ENTREVISTA EXCLUSIVA

Alberto Fernández: "Biden no me reprochó nada y fue generoso conmigo"

El Presidente contó detalles de su cena con el anfitrión de la Cumbre de las Américas. Habló del acuerdo con el FMI y el shock en los mercados. Descarta por ahora nuevos cambios en el gabinete.

Antes de encarar el último día de deliberaciones en la Cumbre de las Américas, y luego de pronunciar un encendido discurso con críticas a los Estados Unidos, Alberto Fernández concedió una entrevista a los medios que siguen la gira y en ese contexto brindó detalles de la recepción que compartió el jueves por la noche con el anfitrión, Joe Biden, a metros de las playas californianas, en Malibú. El Presidente sostuvo: "Biden no me reprochó nada, y fue generoso conmigo".

"A la noche tuve un intercambio de palabras buenas con el presidente Biden para seguir viendo cómo seguir y avanzar en los temas que nos ocupan, y vamos a seguir trabajando", dijo a los periodistas, minutos antes de partir a una reunión con el gobernador del California, seguida de un encuentro con el presidente de Chile.

En el Gobierno niegan que el discurso de Alberto Fernández pueda afectar la relación con Estados Unidos

A 9000 kilómetros de la Casa Rosada, Fernández no puede desentenderse de la coyuntura local. En una jornada aciaga por la caída de los bonos y la disparada del Riesgo País, el primer mandatario estuvo en comunicación constante con el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, y el ministro de Economía, Martín Guzmán. Reconoció que se atraviesa un momento "tormentoso". 

Fernández descartó que la situación pueda empeorar en la plaza bursátil. "Hemos decidimos estar cerca del tema para monitorearlo, para intervenir si es necesario", dijo a El Cronista

Presidente,  ¿usted consensuó con mandatarios como Iván Duque y Jaír Bolsonaro el tono del discurso que pronunció en nombre de la Celac? 

La Celac es una organización donde quien ejerce la presidencia tiene la voz. Ayer solo recibí palabras de apoyo. La Argentina tiene la presidencia pro tempore y los discursos de la presidencia, son discursos propios. Si no, serían documentos.

¿Qué impacto cree que puede tener en los Estados Unidos este discurso?   

Antes de venir a la Cumbre tuve demasiadas charlas con funcionarios del gobierno de los Estados Unidos. Sabían lo que yo iba a decir. Fue una posición muy honesta de mi parte. Ellos sabían lo que quería transmitir en la Cumbre y no hubo ningún tipo de sobresalto porque, en verdad, como dije en mi mensaje, no vine a poner más muros. Anoche, en la recepción ofrecida por Biden, nos cruzamos unas palabras, pero de ningún hubo un reproche, todo lo contrario. Fue muy generoso conmigo.

El Gobierno pidió a Estados Unidos fondos del FMI y recibió una alentadora respuesta

El FMI aprobó la primera revisión del programa, y se habla de posibles modificaciones en las metas trimestrales. ¿Qué balance hace? ¿Es posible una reasignación de partidas para mayor gasto social en un momento tan sensible para muchos?

Nosotros no estamos pensando en acotar ningún tipo de gasto en materia social. En la Argentina hay un ritmo de crecimiento realmente muy importante. No tenemos intención que ese ritmo de crecimiento, este tren, se desacelere. Estamos monitoreando día a día, sabiendo que el crecimiento demanda dólares para los insumos y que, a pesar de que las exportaciones crecen mucho, por momentos se vuelve insuficiente para la cantidad de dólares. Es un tema que iremos corrigiendo poco a poco. 

El Fondo ya ha dicho que es necesario recalibrar todo [el programa] por la por la inflación que se ha generado en los alimentos. Es un tema de preocupación en el mundo y por lo tanto, cualquier acción de recalibración que tengamos que hacer sobre lo que hemos programado tiene más que ver con una iniciativa del Fondo, que nosotros compartimos.

El presidente Alberto Fernández junto a su par estadounidense Joe Biden en la Cumbre de las Américas.

Esta semana los bonos privados se derrumbaron y el riesgo país está en franca subida. ¿A qué atribuye esta reacción negativa de los mercados, justo después de aprobarse la primera revisión del FMI? ¿Están el Banco Central y Economía tomando cartas en el asunto?

Ayer [por el jueves] hablé con Miguel Pesce y Martín Guzmán. Nosotros esperábamos que sobre esta época del año esto pudiera pasar, porque muchas empresas se desprenden de títulos para cumplir con obligaciones. Creo que la cosa se va a ir ordenando. Hemos decidimos estar cerca del tema para monitorearlo, para intervenir si es necesario. No creo que tengamos mucho más que eso por ahora.

Hubo esta semana un cambio de gabinete con la salida de Kulfas, que tuvo que ir a Comodoro Py para declarar [por el supuesto direccionamiento de la obra pública]. Hay aliados suyos que piden un repensar el Gobierno...

Matías Kulfas fue un gran ministro que cometió un error, y un error que yo no voy a aceptar, que es que se hable mal de otro. Debo confesar que detesto a los que hablan en off. Es mejor hablar francamente.

A nosotros nos queda un año y medio, en el que nos tocará actuar en otro mundo completamente distinto. Los argentinos y la prensa, particularmente, está demasiado encerrada en lo local, y no ven la dimensión del cambio que se está produciendo en el mundo. Si caemos en la catarata de la crisis global, nos va a costar mucho levantarnos. Yo quisiera que nosotros ordenemos el contexto internacional para que los daños no se profundizan. En eso estamos trabajando, con un diseño nuestro, pero sabiendo que no está en nuestras manos resolverlo. Por eso le he prestado tanta atención al tema internacional y me he involucrado personalmente. Buscamos llamar la atención y reclamar que nuestra voz caiga en un momento muy crítico de la humanidad. 

Presidente, acerca de su su relación con la vicepresidenta: en una semana muy particular, con recambio en el gabinete y reencuentro, ¿pudieron hablar de temas como el proyecto de renta inesperada?

El proyecto de renta inesperada es algo que ya veníamos preparado con Martín [Guzmán] desde el día que anunciamos los bonos para los sectores más postergados. Era una decisión que yo ya había tomado elevar el texto al Congreso. Ahora el Congreso lo analizará y se verá. El presidente soy yo y tengo un rol institucional; la vicepresidenta es ella, y ocupa un rol institucional. Yo siento que hablamos cuando hace falta que hablemos.

¿Cómo fue su primer encuentro de trabajo con Jaír Bolsonaro?

El presidente Bolsonaro me vio en el hall de entrada antes de pasar a la reunión; estábamos haciendo tiempo para pasar a la reunión, y se acercó muy amablemente. Me saludó, hablamos un ratito de fútbol, y después me contó su preocupación por el tema energético, sobre de qué modo podemos trabajar en la integración energética. 


Alberto Fernández y Jaír Bolsonaro, a solas: discutieron negocios con el gas y alimentos

Yo le dije que las posibilidades eran muy concretas, y le expliqué el estado en que estamos con el Gasoducto [Néstor Kirchner], si logramos lo que tenemos planeado -y espero que lo podamos cumplir- el gasoducto de Vaca Muerta va a poder enviar mucho gas a Brasil. Quedamos en seguir hablando. Honestamente, es la primera vez que hablo más de dos minutos con el presidente Bolsonaro.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.