El drama del gasoducto es el cepo y el Estado, no la chapa

Suele afirmarse con fundamento en el origen del Teatro Griego, que muchas veces las tragedias, cuando reaparecen en el tiempo, lo hacen en tono de comedia.

Es el caso del escándalo político que dejó afuera del gabinete a Matías Kulfas por la controversia con Cristina y La Cámpora alrededor de la construcción del gasoducto Néstor Kirchner, donde una vez más, como en el caso Skanska hace 17 años, la tragedia es la mano del Estado que se mete con sus funcionarios a definir proveedores y contratistas para construir gasoductos donde debería operar a riesgo el sector privado si hubiera seguridad jurídica; para terminar otra vez con escándalos, sobreprecios, sospechas de corrupción o licitaciones amañadas a favor de una o varias empresas.

La tragedia de Skanska parece retornar ahora, más que en tono de comedia, directamente como un sainete, según lo calificó ayer el especialista Daniel Gerold en Radio Mitre con Jorge Lanata.

Al parecer, todo indica que el espesor de la chapa de los caños es lo de menos en el paquete, decimales en una obra que ya cotiza al doble de lo presupuestado hace 4 años cuando se diseñó. No se sabe si terminará costando 1.500 o 3.000 millones de dólares, ni cuantos años va a durar a este ritmo de internas políticas.

Entre otros detalles, el ingeniero Gerold destacó lo siguiente respecto del caso:

* Tanto Cristina como Matías Kulfas habrían confundido el espesor de la chapa, con el diámetro del caño del gasoducto que está construido con esa chapa

* El diámetro de la cañería debe ser efectivamente de 36 pulgadas, lo que corresponde como económicamente más eficiente para el volumen de demanda de Argentina por encima de los 40 millones de metros cúbicos por día.

* Los caños no se importan. Se producen en Argentina, en una planta de Valentín Alsina

* Lo que sí se importa de Brasil es la chapa para esos caños porque no se fabrica en Argentina. Se produce en Brasil por una empresa en la que Techint tiene una participación minoritaria.

* Siempre se importó ya que requiere una calidad certificada para transporte de gas o petróleo que no está disponible en el país, y debe tener un ancho suficiente para poder doblar y sellar el caño en Argentina con el diámetro establecido

* En las condiciones técnicas establecidas, que son las habituales y correctas, no existe un proveedor local de la chapa

Parece claro entonces que la procedencia de la chapa para construir los caños es en este caso lo de menos. En todo caso, los grandes sobreprecios podrían llegar en la obra civil, que para empeorar todo sería licitada por tramos, tal vez para dejar a todos contentos y que nadie proteste. Techint, la ex Sade ahora de Pampa Holdings, CPU de Cristóbal López y Víctor Contreras son algunas de las empresas que históricamente construyeron gasoductos en el país.

El problema no es si la chapa es industria nacional o importada. El drama es una vez más el Estado, que sea el sector público el que debe construir los gasoductos, en lugar de concesionarlos para que los instalen y exploten los privados, tal como ya funciona con TGS y TGN.

Una vez más lo explica Gerold: Como no se cumplen los contratos, se intervienen los precios, se impide la rentabilidad de las empresas, se cruzan subsidios políticos, "nadie quiere arriesgar". Ni los privados operan a riesgo propio, tampoco los bancos aceptan prestar en estas condiciones. Todo estatal, por lo menos 3 años de demora en la obra. Cuesta 10 millones de dólares por día no tener gasoductos desde Vaca Muerta.

Pero el estatismo bloquea todo. Con cepo cambiario, no hay forma que llegue la inversión privada. Extranjeros o nacionales, nadie que no esté obligado regala sus dólares al tipo de cambio oficial. La empresa pública que compra los barcos garrafa con dudosa transparencia (la ex ENARSA y ahora IEASA) es la que ordena quién construye los gasoductos, quiénes son los proveedores y cómo se reparte el presupuesto. Sin premios ni castigos. Todo a costa del Gobierno y los pagadores de impuestos.

El modelo insiste. Los próximos pasos del cristinismo en YPF es tomar el control de la divisoria YPF-Agro, con el relato de convertirla en la empresa estatal que pueda intervenir como testigo en el mercado de alimentos. Van por su actual conducción, con el argumento de que fueron nombrados en la era Macri. Se pretende que la YPF estatizada y sin crédito, que tiene al país y sobre todo al campo paralizado por la falta de gasoil; sea ahora la compañía estatal que llegará para sembrar los campos, levantar la cosecha y competir con las cerealeras en el comercio de granos. Un delirio, casi una vendetta política por la fallida estatización de Vicentín; y todo para seguir perdiendo plata, agigantar las estructuras y colocar nuevos militantes y acomodados en los mejores puestos del Estado.

Viaja en las próximas horas Alberto Fernández a los Estados Unidos. Avisó que se expresará en contra de los embargos económicos de Washington contra las autocracias que no respetan las libertades más elementales. Las considera "bloqueos" reafirmado en el relato progre y setentista que exhibe el Presidente como su renovado estilo.

Eso sí. Bloqueos es lo que sobra en la Argentina. Y vienen atrasando al país hace décadas. Impiden que se construyan gasoductos, rutas, hospitales, escuelas. Está todo bloqueado. Los contratos de alquiler, el mercado de cambios, las exportaciones, las importaciones, el mercado de trabajo, la venta de dólares, la compra de dólares, la logística, la educación, la salud. Todo bloqueado. Cada vez más bloqueado, con más cepo, que además es lo que se anticipa por la crisis de las reservas que por lógica no cede.

Es el cepo lo que vacía las reservas, no dos kilos de chapa importada para producir caños industria nacional. Es el estatismo. Es la intervención estatal en todo, lo que bloquea el desarrollo y las inversiones.

Tags relacionados

Noticias del día

MERCADOS HOY

Dólar, dólar blue, acciones y bonos hoy lunes 28 de noviembre de 2022

Dólar, dólar blue, acciones y bonos hoy lunes 28 de noviembre de 2022
Todas las cotizaciones de dólar oficial, dólar blue, dólares alternativos, bonos y acciones del día de hoy. Qué pasa en los mercados y con el Merval. Todas las novedades de tasas, Cedears, plazos fijos y riesgo país. Además, las últimas noticias de la Fed y Wall Street.

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • EJT

    Eduardo J. Tironi

    07/06/22

    excelente.

    0
    0
    Responder