Opinión

Golpeando la puerta de la híper: ¿Qué hacés, perdida?

La Argentina nuevamente le está golpeando la puerta a una hiperinflación, distinta a las observadas en 1989 y 1990 pero híper al fin. El economista Philip Cagan definió en 1956 que un episodio de hiperinflación comienza el mes en el que el aumento de los precios supera el 50% y termina el mes anterior al cual ese aumento cae por debajo de esa tasa y permanece así por lo menos durante un año. Quizás el próximo salto en los precios en la Argentina no se encuadre en esta definición, pero es anecdótico: lo importante es que hoy rige un plan inflacionario y desactivarlo llevará en el mejor escenario seis meses.

El "Rodrigazo" quedó en la historia de la economía argentina por haber generado aumentos de precios minoristas en junio de 1975 de 21%, de 35% en julio y 22% en agosto. La inflación interanual en agosto superó por primera vez en la historia el 200% anual, al trepar a 233%. Hoy no se está lejos de repetir esa triste marca. En julio de 1989 se llegó a un nuevo récord pero con la inflación mensual más elevada, de 197%. Y en el primer trimestre de 1990, otra vez en la vía.

Todo es inflacionario hoy: el stock de Leliq crece $2 billones por mes. La base monetaria está en $6,4 millones. El stock de Leliq ya más que triplica ese monto equivalente al total de pesos en circulación y el dinero de bancos depositado en el BCRA. El gobierno amplía el rojo fiscal en lugar de reducirlo. Emite pesos para comprar bonos y así luego financiar con intermediarios, públicos y privados, al Tesoro.

El 56% de los chicos está en la pobreza y las cifras son "un piso" para este año

Sergio Massa admitió que el Gobierno "no alcanzó a derrotar la pobreza"

En la presentación en la casa de Gerry Mato en Greenwich de los referentes de Javier Milei, Darío Epstein y Juan Nápoli, un ejecutivo de un banco norteamericano les preguntó: ¿A quién piensan que le cae la híper: al actual gobierno, a ustedes, Juntos por el Cambio? Hoy cerca de las 19 horas, Carlos Melconián, junto a Facundo Martínez Maino, hará su presentación ante 50 importantes ejecutivos de bancos, calificadoras de riesgo y fondos de Nueva York.

La corrida al dólar una vez más ya se siente en la previa de las elecciones del 22 de octubre. El volumen de negocios por el dólar MEP ya se acerca al del día previo a las PASA de agosto y se apresta a ser récord. El único vendedor hoy de dóalres en la Bolsa es el Banco Central. El dólar Vaca Muerta no alcanza en lo que puede ser un fuerte aumento de los traspasos a pesos en la semana previa a las elecciones. Los tenedores de bonos en pesos ya desconfían de esos papeles como mecanismo de cobertura. Un desdoblamiento cambiario puede dejar a pie a los tenedores de títulos con cláusula dólar linked. Los papeles indexados por el CER, la inflación, pueden ser sujeto de canjes en las primeras medidas de un nuevo gobierno. Todo puede ocurrir.

El dólar a futuro en el Matba Rofex para fin de diciembre se opera a $650 y luce barato para los operadores. Es un incremento de 85% frente a lo que vale hoy el dólar oficial. No se opera a valores más elevados porque hay temor a intervenciones del BCRA que lo bajen y además a posibles desdoblamientos que nuevamente dejen sin cobertura a los compradores de dólar futuro. El JP Morgan estima en $750 al dólar oficial para fin de año.

Lo más preocupante de la situación actual es en definitiva la inflación reprimida, esa que se esconde detrás de las Leliq, de la brecha cambiaria, y de los atrasos en las tarifas, naftas, prepagas, y todos los precios regulados. Javier Milei no cautiva al mercado financiero aún y un triunfo de LLA en primera vuelta aceleraría los traspasos a dólares. Si en el balotaje con LLA ingresa Sergio Massa se repitiría el mismo fenómeno. Sólo si estuviera en el balotaje JxC y con poca diferencia a recortar con LLA la reacción de los mercados no sería negativa. De nuevo, el salto del dólar puede ocurrir en la previa del 22 de octubre o inmediatamente después.

Mucho del gasto en pesos para licuar no hay. Las jubilaciones ya fueron licuadas en cuotas por el actual gobierno. Las Leliq con dólar a $1.000 bajan ,de representar u$s 26.600 millones a ser sólo de u$s 20.000 millones. Pero si el dólar a $1.000 llega para fin de año, el stock de Leliq habrá crecido por los altos intereses que devenga a $26 billones y la licuación será minima dado que representarán u$s 26.000 millones.

El país está ingresando en un momento de definiciones económicas no vistas desde 1990. La situación social es más delicada con niveles de pobreza que deben rondar el 45% hoy. Pero pareciera que la fiesta populista está lejos de acabar. En Diputados se debate acortar la jornada laboral, una invitación a generar más pobreza en la Argentina. Se bajan impuestos a personas de altos ingresos dado que esa medida hoy será ley en el Senado y que se financiará con más emisión de dinero. Inédito.

La Argentina va a testear este verano los indicadores de inflación del "rodrigazo" o más. Los de la híper de 1989 y 1990 no se repetirían porque hay un sólo ancla que es la esperanza de que asuma un gobierno racional desde el 10 de diciembre. ¿Se quedará la Argentina sin anclas? Es la gran incertidumbre de las próximas semanas. Hay mucho en juego en lo que resta del año y cualquier escenario es posible. La híper anda rondando la Argentina una vez más.


Temas relacionados
Más noticias de Inflación
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.