Opinión

¿Trabajando a dos puntas? La estrategia para manejar bien múltiples ofertas laborales

En el mundo laboral de hoy, no es raro poder elegir entre dos ofertas laborales tentadoras, o recibir una nueva propuesta mientras se tiene empleo. Este dilema puede generar una montaña rusa de emociones.

En el mundo laboral de hoy, no es raro encontrarse en la posición privilegiada de poder elegir entre dos ofertas laborales tentadoras, o recibir una nueva propuesta mientras se tiene empleo. Este dilema puede generar una montaña rusa de emociones y, sin una adecuada estrategia, puede arruinar una carrera prometedora.

Según un informe de Adecco sobre la rotación laboral en América Latina, la movilidad laboral ha incrementado un 20% en los últimos cinco años, reflejando tanto las oportunidades crecientes como la incertidumbre económica. 

Por eso es fundamental reflexionar sobre la importancia de manejar con destreza y sensatez los momentos críticos de transición profesional, porque puede afectar la reputación y tirar para abajo años de trayectoria.

Cómo gestionar las emociones cuando tienes trabajo y te ofrecen otro 

Si bien parece un hecho racional el manejo de situaciones de este tipo, lo cierto es que las emociones con que lo gestiones determinarán en gran parte el resultado. Porque no es sólo una cuestión de decidir qué me conviene, sino cómo me sentiré, qué pasa con el desapego del trabajo acvtual y la incertidumbre frente a lo nuevo, entre otros aspectos.

Para apoyarte, aquí van cinco recursos considerando dos escenarios: dejar el empleo actual, y el que se da cuando tienes dos o más ofertas en simultáneo.

  • Si estás teniendo entrevistas mientras mantienes tu empleo

1. Autoevaluación honesta: Reflexiona sobre tus prioridades y valores. ¿Qué es lo que realmente buscas en tu carrera? Si bien el dinero es sumamente importante, no es todo lo que quizás debas analizar. Evalúa cómo cada oferta se alinea con tus objetivos a largo plazo.

2. Comunicación transparente: Si decides considerar la nueva oferta, sé honesto con tu actual empleador sin arruinar la relación. Agradece la oportunidad que tienes y expresa tus razones para considerar un cambio. Si te ofrecen mejores condiciones, verás si te convienen o si ya es una etapa cumplida para ti.

3. Evaluación de beneficios y riesgos: Analiza objetivamente los beneficios y desventajas de ambas posiciones. Considera no solo el salario, sino también la cultura laboral, oportunidades de crecimiento, y estabilidad. Observa tu carrera completa, no este sólo hito en particular.

4. Consulta con mentores: Busca la opinión de mentores o profesionales de confianza que puedan ofrecer una perspectiva objetiva y valiosa sobre tu situación.

5. Toma de decisiones informadas: No te apresures en tomar una decisión. Solicita tiempo para evaluar las ofertas y tómate el tiempo necesario para hacer una elección informada y no a las apuradas. Analiza a la empresa; consulta las fuentes públicas, sus noticias, sus balances de sustentabilidad y todo lo que puedas recabar. Vas a estar bajo presión en estas circunstancias: nunca es bueno decidir algo trascendente de esa forma.

  • Gestionar tus emociones cuando tienes dos ofertas laborales simultáneas

1. Comparación detallada: Realiza una comparación exhaustiva de ambas ofertas. Crea una lista de pros y contras que incluya factores como salario, beneficios, ubicación, cultura corporativa, y oportunidades de crecimiento.

2. Prioriza tus valores y metas: Define qué aspectos de tu carrera son más importantes para ti. Prioriza las ofertas según cómo se alinean con tus metas profesionales y personales.

3. Revisión de la empresa: Investiga a fondo las empresas que te han hecho las ofertas. Consulta reseñas, habla con empleados actuales y antiguos, y analiza su estabilidad financiera. También rastrea los perfiles de integrantes en LinkedIn, y analiza sus antecedentes, antigüedad en la compañía e intereses y conexiones en común -para pedir alguna referencia-.

4. Simulación de escenarios: Visualiza cómo sería tu vida trabajando en cada una de las empresas. Imagina un día típico en cada lugar y evalúa cuál se ajusta mejor a tu estilo de vida y aspiraciones.

5. Negociación inteligente: No temas negociar las ofertas. Pregunta sobre flexibilidad, opciones de desarrollo profesional, y cualquier otro aspecto que pueda inclinar la balanza a tu favor.

Tomar decisiones cruciales en tu carrera, como elegir entre dos ofertas laborales o considerar un nuevo trabajo mientras estás empleado, es una experiencia que para muchas personas se traduce en estrés y emociones intensas. Con una evaluación cuidadosa, comunicación clara y una estrategia bien definida, vas a poder navegar estas encrucijadas profesionales sin comprometer tu integridad ni tu crecimiento, ni afectar tu reputación construida hasta ahora.

Temas relacionados
Más noticias de Empleo

Las más leídas de Clase

Destacadas

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.