La moratoria previsional impactará negativamente sobre PAMI

Luego de la reciente aprobación de la moratoria previsional, muchos alertaron, con razón, sobre sus graves consecuencias fiscales y en las futuras jubilaciones. Pero además, la nueva ley, repercutirá en forma negativa sobre el INSSJP-PAMI afectando su estabilidad financiera y su capacidad para afrontar las prestaciones de salud de sus afiliados.

Actualmente el INSSJP tiene cinco millones de beneficiarios. Se estima que con la moratoria se jubilarán 800.000 personas extras durante los próximos doce meses. La mayoría de esos jubilados ingresará al PAMI, incrementando sus afiliados un quince por ciento ¿Y los fondos para financiar ese incremento?

Se aprobó la moratoria previsional: cómo votó cada espacio y qué impacto tendrá

El PAMI se financia con los aportes y contribuciones que realizamos los trabajadores activos y empleadores y con los aportes de los jubilados y pensionados. A estas fuentes de financiación se les agregó, en el año 2019, el impuesto PAIS.

Analizando el presupuesto del PAMI para 2023 ($1.439.691.800.000) encontramos que el 62% de la financiación proviene del aporte que hacemos los activos, mientras que cerca del 23% es lo aportado por los pasivos.

En síntesis, lo aportado por los activos es la principal fuente de financiación y casi triplica el aporte de los jubilados. Así se evidencia el grave impacto de la moratoria, porque aumentará el número de beneficiarios, pero la principal fuente de ingresos -los aportes de activos- se mantendrá inalterada.

Ley de moratoria previsional: quiénes se van a poder jubilar a partir de ahora

Esto se agrava, por cuanto el impuesto PAIS, que aporta al PAMI el 8% de su presupuesto, finaliza en diciembre 2024, pudiendo ser derogado antes, si cambia la política cambiaria. Gracias a este impuesto, PAMI aumentó, también, sus colocaciones financieras, cuyos rendimientos aportan otro 8% al presupuesto. Pero éstas, y sus rindes, se verían rápidamente reducidos al finalizar dicho tributo.

La moratoria proyecta un escenario crítico, para el INSSJ el año próximo: se incrementarán, notablemente, la cantidad de afiliados, se mantendrá sin variantes su principal fuente de ingresos (los activos) y caducará su fuente extraordinaria de financiación (impuesto PAIS).

A propósito de mechas y bombas, una situación similar debió afrontar el gobierno de Cambiemos en 2015, cuando la moratoria 2014 incrementó en casi medio millón los afiliados del PAMI generando un déficit que debió cubrir el Tesoro Nacional. La historia parece repetirse.

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.