Ante los senadores

Cannabis medicinal: los detalles del proyecto en el que Kulfas ve "una ventana de oportunidad"

En un plenario de comisiones, el ministro de Desarrollo Productivo presentó el marco regulatorio para el desarrollo de la industria que, según los cálculos más "conservadores" podría generar 10.000 nuevos empleos; u$s 500 millones en ventas al mercado interno anuales y u$s 50 millones de exportación anuales.

El Senado puso en marcha esta tarde el tratamiento del marco regulatorio para el desarrollo de la industria del cannabis medicinal y el cáñamo industrial, impulsado por el Poder Ejecutivo, y apunta a emitir dictamen el lunes. Se trata de la iniciativa que establece los mecanismos para regular la actividad, fomentar el desarrollo de la cadena productiva y promover el desempeño de las cooperativas del sector y de las pymes. El ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas defendió la iniciativa ante un plenario de comisiones, y destacó que se trata de "un mercado global emergente y una ventana de oportunidad para la Argentina". 

Con el ojo puesto en escalar la producción de cannabis medicinal y el cáñamo industrial, Kulfas presentó los principales lineamientos de la iniciativa ante las comisiones de Agricultura, Ganadería y Pesca; Presupuesto y Hacienda; Seguridad Interior y Narcotráfico. Según destacó durante su exposición: "La industria del cannabis es una industria que, en su conjunto, genera muchos encadenamientos productivos de alto valor agregado". Además, según detalló: "Hay más de 200 bienes y servicios vinculados a esta cadena: desde semillas y automatización hasta productos medicinales".

De acuerdo a los datos que arrojó el funcionario, "se trata de una actividad intensiva en empleo y conocimiento". En este sentido, subrayó que el 20% de los puestos de trabajo que genera el sector está dedicado a la investigación, desarrollo, control de calidad e ingeniería de procesos

Según "cálculos conservadores" que hicieron desde el ministerio que lidera Kulfas, se trata de un rubro que al 2025, en la Argentina, podría generar 10.000 nuevos empleos; u$s 500 millones en ventas al mercado interno anuales y u$s 50 millones de exportación anuales. "Si después es mayor, mejor para todos", acotó.

En tanto, el funcionario destacó que la Argentina tiene una serie de ventajas para "ser un líder global" del rubro, entre otros motivos por ser un país líder en producción agropecuaria; cuenta con el INTI e INTA, dos instituciones tecnoproductivas y posee un entramado de laboratorios públicos y privados

Asimismo, Kulfas remarcó que a nivel provincial ya existen 22 iniciativas vinculadas al cannabis mientras que a nivel municipal ese número asciende a 80. "Claramente, hay un interés en todo el país, lo que necesitamos es un marco legal que ordene y promueva", concluyó el funcionario.

"Este proyecto de ley apunta a legalizar la producción y desarrollo de la cadena de cannabis y cáñamo, con una visión productiva, sujeto a regulaciones", sintetizó Kulfas al presentar los principales lineamientos del proyecto que impulsa el Ejecutivo. 

Es que, según argumentó, "la legislación actual permitió que la producción de cannabis medicinal avance, pero en baja escala, por estar limitada a fines experimentales y no productivos". En sentido, el ministro explicó que la regulación apunta a "evitar desvíos al mercado ilegal, y poder garantizar la trazabilidad de procesos y productos".

En este sentido, el ministro de Desarrollo Productivo destacó que una adecuada trazabilidad permitirá que la Argentina "se posicione con una marca país asociada a la máxima calidad de producto, valorizando sus exportaciones".

"Este sector del cáñamo va a crear empleos de calidad, va a generar exportaciones, conocimientos, investigación y desarrollo vinculado a la cadena productiva y la posibilidad de reconvertir sectores, como el sector tabacalero", añadió Kulfas en otro tramo de su exposición.

El funcionario también recalcó que el planteo del Ejecutivo, que está plasmado en el espíritu de la ley, "es que haya prioridad para pymes, cooperativas y microemprendimientos, que la del cannabis sea una industria que nazca desconcentrada".

Hacia el final de la exposición, el senador Adolfo Rodríguez Saá, presidente de Agricultura, Ganadería y Pesca anticipó que el objetivo es llevar adelante dos plenarios de comisiones, con la presencia de expositores. Una este viernes y la otra el lunes, en la que, anticipó Rodríguez Saá, buscarán emitir dictamen

Principales lineamientos

A grandes rasgos, la iniciativa busca regular la cadena de producción y comercialización de la planta de cannabis, sus semillas y sus productos derivados afectados al uso medicinal, "incluyendo la investigación científica, y al uso industrial, promoviendo así el desarrollo nacional de la cadena productiva sectorial".

Entre otros ítems, el proyecto impulsa la creación de la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal (Ariccame), bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Productivo.

Este organismo tendrá la función de regular la importación, exportación, cultivo, producción industrial, fabricación, comercialización y adquisición, por cualquier título de semillas de la planta de cannabis, del cannabis y de sus productos derivados con fines medicinales o industriales.

De acuerdo al texto, el organismo se abocará a "todo lo referente al registro, control y trazabilidad de semillas, insumos críticos y productos derivados del cannabis".

En tanto, la agencia será la responsable de expedir las autorizaciones administrativas que permitan la importación, exportación, cultivo, producción industrial, fabricación, comercialización y adquisición, por cualquier título de semillas de la planta de cannabis, del cannabis y de sus productos derivados con fines medicinales o industriales.

De acuerdo a la letra chica del proyecto, "las personas humanas o jurídicas cuyas actividades se encuentren comprendidas en la presente ley no podrán iniciar sus actividades sin contar con la previa autorización de la referida Agencia".

Por otra parte, la ley deberá promover "acciones específicas de coordinación que involucren al Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes)". Al tiempo que establece que el incumplimiento de lo dispuesto en la ley tendrá sanciones de apercibimiento, multa (cuyo monto será definida de acuerdo a la gravedad de la infracción) y la suspensión de la autorización para desarrollar la actividad, entre otras.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios