Primer semestreExclusivo Members

Caputo no baja el dólar blend y la exportación de granos no alcanzará una marca clave

El viernes pasado el ministro de Economía, Luis Caputo, reiteró que no se analiza la modificación del esquema actual conocido como 80/20. Los exportadores reclaman que se pague al dólar de mercado y llegan menos divisas.

El campo no quiere cortar la relación con el Gobierno pero al mismo tiempo hay una situación que no deja de tensar cada vez más la situación. El ministro de Economía, Luis Caputo, volvió a dejar en claro el viernes pasado que el esquema para la exportación de granos conocido como 80/20 o "dólar blend", es el que seguirá rigiendo y, si bien era algo ya sabido, la sola mención del tema no pasa desapercibida para el agro.

Es que tanto productores como exportadores entienden que se tiene que terminar con este formato y, como máxima, reclaman no solo que "se pague al dólar de mercado, como cualquier otra exportación", sino que además pretenden que se eliminen las retenciones, tal como se había dejado entrever durante la campaña presidencial de Javier Milei.

Esto no solo no ocurre, sino que además no hay perspectivas de que algo cambie en el mediano plazo. Todo esto generará que el primer semestre de 2024 termine con una liquidación de exportaciones de granos por debajo de los u$s 10.000 millones. Según los últimos relevamientos oficiales, hasta mayo se habían sumado ingresos por u$s 9.046 millones, y apenas u$s 2.612 millones por junio.

Si se toman en cuenta los datos del mes pasado, se dio una mejora de 37% contra abril, aunque una baja en la misma proporción en la comparación interanual, con el dólar soja de por medio, una de las medidas paliativas que reclama el campo.

En el medio, las perspectivas de ingresos de dólares para 2024 siguen a la baja y ya se espera que, sin cambios en las políticas, el año cierre en torno de los u$s 25.000 millones, demasiado lejos de los u$s 40.000 millones de 2022 -año sin sequía, como el actual-, aunque también muy inferior a los u$s 35.000 millones de 2023, cuando la falta de lluvias pegó fuerte en las exportaciones.

La postura del campo en este contexto tiene una doble mirada. Por un lado, se mantiene firme en que si no se atienden los pedidos nada hará cambiar la postura actual en cuanto a la disponibilidad exportadora. "Es una cuestión de rentabilidad. No podemos permitir que nos obliguen a vender algo a un precio inferior al que corresponde. Entendemos la problemática macro a la que debe hacer frente el Gobierno, pero no por eso vamos a terminar regalando nuestra producción", apuntan los productores.

Al mismo tiempo, del otro lado hay también una postura menos rupturista por parte del agro. El sector salió a apoyar el nuevo llamado a un pacto nacional -caído en del 25 de mayo, ahora el 9 de julio-, y sostuvo que en caso de ser convocados estarán presentes en ese acto.

Además, el campo reconoce que hubo medidas que mejoraron la situación del sector, como la quita de cepos a las exportaciones de carnes y la quita de retenciones a economías regionales, entre otros.

"El diálogo no está roto; sería una locura decir esto. El problema es que la respuesta es la misma siempre y las soluciones no llegan", explican desde el campo. La política de los productores seguirá siendo exactamente la misma que hasta ahora: "Solo se venderá lo que sea necesario para comprar insumos o cuestiones que tengan que ver con la necesidad de no frenar la producción", afirman referentes del campo.

El aletargamiento de la liquidación de exportaciones de granos no deja de hacer ruido en el Gobierno, que tiene la llave para mover la rueda, sobre todo si se tiene en cuenta el nivel de ingreso de reservas.

En la última jornada hábil de la semana pasada (el miércoles), el Banco Central registró un saldo negativo de u$s 156 millones tras su participación en el mercado cambiario. De esta manera, las compras netas de reservas acumuladas se redujeron a u$s 25 millones en lo que va de este mes y u$s 17.271 millones desde el cambio de Gobierno.

La continuidad del dólar blend tuvo un contrapunto con el Fondo Monetario Internacional, que recalcó en su último staff report que las autoridades argentinas "siguen comprometidas a desmantelar todas las restricciones cambiarias, comenzando con las medidas más distorsivas, incluida la eliminación del esquema de exportación preferencial 80/20". "No hay conflicto con el Fondo sobre este punto", dijo Caputo por lo que no es un esquema que esté en revisión.

Temas relacionados
Más noticias de Reservas

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.