A un año de llegar a Brasil, Scioli y Bolsonaro hablaron de mejorar la relación en el Mercosur

El embajador visitó al Presidente del vecino país. Entre bromas por la Copa América y los Juegos Olímpicos, renovó la intención de mejorar el vínculo bilateral y apuntalar nuevamente el comercio.

Con fe, con esperanza, con optimismo, como suele decir Daniel Scioli, la relación bilateral con Brasil va saliendo de un pantano, del momento más crítico de los últimos 30 años, al decir del embajador argentino en el vecino país, que tuvo la ocasión de reencontrarse con Jaír Bolsonaro para repasar la agenda bilateral y buscar una señal de distensión en la agenda política y económica.

El exgobernador bonaerense, llegado a Brasil en plena pandemia, fue recibido por Bolsonaro en el Palacio del Planalto con motivo de su primer aniversario en la sede diplomática, en un día caliente por el debate que la Cámara de Diputados daba para derogar el voto electrónico ante denuncias de supuesto fraude blandidas por el presidente, y la celebración de un desfile militar en plena caída de la imagen del excapitán del Ejército.

El embajador en Brasil llevó a la reunión con el mandatario un temario sustancialmente económico, que pasa por mostrar predisposición a los reclamos que la administración de Bolsonaro venía arrojando sobre la Argentina por las trabas a las importaciones.

Scioli aseguró a Bolsonaro que las barreras al comercio, particularmente en el agro, están siendo removidas. Según los números que llevó hasta el Planalto, el comercio bilateral volvió a tomar fuerza, con exportaciones argentinas hacia Brasil subiendo 62,7% interanual en julio, al sumar u$s 915 millones -el séptimo incremento consecutivo- y las importaciones desde aquel destino en u$s 1081 millones, subiendo más del 54% respecto a un año atrás

De dónde vienen los dólares que compensan el rojo comercial con China y Brasil

Del mismo modo, Scioli trajo a colación la voluntad de Argentina de cooperar con Brasil en el Mercosur, siendo que esta semana se lanzó formalmente la agenda de trabajo

Aunque ahora es trabajo de los negociadores encontrar puntos de acuerdo, en el Gobierno están confiados en desactivar los cruces que se dieron en el último encuentro (virtual) de los presidentes. Sucede que Brasil quiere una rebaja sustancial del Arancel Externo Común (AEC), que grava las importaciones, mientras la Argentina resiste y pide protección para los sectores productivos. 

Entre dos amantes del deporte, la charla inevitablemente derivó a los temas de actualidad. "No vine a celebrar el triunfo de la Copa América", avisó el embajador, según pudo saber este diario por fuentes del encuentro. Como contrapartida, el argentino destacó el creciminento de Brasil en el medallero de los Juegos Olímpicos de Tokio.

Con todo, la relación personal entre los jefes de Estado lejos está de ser satisfactoria. Alberto Fernández y Jaír Bolsonaro no han tenido al momento un encuentro cara a cara, y hay quienes opinan en el Gobierno que el argentino está negado a tener una fotografía personal con el exmilitar, debido a la amistad que lo une con el expresidente y principal dirigente opositor, Luiz Inácio "Lula" Da Silva.

Brasil pone primera a su agenda liberal en el Mercosur pero halla resistencia argentina

Tags relacionados

Compartí tus comentarios