Salud

Te sorprenderá saber cuáles son los alimentos que no debes poner jamás en el microondas

Existe una gran cantidad de comidas y alimentos que pueden generar sustancias tóxicas o perder sus nutrientes al recalentarlos en el microondas.

En esta noticia

El microondas, un imprescindible en las cocinas contemporáneas, a pesar de su amplia adopción, persisten inquietudes respecto a su uso adecuado y su seguridad para calentar, cocinar o descongelar alimentos.

Es crucial recordar que un manejo inapropiado del microondas puede acarrear riesgos, desde accidentes hasta impactos en la salud, derivados de alimentos mal cocidos o recipientes inadecuados.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advierte  sobre la pérdida de nutrientes, la liberación de sustancias tóxicas provenientes de envases de plástico, y la proliferación de bacterias debido a una cocción irregular. 

Algunos alimentos pueden generar sustancias tóxicas si son calentados en un microondas.

Por otro lado, ciertos ingredientes, debido a su composición, nunca deberían ser introducidos en el microondas, ya que podrían generar explosiones y dañar el aparato.

Los alimentos que no debes calentar en el microondas

Algunos de los alimentos detallados por la OCU son:

  1. Huevos con cáscara: la humedad del huevo puede generar una acumulación de vapor dentro de la cáscara, lo que puede provocar su explosión en el microondas, causando un desorden considerable y potencialmente dañando el aparato.
  2. Pimientos picantes enteros: los pimientos picantes contienen líquidos internos que, al calentarse rápidamente en el microondas, pueden generar vapor y presión en su interior, llevando a que estallen.
  3. Uvas: al igual que los huevos, las uvas pueden explotar en el microondas debido a la acumulación de vapor en su interior durante el calentamiento, lo que podría causar daños y desorden.
  4. Alimentos con piel gruesa o cáscara sellada: alimentos como las salchichas, choris o morcillas pueden explotar en el microondas si no se les hace una incisión para permitir la liberación de vapor durante el calentamiento.
  5. Alimentos con alto contenido de grasa (tocino, pollo frito, etc.): el exceso de grasa puede sobrecalentarse y causar incendios en el microondas.
  6. Manteca: calentar alimentos como la manteca o la margarina, podrían perder su valor proteico y calentar de forma desigual.
  7. Verduras cocinadas previamente: en el caso de las espinacas, acelgas, apio, remolacha o o cualquier otra verdura cocida del día anterior, las ondas de este aparato doméstico pueden convertir sus nitratos en nitrosaminas, que son consideradas cancerígenas.

¿Por que no hay que calentar agua ni leche en el microondas?

Cuando utilizamos el microondas para calentar la leche, es importante tener en cuenta que este proceso puede tener consecuencias negativas en cuanto a la conservación de sus nutrientes. 

Calentar leche en el microondas puede hacer que pierda sus nutrientes esenciales.

De hecho, se estima que hasta la mitad de los nutrientes presentes en la leche pueden perderse durante el calentamiento en este electrodoméstico, con una reducción significativa de la vitamina B12 en un 40%.

Por otro lado, al calentar agua en el microondas, existe el riesgo de experimentar un fenómeno llamado "sobrecalentamiento". En esta situación, el agua puede calentarse por encima de su punto de ebullición sin llegar a hervir, lo que puede llevar a que parezca estar a una temperatura más baja de la real. 

Esta discrepancia puede aumentar el riesgo de sufrir quemaduras al manipularla, ya que podríamos subestimar su temperatura real.

¿Qué envases no se puede introducir al microondas?

  • Recipientes de plástico: utilizar envases de plástico que no estén diseñados específicamente para su uso en microondas puede resultar peligroso. El calor del microondas puede causar que el plástico se derrita o libere sustancias tóxicas en los alimentos, lo que representa un riesgo para la salud.
  • Recipientes de metal: introducir recipientes metálicos en el microondas puede provocar chispas, incendios o daños en el aparato. El metal refleja las ondas electromagnéticas del microondas, lo que puede generar arcos eléctricos y riesgos de seguridad.
  • Envases de papel con adornos metálicos o tintas : aunque envases que contienen adornos metálicos o tintas no aptas pueden causar chispas o incendios.
  • Envases de cerámica: algunos tipos de cerámica contienen esmaltes que pueden contener plomo u otros materiales no seguros para su uso en microondas. Calentar estos envases puede provocar la liberación de sustancias tóxicas en los alimentos.
  • Envases de cartón con revestimientos: aunque el cartón en sí mismo es seguro para el microondas, algunos envases de cartón tienen revestimientos que contienen sustancias no seguras para el calentamiento en microondas. Estos revestimientos pueden derretirse o contaminar los alimentos.
Temas relacionados
Más noticias de microondas
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.