SURTIDORES

Combustibles: se viene un fuerte aumento de nafta y gasoil en octubre

Por una suba de impuestos, las petroleras trasladarán sus mayores costos, además de que buscan recomponer márgenes de rentabilidad. La decisión depende del visto bueno de Economía y Presidencia. Cuánto es el aumento.

El Gobierno confirmó que actualizará a nivel nacional los impuestos a los combustibles desde mañana, después de tenerlos congelados durante casi un año y medio. De esa forma, habrá aumentos en octubre en los precios del gasoil y la nafta.

Según calculó Energy Consilium, dirigida por el ex ministro Juan José Aranguren, la suba será de $ 4,90 por litro en la nafta y de $ 3,20 en el gasoil, que para el caso de YPF en la Ciudad de Buenos Aires consiste en un impacto de entre 1,7% y 3,7%, de acuerdo a la variedad del combustible.

La fuga de gas en el Nord Stream ¿fue un acto terrorista?

El viceministro de Economía explicó cómo bajar la inflación

Pero además, las refinadoras buscarán recomponer márgenes de rentabilidad para mantener sus ingresos en terreno positivo, ecuación que sirve en el caso de las empresas integradas (YPF y PAE - Axion Energy) para financiar sus millonarios proyectos de inversión aguas arriba de la cadena, en Vaca Muerta (Cuenca Neuquina) y en Chubut (Golfo San Jorge).

Según un encumbrado ejecutivo del sector, las compañías quieren aplicar un aumento del 14% por encima de la suba de los impuestos. La decisión final corresponderá a YPF, ya que arrastra al resto por su participación del mercado de entre 55% y 60% de las ventas en estaciones de servicio. Se estima que el alza será menor, aunque podría rondar el 10% a 12%.

Fuentes de la industria marcaron que "el precio por litro de la nafta súper en YPF aumentó 45,5% en lo que va del año, frente a una inflación acumulada hasta agosto de 56,4%" y que en septiembre podría llegar al 65%, o sea cerca de 20 puntos porcentuales menos.

"Además, el Estado le dio a los productores de bioetanol, el biocombustible que se mezcla con la nafta, un incremento de 58,6%", subrayan.

En lo que va del año, los precios de los combustibles corrieron por debajo de la inflación, el dólar, el biodiésel y el bioetanol

La actualización propia de los impuestos es de 25,3% y se corresponde con la inflación del primer semestre del año pasado.

En enero de 2023, según lo establecido en el Decreto 561/2022, el Estado nacional sumará a su recaudación la evolución de los precios de la segunda mitad de 2021 y los tres primeros trimestres del corriente ejercicio, lo que agregaría unos $ 24 más al litro de nafta y $ 17 más al gasoil, a menos que se cambie el método de actualización o se postergue una parte de la aplicación.

Recaudación de impuestos

"Los ingresos estimados por los Impuestos sobre los Combustibles y al Dióxido de Carbono ascienden a $ 757.911,6 millones, creciendo 86,6% respecto de 2022. La variación se explica, principalmente, por las actualizaciones de las sumas fijas para determinar el impuesto y por las estimaciones de mayores litros vendidos. El monto de este impuesto equivale a 0,5% del Producto Interno Bruto (PIB) y es levemente superior a lo que se espera recaudar por el Impuesto a los Bienes Personales y similar a la expectativa de recaudación de Impuestos Internos Coparticipados", destacó Energy Consilium.

Los impuestos a los combustibles recaudaron en los primeros ocho meses de 2022 un total de $ 258.695 millones, un 21,6% más que en el mismo período del año anterior en términos corrientes; es decir, una enorme pérdida real, según reconoce la propia Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

En este año y medio, el Estado se perdió de recaudar el equivalente a unos 1800 millones de dólares por postergar actualizaciones de impuestos, analizó Nicolás Arceo en un informe que preparó Economía & Energía.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.