Tomá nota

Ni saludables ni muy efectivas: estas son las 3 peores dietas para adelgazar

No todas las dietas populares son saludables ni efectivas para todas las personas.

En esta noticia

El boom de las dietas es enorme dentro del mundo de la salud y el bienestar. Muchas veces, ofrecen promesas tentadoras de pérdida de peso y mejora en la salud.

 Desde la clásica dieta mediterránea hasta las más modernas como el ayuno intermitente o la dieta de la sopa, el abanico es amplio y variado. 

Entre este sinfín de opciones, existen 3 dietas que son las peores para adelgazar. Estas son populares y podrían no ser la mejor opción para tu salud, ¿cuáles son realmente saludables y efectivas?

Los probióticos que te van a hacer bajar de peso después de los 50 años: en qué alimentos los podés encontrar

El desayuno más sano de todos se prepara en minutos: es ideal para los celíacos y los intolerantes a la lactosa

Las 3 dietas que no son nada saludables y que no sirven para adelgazar

Seleccionar la dieta adecuada en medio de la avalancha de opciones puede ser abrumador. Por tal motivo, el portal especializado Saber Vivir, compartió tres dietas de moda para perder peso que, a pesar de sus promesas, podrían no ser la mejor opción para tu salud. 

En el universo de las dietas populares, algunas prometen resultados rápidos, pero ocultan riesgos a largo plazo. Estas tres, aunque aparentemente efectivas, pueden no ser la mejor opción.

  • Dieta Keto

Basada en una ingesta baja en carbohidratos y alta en grasas, busca inducir el estado de cetosis para quemar grasas como fuente principal de energía.

 Aunque al principio puede resultar en una rápida pérdida de peso al reducir el apetito y la ingesta calórica, a largo plazo puede causar deficiencias nutricionales y problemas digestivos, ya que elimina por completo grupos enteros de alimentos, como frutas y cereales.

Las dietas bajas en carbohidratos pueden ser útiles para controlar el azúcar en la sangre y promover la pérdida de peso (Fuente: Unsplash)

  • Dieta Détox

Elimina toxinas del cuerpo mediante la restricción severa de alimentos sólidos a favor de jugos, batidos o suplementos. Podría parecer una solución rápida para limpiar el cuerpo y perder peso. 

Sin embargo, carece de evidencia científica sólida y puede causar deficiencias nutricionales y otros efectos negativos en la salud.

  • Dieta OMAD (One Meal a Day)

Implica ayunar durante 23 horas al día y consumir todas las calorías y alimentos en una sola comida. 

Aunque puede resultar en una pérdida de peso a corto plazo debido a la restricción calórica, a largo plazo puede causar deficiencias nutricionales, desaceleración del metabolismo y efectos negativos en la salud física y mental.

Las dietas extremadamente restrictivas pueden provocar deficiencias nutricionales y efectos negativos en la salud (Fuente: Unsplash)

Alimentación saludable: las 3 dietas que sí son sanas a largo plazo

Al momento de elegir una dieta, es fundamental considerar su sostenibilidad y beneficios para la salud general, más allá de la pérdida de peso. Hay tres opciones populares que cumplen con estos criterios: la mediterránea, el ayuno intermitente y la dieta baja en carbohidratos.

  • Dieta mediterránea: esta dieta se basa en los patrones de alimentación tradicionales de países mediterráneos, rica en frutas, verduras, legumbres, pescado, aceite de oliva y granos enteros, y limita el consumo de carnes rojas y procesadas.

    Está asociada con numerosos beneficios para la salud, incluyendo la reducción del riesgo de enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y la pérdida de peso.

  • Dieta del ayuno intermitente: el ayuno intermitente alterna períodos en los que no se come nada con períodos de alimentación.

    Esta dieta limita la ingesta de carbohidratos y prioriza fuentes de proteínas y grasas saludables. Ayuda a perder peso, mejora el control del azúcar en la sangre y reduce el riesgo de enfermedades cardíacas.  

    El ayuno intermitente puede ayudar a mejorar la sensibilidad a la insulina y reducir la inflamación en el cuerpo (Fuente: Pixabay)
  • Dieta baja en carbohidratos (Low Carb): esta dieta limita la ingesta de carbohidratos y prioriza fuentes de proteínas y grasas saludables. Ayuda a perder peso, mejora el control del azúcar en la sangre y reduce el riesgo de enfermedades cardíacas.

    Es importante elegir carbohidratos de calidad, como verduras sin almidón y granos enteros, y asegurarse de obtener suficientes vitaminas y minerales de otras fuentes de alimentos para evitar deficiencias de nutrientes.

Agua de chía: cómo se prepara la bebida que podés tomar todos los días para activar el metabolismo

Las termas entrerrianas que son ideales para una escapada en familia: jubilados y niños pagan $ 4000 la entrada

Salud: ¿qué dieta me conviene, según mis intereses? 

La mejor dieta será aquella que se adapte a tus preferencias alimentarias, estilo de vida y objetivos de salud. 

Si disfrutás de los alimentos frescos y las comidas abundantes en vegetales, la dieta mediterránea puede ser una buena opción. 

Si preferís períodos de ayuno intermitente y flexibilidad en tus horarios de comida, podrías considerar mejor esa opción.

Recordá siempre consultar a un especialista para determinar qué dieta es la más adecuada para vos y tu salud.

Temas relacionados
Más noticias de Dieta

Las más leídas de Clase

Destacadas

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.