Tras el Olivosgate, Cristina se enfoca en el conurbano y Alberto sale de gira por el interior

Mientras el kirchnerismo refuerza su actividad electoral en el principal distrito, el Presidente visitará San Juan, Catamarca y La Pampa. En la Casa Rosada confían que el escándalo del cumpleaños de la primera dama no los afectará en las urnas: ¿Por qué?

"Divide y reinarás" podría ser la nueva estrategia del Frente de Todos. O también "tomar distancia de los problemas" pero no: aún antes del Olivosgate se sabía que, como en 2019, mientras Cristina Fernández de Kirchner concentraría sus esfuerzos en el conurbano bonaerense, Alberto Fernández se movería por el interior del país.

En la tercera semana antes de las PASO del 12S, el Presidente desembarcará el  lunes en San Juan, el miércoles estará en Catamarca y el viernes cerrará en La Pampa. Junto al gobernador Sergio Uñac, que oficiará hoy de anfitrión, el mandatario recorrerá una fábrica textil y un barrio de viviendas. Industria y obra pública, los dos pilares que marcarán la agenda de la campaña todista en pandemia.

"No se guarda", avisan cerca de la Vicepresidenta después de una semana en la que, récord desde que se amigaron en 2019, compartieron escenario ambos Fernández dos veces en apenas 24 horas. 

Después del plenario del FdT en La Plata, con bajada de línea interna y "consejos" al Presidente, que sellaron su aparición como una especie de intervención, la ex mandataria volverá a protagonizar un acto. Hermetismo y misterio mediante, dos características K, no adelantan cuándo ni dónde. Se descuenta, claro, que será en la provincia de Buenos Aires, cuna de su Unidad Ciudadana y donde Máximo Kirchner aspira a comandar su peronismo.

Con la Vicepresidenta sin agenda confirmada, fue su hijo, el líder camporista, quien armó un tándem con Sergio Massa para iniciar un tour bonaerense para la presentación de sus precandidatos; Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollán.

Comenzó el sábado en Tres de Febrero y continuará. "Maxi, Sergio y Axel (Kicillof) se moverán por todos lados", prometen en el kirchnerismo. Es este tridente, precisamente, el que tiene mayor proyección hacia 2023. No sólo desde el punto de vista personal: el camporismo disputará el sillón de los alcaldes PJ, después de allanar el camino a través de los Consejos Deliberantes.

Máximo Kirchner en una recorrida en Tres de Febrero este fin de semana

A contramano del mensaje de algunos encuestadores, en la Casa Rosada no creen que el cumpleaños clandestino de la primera dama, Fabiola Yáñez, en julio de 2020, tenga un impacto en las urnas. El argumento parte de un supuesto que debería preocupar tanto o más que la foto que reveló el escándalo: la crisis impacta sobre la imagen presidencial pero no sobre un Gobierno que, en palabras de Cristina Kirchner, sólo atajó penales.

En otras palabras, los "desencantados" de 2019, que apostaron por una mejor economía que la macrista, ya habían abandonado el electorado todista antes de la polémica. Por eso la irrupción de la Vicepresidenta en la campaña serviría para reforzar el núcleo duro del oficialismo. Santiago Cafiero, jefe de Gabinete y también de campaña, suele repetir que ganarán porque sus leales son más que los de Juntos por el Cambio. Sin "ancha avenida del medio", según esta tesis, la elección se polarizará y se impondrá quien tenga más condicionales. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios