Turismo

Perlitas nacionales: los 4 destinos de ensueño poco conocidos de Argentina, ideales para ir en las vacaciones de invierno

Cuáles son las localidades que se posicionan entre los puntos turísticos emergentes que más crecieron, según Booking.

En esta noticia

Con el dólar cada vez más caro y las posibilidades de viajar al exterior cada vez más lejos, los hermosos destinos de la Argentina vuelven a ganar protagonismo. Y más allá de los clásicos de siempre, los viajeros suman a su lista a destinos emergentes que vale la pena conocer. 

La plataforma Booking.com hizo un relevamiento para conocer cuáles son las localidades de la Argentina que más crecieron en los últimos años. Quienes optaron por salir de los puntos turísticos tradicionales se inclinaron especialmente hacia localidades de Mendoza, Jujuy y Río Negro.

Estos son los 4 destinos turísticos emergentes que más crecieron según Booking.com:

1. Los Molles, Mendoza

El Valle de los Molles queda a 55 kilómetros de Malargue y a solo 18 kilómetros del Valle de Las Leñas. El lugar, rodeado de montañas y de un extraordinario paisaje natural, ofrece al turista una alternativa para relajarse y conectarse con la naturaleza.

Para hospedarse tiene hoteles, refugios y cabañas. El más antiguo de los hoteles, tiene baños termales en dos variedades terapéuticas, piletas sulfurosas y piletas ferrosas.

En los Molles se pueden hacer distintas actividades al aire libre durante todo el año. En el invierno hay actividades relacionadas al esquí y snowboard en el Centro Invernal Las Leñas.

Durante el verano, es posible realizar actividades realcionadas al turismo aventura como cabalgatas, trekking, mountain bike, rappel y excursiones.

2. Maimará, Jujuy

Esta pequeña localidad, pertenece al departamento de Tilcara. Esta situada a 2383 m, en el centro de la Quebrada de Humahuaca y de espaldas a los cerros multicolores que conforman la pintoresca Paleta del Pintor, llamada así porque aquí los cerros adquieren tonalidades especialmente atractivas.

Otros de los atractivos que pueden visitarse en Maimará son la antigua iglesia, el Museo Histórico Posta de Hornillos, la nueva y recién construida iglesia Nuestra Señora de La Candelaria. La patrona del pueblo es precisamente la Virgen de la Candelaria.


Pero lo que los visitantes encuentran más llamativo en Maimará se encuentra sobre la ruta 9 y puede ser apreciado no sólo por los que deciden entrar al pueblo sino también por aquéllos que siguen la ruta camino a Tilcara. Es un cementerio muy raro, diferente a todos los demás.

Esta necrópolis es una de las más interesantes de la Quebrada de Humahuaca. En ella sobresalen detalles arquitectónicos de comienzos del siglo XX, con partes curvas, puntiagudos y mixtas, inclusive. Lo curioso es que el cementerio se levanta alrededor de todo un cerro, poblando de cruces, pequeñas bóvedas y hasta esculturas indefinidas su redondeada cumbre. 

3. Luján de Cuyo, Mendoza

Luján de Cuyo es una de las principales regiones enoturísticas del mundo y todas sus experiencias se entrelazan con una geografía generosa, extensos paisajes naturales y con una identidad histórica y cultural única, que dan forma a la Tierra Malbec.

Cada parte de la Mendoza turística está presente algún rincón de Luján: vinos y gastronomía, naturaleza y montañas, lagos y aventuras, historia, cultura y deportes se suman a distinguidos premiados servicios turísticos.

Es famosa por sus viñedos, sus bodegas de renombre mundial, fincas, y sitios históricos. En el distrito de Potrerillos, al oeste, se encuentra el Dique Potrerillos, uno de los más bellos. Además, también hay varias villas de montaña (Las Chacritas, El Carmelo, Las Carditas, El Salto, Manantiales, Villa de San Jorge, Las Vegas, Piedras Blancas, Vallecitos y Los Zorzales) muy pintorescas, con casas de fin de semana, camping, sitios para practicar senderismo y escalada en roca.

4. El Bolsón, Río Negro

El Bolsón se encuentra en el departamento Bariloche, al sudoeste de la provincia de Río Negro y a 18 kilómetros del Parque Nacional Lago Puelo en la Provincia de Chubut. 

Favorecido por un microclima apacible, este pueblo de montaña está preparado para recibir a todo tipo de visitantes. Naturaleza, aventura, historia, mitos, cultura y tranquilidad son algunos ingredientes que garantizan unas gratas vacaciones. 

A 120 kilómetros hacia el sur de Bariloche, por un magnífico camino de montaña, está el valle de El Bolsón, una región que centra su actividad en el cultivo orgánico de la tierra, las artesanías, la producción de dulces y cerveza y el turismo. 

El Bolsón está custodiado por altos cordones montañosos entre los que se encuentra el imponente Cerro Piltriquitron, que lo protege de los vientos, formando una "gran bolsa". Estas cualidades derivan en un microclima ideal para actividades productivas y recreativas.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.