Potassa, la goleadora de la Selección femenina de fútbol que vuelve a un mundial tras 12 años

Potassa, la goleadora de la Selección femenina de fútbol que vuelve a un mundial tras 12 años

Belén Potassa, la 9 de UAI Urquiza, es la goleadora de la Selección femenina de fútbol que el lunes 10 de junio debuta en el 8° Mundial en Francia (del 7 de junio al 7 de julio). Es el retorno del conjunto albiceleste a esa copa tras 12 años. 

Habían llegado a cuartos final en la Copa América Femenina Chile 2018 y las jugadoras de la Selección Argentina se preparaban para sacarse la foto de rigor, previo al cruce con las colombianas por un lugar en Francia 2019. Sin embargo, un gesto alcanzó para sabotear la liturgia deportiva: 17 años después, el 'Topo Gigio' de Riquelme volvía a viralizarse, esta vez en clave femenina. Las ‘pibas’ también querían ser escuchadas.

De Chile se llevaron el tercer puesto y la posibilidad de jugar contra Panamá por el repechaje para Francia 2019. En cancha de Arsenal se aseguraron 4 goles que fueron letales para las panameñas. Dos meses antes, no obstante, habían realizado un paro para hacer pública la situación del seleccionado: “Al ser esta una disciplina amateur, quienes tienen obligaciones laborales afrontan en muchos casos, además, la pérdida de presentismo, puntualidad y otros componentes del salario que tienen que resignar para asistir a los partidos amistosos y/o torneos internacionales programados. (...) Ninguna epopeya deportiva puede llevarse a cabo cuando quienes le prestan el cuerpo deben viajar el mismo día de la competencia entre las 4 y las 9 AM y dormir en un micro hasta la hora del encuentro; tal como sucedió el 30 de agosto en ocasión del partido amistoso jugado en la ciudad de Montevideo”, detallaban en una carta pública que le enviaron a la AFA.

Gentileza Nike.

El paro más largo que protagonizaron, sin embargo, fue involuntario y les costó la salida del Ranking FIFA: dos años de inactividad entre el 10 de julio de 2015 (el último partido que jugaron en los Panamericanos de Toronto) y el 30 de agosto de 2017, cuando ganaron 3–0 un amistoso con Uruguay.

La Selección volvía a las canchas y con DT ‘nuevo’, Carlos Borrello, que había logrado clasificar a las argentinas en los mundiales de los Estados Unidos 2003, China 2007 y Francia 2019 y coronó al equipo en la Copa América de 2006. Hasta mayo de 2017 Selección estaba acéfala: después de Toronto 2015, la AFA decidió que Julio Olarticoechea, técnico de la Selección Argentina de Fútbol Femenino, se pusiera al frente de la selección masculina de cara a los Juegos Olímpicos Rio 2016.

Ahora están acumulando rodaje para sobrevivir en Francia 2019 al competitivo Grupo D que integran junto a Inglaterra, Escocia y Japón. “Por suerte tuvimos varias giras donde pudimos tener roce internacional, partidos que hicieron mucho para poder medirte a ver a qué altura estás y qué es lo que te falta para llegar a Francia”, comenta Belén Potassa, la delantera de la Selección.

Pero el equipo no sólo tiene que lidiar con sus rivales, Un desafío aparte para las argentinas es tratar de limar disparidades en un equipo donde casi la mitad juegan profesionalmente en ligas del exterior, principalmente de España y los Estados Unidos. “Pensá que ellas solamente están para jugar y hay muchas de acá que trabajamos, estudiamos. Se ve por ahí el desgaste que una tiene comparado con la chica que es profesional”, acota la 9 de UAI Urquiza, que junto con Estefanía Banini y Ruth Bravo Sarmiento (ambas radicadas en España) consiguió recientemente el patrocinio de Nike. Sin embargo, Potassa todavía tiene que sacarle tiempo al entrenamiento para trabajar en la recepción de la Universidad Abierta Interamericana, una realidad común en el fútbol femenino.

“En los partidos amistosos que tuvimos, pudimos ver que el grupo fue de menor a mayor. Obviamente en los resultados perdimos, pero nosotras que hacemos un balance de cómo veníamos antes a cómo estamos ahora, creo que son positivas las giras que tuvimos, los rendimientos de cada jugadora y del equipo, que se fue conociendo”, explica Potassa.

¿Cómo venían antes? “No podíamos utilizar las fechas FIFA; llovía y no podíamos entrenar; no disponíamos ni siquiera de una cancha sintética; no teníamos un gimnasio a disposición, teníamos que ir viendo si estaba la Mayor, si estaban los Juveniles; la ropa que siempre faltaba”, responde la delantera de UAI Urquiza.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El mejor jugador del mundo ���� @leomessi gracias por tu humildad ��

Una publicación compartida por Belen Potassa (@belenpotassa) el

¿Notás un cambio de valoración de la Selección femenina en los últimos años?
 

Hoy disponemos de un vestuario, los fines de semana los tenemos libres y podemos dejar nuestros botines, todas nuestras cosas personales, y eso es muy importante también. Creo que es el premio al esfuerzo que muchas venimos haciendo, sacrificios, dejando cosas de lado. Creo que esto es un premio, una recompensa también.

¿A qué le adjudicas este cambio, después de varios años de desidia?

Creo que es lo que dijo 'Chiqui' Tapia: en su momento fue un error de ellos porque no le prestaron atención y pensaron que no era importante. Y hoy se dieron cuenta que somos iguales a todos, que el femenino puede lograr cosas, que tiene que clasificar al Mundial no solamente la Mayor sino todas las categorías. Es como que empezaron a darnos un poco más de importancia. Él mismo asumió su responsabilidad y dijo que fue su error.

¿Cómo tomaste la profesionalización?

Para mí es una noticia muy importante. Sabemos que hay clubes donde hay chicas que no cobran nada y hasta tienen que pagar para entrenar o jugar. Para mí es una semiprofesionalización, porque para ser profesionales falta muchísimo, más sabiendo que los contratos no son de gran plata, es un contrato mínimo. Entre no tener nada y esto, es una ayuda pero ojalá que esto sea el puntapié y no solamente el boom del fútbol femenino y que de acá a un año, dos años, no exista más.

Gentileza Nike.

Uno de los planteos más comunes es que el fútbol femenino no es lo suficientemente rentable, ¿a futuro se podrá revertir?

Creo que sí, todo depende de quienes quieran apostar. Uno empieza y empiezan todos, lo vimos con las marcas: una marca apostó a las jugadoras y ven que da resultados, porque somos referentes, porque estamos en la Selección, porque cada club por ahí hace historia, y eso lleva a que la nena que viene atrás, o cualquier mujer, quiera tener los botines que usa tal jugadora y demás. Las marcas tienen que empezar a apostar sin mirar si pierden o ganan. Es una inversión que a futuro va a servir.

 

¿Cómo será recordada esta generación de la cual sos parte?
 

Esta generación es la que vivió lo que muchas venían peleando. Porque esto no es de nosotras: hubo otras que jugaron antes y han jugado por menos cosas que nosotras, han jugado por nada. Entonces nosotras somos la generación privilegiada que lo está viviendo. Y las que vienen atrás nuestro van a ser las privilegiadas de tener todo al alcance con una facilidad tremenda. Porque si a nosotras nos costó, imaginate a las pioneras: les costó el doble lograr cosas. Ojalá que las que vienen atrás sepan aprovechar lo que nosotras peleamos y logramos.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping