Conflicto por la carne

Un funcionario de Kicillof, duro con el campo: "Hay algunos sectores que están dispuestos a dialogar y otros no"

Javier Rodríguez, el ministro de Desarrollo Agrario del gobernador Axel Kicillof, aseguró que no prosperaron varias instancias entre el Gobierno y el agro. Afirmó que en buena parte de la oposición "se ve más una motivación política".

Javier Rodríguez, ministro de Desarrollo Agrario de la provincia de Buenos Aires, entiende que el propio campo es el gran responsable de que durante el último mes las exportaciones de carne hayan estado suspendidas, al menos en su gran mayoría.

"La pandemia afectó a todo el mundo y está claro que afectó fuerte a la actividad económica y el empleo. Pero en el sector agropecuario y de la producción de alimentos en particular, no se vio la caída de producción que sí se dio en otros sectores. Primero porque la actividad nunca cerró, y segundo porque la demanda se sostuvo de la mano de programas como el IFE y el ATP", sostuvo el funcionario en diálogo con El Cronista.

- Sin embargo, justamente la relación con el sector alimenticio hoy no es la mejor, y hasta del propio Gobierno se lo apunta como uno de los grandes culpables de la inflación. ¿Era esperable que se llegara a esta situación?

- El alimenticio es un sector que está muy dispuesto a mostrar el potencial que tiene. La manera de abordar la inflación es por cadenas porque se dan situaciones diferentes. Esa es la mirada del Gobierno nacional, porque se dan cuestiones como el tipo de cambio o internacionales, a lo que le debemos sumar concentraciones en el interior de la cadena. Todo esto genera que haya variaciones de precios. Combatir la inflación pasa por atacar estos puntos.

- ¿El campo comparte esta mirada? Hasta ahora no lograron una buena sintonía como para consensuar ideas.

- Hay sectores y representaciones de los productores que tienen una mirada diferente. Desde la Provincia hablamos con todos. Yo recorro mucho el interior y hablo con muchos productores. Hay distintas miradas. Muchos comprenden la situación de crisis y la importancia de bajar la inflación y la baja de precios. Pero también vemos que algunos representantes de los productores dicen de forma pública algo similar, pero después cuando se habla de ciertas medidas, protestan. En todos los temas se puede llegar a un entendimiento en cuanto a lograr que los precios no suban tanto, y que por lo tanto contribuyan a reducir la inflación. Pero hay que entender que no hay una solución mágica.

- ¿Ve tal vez una motivación más política que económica?

- Vemos que hay sectores políticos que tienen esta postura desde hace ya un tiempo. No es algo que llame la atención ahora, simplemente porque es algo que venimos viendo. Mantienen un cuestionamiento al Gobierno nacional, se haga lo que se haga. Tienen un posicionamiento político antes que cualquier otra cosa. En general, nos encontramos con una oposición que criticó a Nación y Provincia por los motivos más diversos. No se acepta ningún tipo de medida que tome el Gobierno, más allá de su contenido. Hubiera deseado que en un contexto de pandemia tan complejo como este hubiera una oposición más dispuesta a trabajar de forma conjunta. Lamentablemente esto también se ve en el campo; es parte de lo mismo.

- ¿Por qué dice que al campo en este mismo camino?

- Porque algunos caen en estas posiciones; no hay dudas de esto, es palpable. Hay una mesa de negociaciones que intenta encontrar la mejor solución a determinados problemas que se presentan. Pero otros no buscan lo mismo. Algunos sectores están dispuestos a dialogar y otros no.

- Es decir que dentro de la dirigencia del campo ve sectores dialoguistas y otros rupturistas

- Es evidente. Se está viendo mucho esto.

- ¿Medidas como la suspensión de las exportaciones de carnes realmente pueden solucionar un tema como el alza de precios?

- Se trató de una medida transitoria, y no para el 100% de los casos ya que se mantuvieron habilitadas las exportaciones de las diferentes cuotas. Lo que se planteó en su momento fue que, en estos 30 días el objetivo era abrir una mesa de negociación para construir las herramientas que permitan reducir la suba de precios y aumentar la producción.

- ¿Si el campo tal ves hubiera tenido una actitud o hubiera implementado propuestas más cercanas al pensamiento del Gobierno el recorte a las exportaciones se podría haber evitado?

- Es que esta historia ya de hacía algunos meses, no es nueva, Pero resulta que cuando apareció la medida de suspender las exportaciones, muchos se hicieron los sorprendidos. Todo esto tenía un antecedente. No salió de la nada. Hubo varias instancias de diálogo en los últimos tiempos, pero lamentablemente no prosperaron. Se trató de una medida necesaria justamente para poder concretar esa mesa. Si el sector hubiera prestado atención a aquellas instancias de diálogo, sin dudas se podría haber llegado a otra situación y hoy no estaríamos frente a esta medida.

- ¿El tema retenciones está bajo análisis?

- Hoy no es un tema que esté en debate. Se encuentra vigente la ley que marca los distintos parámetros según las actividades.

- ¿Cree que el año electoral complicó todo? ¿Sin elecciones el nivel de conflictividad hubiera sido menor?

- La oposición en medio de la pandemia se lanzó a ser campaña. Sin dudas que afectó.

- Los frigoríficos sostienen que el recorte de las exportaciones que se anunciará, abrirá la posibilidad de que deban achicar el personal y que se podrían generar cierres. ¿Le preocupa?

Sinceramente no veo que esto pueda ocurrir. Lo entiendo más como un argumento para negociar que algo que tenga un asidero real.


Tags relacionados

Comentarios

  • CG

    Carlos Giusti

    21/06/21

    Como no se preguntan la razón? Todo lo que hacen lo hacen mal, consecuencia no tendrán nunca el aval de nadie no solo del campo.

    0
    0
    Responder