TURISMO

Las 5 playas más raras y hermosas del mundo que tenés que conocer

Lejos del estereotipo del rincón con una cinta blanca de arena fina que se extiende a lo largo de una costa rodeada de palmeras y con un mar azul turquesa, hay algunas playas que no se corresponden en absoluto con esta idea. Un recorrido por ellas.

Las playas siempre tienen un atractivo especial. No importa dónde uno esté, la mente se pone en modo de relajación cuando se piensa en el mar, el sonido de las olas o la increíble extensión del horizonte.

Y en materia de playas, como en todo lo que atrae masivamente a los seres humanos, los estereotipos están bien definidos: la cinta blanca de arena fina, las palmeras rodeando la costa, el sol brillante y el mar azul turquesa. Hay, sin embargo, hay otros tipos de playas que no se corresponden en absoluto con esta idea.

Bacalar: la playa mexicana que pocos conocen pero es un paraíso en la tierra

Caribe Mexicano: 5 playas para visitar más allá de Cancún 

A continuación, un recorrido por las playas más raras del mundo.

1-La playa de arena negra de Vik, en Islandia

En 1991, la revista Islands Magazine ubicó a la playa de arena negra de Vik, en Islandia, como una de las diez playas no tropicales más bellas de la Tierra. 26 años después, esa sigue siendo una certeza. El lugar, más allá de su particular color de arena, es imponente y hermoso.

Vik es la aldea más austral de Islandia y se encuentra frente al océano Atlántico, enmarcado por una larga playa larga de arena volcánica. Cerca de allí pueden verse las espinosas formaciones rocosas de Reynisdrangar que salen del mar y convergen en la playa en forma de un acantilado de columnas basálticas.

Vik es la aldea más austral de Islandia y se encuentra frente al océano Atlántico, enmarcado por una larga playa larga de arena volcánica. 

Dice la leyenda que las creaciones rocosas que se encuentran en el lugar son los restos de dos trolls de la noche que quedaron petrificados cuando estaban tratando de arrastrar un navío de tres mástiles fuera del mar. El amanecer los atrapó y los hizo convertir en piedra.

La explicación geológica, no obstante, dice que esta formaciones rocosas fueron creadas por los flujos de lava que se enfriaron. Se manifestaron en formas hexagonales debido a la contracción de la lava a medida que su temperatura iba disminuyendo.

El oasis verde de Mar del Plata: cinco planes en el bosque Peralta Ramos

2-La playa verde de Papakolea, en Hawaii

En el idioma nativo, Papakolea significa llanos del chorlito dorado en honor a una ave que pasa los inviernos en estas latitudes -el extremo sur de la isla de Hawaii- y migra durante el verano a las costas de Alaska, pues su dieta es a base de insectos y crustáceos pequeños que sólo están en esa zona.

Vista desde arriba la arena parece estar teñida de un tinte color aceituna, pero si uno baja hasta el lugar y mira detenidamente se dará cuenta que en realidad el espacio está cubierto por una multitud de cristales verdes. 

Vista desde arriba la arena parece estar teñida de un tinte color aceituna, pero de cerca se advierte que el espacio está cubierto por una multitud de cristales verdes. 

Se trata del olivino -un mineral abundante en Hawái que se encuentra a menudo dentro de los compuestos de la lava- aunque en dicha mezcla también figuran minúsculos trozos de corales y fragmentos de lava seca. La razón por la que prevalecen los cristales verdes es que, al ser más densos que los otros materiales, no son tan propensos a que los arrastre la fuerza retráctil de las olas.

Esto no es casualidad, ya que esta superficie brillante de olivino se ubica a los pies del volcán Pu'u Mahana, un cono de ceniza que se formó hace por lo menos 49 mil años, aunque científicos no descartan que su origen sea tan remoto como 150 milenios.

5 lugares increíbles para visitar que parecen salidos de otro planeta

3-Glass Beach, una playa de cristal en California

Durante algún tiempo, muchas payas eran usadas como vertederos en los que se tiraban toneladas de basura. Esto es precisamente lo que ocurría a mediados del siglo XX en la costa de Fort Bragg, una ciudad situada en el condado de Mendocino, en el estado estadounidense de California.

En 1967, las autoridades cerraron el área y, durante muchos años llevaron a cabo programas para corregir el daño. Con el paso del tiempo, las olas fueron erosionando materiales como el vidrio y la cerámica, haciendo que los pequeños trozos de vidrio dejasen de ser afilados. 

Con el paso del tiempo, las olas fueron erosionando materiales como el vidrio y la cerámica, haciendo que los pequeños trozos de vidrio dejasen de ser afilados. 

De hecho, los convirtieron en una especie de arena de colores que en estos momentos sigue cubriendo el lugar. Así, hoy este lugar alberga una famosa playa de vidrio que despierta gran curiosidad entre los turistas. 

Punta del Este y más allá: las nuevas 5 playas que tenés que conocer este verano en Uruguay

4-Harbour Island, la playa rosa de las Bahamas

Harbour Island es una isla de las Bahamas que tiene una única ciudad: Dunmore Town, cuyo nombre proviene de un ex Gobernador de las Bahamas que disfrutaba de sus veranos en su residencia de esta isla. Fue la primera capital de las Bahamas y cuenta con más de 300 años de antigüedad.

Harbour Island alberga a una playa rosa. ¿A qué se debe? El fenómeno es consecuencia de que los granos de arena blancos que se encuentran a lo largo de la costa de esta isla de las Bahamas se mezclan en esta zona con partículas de coral.

El fenómeno se debe a que los granos de arena blancos que se encuentran a lo largo de la costa de esta isla de las Bahamas se mezclan en esta zona con partículas de coral.

El resultado no puede ser más bonito: un entorno de aguas cristalinas y arena rosa que se extiende por más de tres millas y tiene de 15 a 30 metros de anchura.

Harbour Island es considerada una de las mejores playas de las islas de Las Bahamas, apareció en la categoría de las mejores playas del mundo de The Travel Channel en marzo de 2005 y fue nombrada "Mejor playa de arena".

Las 3 razones que explican el auge de Pinamar para irse de vacaciones e invertir 

5-Salinas de Galerazamba, en Colombia

Ubicada en el corregimiento Galerazamba, Santa Catalina Bolívar, a una hora de Cartagena, las Salinas constituyen un gran atractivo de la zona.

El color rosa que se ve en ellas se da por un fenómeno natural derivado de la gran concentración de salina en las aguas. Al caer la lluvia, las gotas de agua rompen los gránulos de sal y crean este fenómeno. Asimismo el mar posee unas microalgas halófilas que producen betacaroteno, creando ambientes de alta salinidad y luminosidad.

El color rosa que se ve en ellas se da por un fenómeno natural derivado de la gran concentración de salina en las aguas.

Es importante aclarar que en ellas no está permitido bañarse, dado que se trata de un salar con diversos minerales y con una concentración que es mala para la piel

Además, el piso de las lagunas tiene una contextura filosa, por lo que hay que tener mucho cuidado. Solo se permite mojarse lo pies con cuidado.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios