatoria no ocurrió, aunque la inflación continúa a un ritmo del 7,3% mensual en la primera quincena, según Ecolatina, y el rubro Alimentos y Bebidas avanzó 7,7% promedio en las últimas cuatro semanas, según LCG.

¿Se frena la economía? La industria y el consumo ya encienden señales de alerta

Dólar, insumos y freno de la actividad: el mensaje con el que Massa intentó llevar calma a la industria

Fuentes oficiales, empresarias y gremiales coincidieron en que la convocatoria prometida sigue verde. La cúpula de la UIA recibió este jueves a Massa y al Secretario de Industria, José De Mendiguren. Además del reclamo por las importaciones, la entidad que preside Daniel Funes de Rioja manifestó su rechazo a un aumento general de salarios por decreto.

Como los grandes gremios de la CGT, la UIA busca resolver la puja distributiva sector por sector, con reapertura de paritarias. "La CGT y la UIA quieren paritarias, creo que es lo mejor. Cada sector sabe a quién le aprieta el zapato y cuál puede dar algo más, ese es el criterio", dijo de Mendiguren a El Cronista. La cúpula de la CGT no se opondrá a un eventual decreto de aumento general, pero tampoco lo impulsará, dijeron a este medio.

Reuniones sectoriales

La Secretaría de Comercio se concentra en mantener reuniones sectoriales con las cámaras empresarias para dosificar los reclamos por más importaciones y esbozar acuerdos de precios, como el que se anunció este jueves con un puñado de marcas de indumentaria para congelar el precio de la ropa, rubro que subió 109% anual en agosto.

En paralelo, el equipo de Matías Tombolini negocia con las grandes firmas de consumo masivo la nueva edición de Precios Cuidados, con una lista más acotada y mayor participación de primeras marcas. Hasta ahora, según fuentes del sector privado, hubo propuestas y contrapropuestas, pero sin definiciones sobre el impacto de sumar esas primeras marcas (con precios de lista hasta 50% por encima de los del programa) y la frecuencia y el ritmo de actualización.

"Cortenlá"

Según de Mendiguren, el esfuerzo de este primer mes y medio de gestión estuvo en la recomposición de reservas. "El escenario de hace un mes, con pronóstico de devaluación y default de la deuda en pesos, sin reservas, no había ninguna posibilidad de charla" sobre precios y salarios, dijo. Ahora, el Gobierno busca encarar las conversaciones con desde otra fortaleza: "Si todo eso se despejó, si esas expectativas no se cumplieron, bueno, hermano, cortenlá", les reclamó a los empresarios, en referencia a las remarcaciones.

de Mendiguren, como Massa, le reclamó a la UIA más responsabilidad.

Fue el concepto que transmitió Massa luego de la reunión con la UIA: "Tenemos que trabajar juntos, pero eso implica responsabilidad de todos. No puede haber situaciones que paren la producción de nuestras empresas ni abusos de aquellos empresarios que reciben beneficios del Estado", dijo.

Empleo, precios, salarios y pobreza

El Gobierno destacó el dato de empleo del segundo semestre, con una fuerte baja en la desocupación, aunque con un rebote del empleo informal a niveles récord. Para de Mendiguren, es señal de que la actividad sigue fuerte.

Este miércoles, el Indec difundirá el dato de pobreza del primer semestre. Especialistas la ubican en torno al 37%. En la primera mitad del año, los salarios formales le ganaron a la inflación. El desfasaje comenzó en abril, pero se aceleró desde el 7,4% de inflación de julio. Según el informe de Distribución del Ingreso del Indec, el 50% de los hogares vivía con hasta $97.000 por mes, mientras que la Canasta Básica Total valía $104.216 en junio.

En ese periodo, recuerda la consultora MAP, los salarios aumentaron 1,2% en términos reales, pero con fuertes disparidades. El sector privado formal recuperó 1,6%, el empleo público (que venía más rezagado), 5,2% y los salarios informales (38% del empleo), cayeron 6,3% real.

Ante eso, el Gobierno aumentó Asignaciones Familiares y prepara el bono a personas en extrema vulnerabilidad, con parte de la recaudación adicional por "dólar soja". Eso, más paritarias, parece ser la fórmula ante una inflación que no baja del 7% mensual. Si una parte del massismo propone un plan de shock, la necesidad de arrancar con una devaluación o un desdoblamiento formal provoca rechazos del ala cristinista y del presidente Alberto Fernández.

Diálogo interesectorial

Por ahora, la convocatoria intersectorial viene por otro lado. El Consejo Económico y Social que encabeza Mercedes Marco del Pont reunió a empresarios, sindicalistas y académicos para "expresar su preocupación por los efectos dañinos para la convivencia social y política que tienen las crecientes manifestaciones de intolerancia y violencia", luego del atentado contra la vicepresidenta Cristina Fernández. 

Fue un primer gesto de acuerdo mínimo, ante la tibia reacción de los partidos políticos. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios