Rivalidades históricas

Las 10 "guerras de marcas" que pocos argentinos conocen sobre sus productos preferidos

Desde la batalla entre Coca-Cola y Pepsi hasta la pica de Hasbro y Mattel en el negocio juguetero. La historia está llena de marcas cuya competencia las llevó a ser furiosos rivales.

El yin yang es un principio filosófico que contempla la existencia de dos fuerzas. Estas son opuestas entre sí, pero al mismo tiempo complementarias. En el mundo de los negocios existen infinidad de rivalidades entre empresas y marcas. Compañías que operan dentro del mismo rubro y, aunque van por veredas opuestas, la competencia las mejora y a lo largo de los años continúan construyendo esta pica.

Algunas rivalidades son históricas y obedecen simplemente a una cuestión de negocios: ambas participan dentro del mismo segmento, que tiene un líder y un segundo player detrás que lucha por llegar a la cima. En otros casos la competencia per se no provoca esta riña sino que esta se produce por algún hecho puntual, como puede ser una campaña publicitaria o un lanzamiento polémico.

Fast Company elaboró una lista con las diez rivalidades más icónicas de los negocios, desde bebidas hasta juguetes e incluso aeronaves. Varias de ellas han influido en comportamientos de consumo y la pelea entre estas marcas derivó en una innovación continua para poder dominar la categoría.

McDonald's versus Burger King

Las hamburguesas son el principal foco de competencia entre ambas cadenas de comida rápida. Primero apareció McDonald's, creada por los hermanos Dick y Mac McDonald en San Bernardino, California. Este emprendimiento justamente fue la inspiración para que Keith Cramer fundara Insta-Burger King en Jacksonville, Florida, en 1953.

En un comienzo la marca de los arcos dorados ganó terreno a través del precio y sus combos baratos. Sin embargo, Burger King apostó por la calidad con hamburguesas dos veces más caras pero también más grandes. Luego la rivalidad se trasladó a otros productos, como los Nuggets y los sándwich de pollo.

Hoy las hamburgueserías gourmet cobraron fuerza, pero ambas cadenas aun pisan fuerte en el mundo. En los Estados Unidos McDonalds tiene 14.300 locales contra los 7400 de Burger King. En la Argentina la cadena dueña de la Big Mac también lidera, aunque en segundo lugar se encuentra la nacional Mostaza.

Ford versus General Motors

La carrera por ser la marca más importante de la industria automotriz comenzó a principios del siglo XX. Henry Ford ya era un empresario consagrado cuando General Motors abrió sus puertas en 1912.

Ford dominaba con su Model T y su bajo precio gracias a su sistema de producción. Pero poco a poco GM empezó a ganar participación de mercado hasta que destronó a su rival como el principal fabricante automotor del mundo en 1931.

General Motors mantuvo el centro durante 80 años hasta su crisis y consecuente bancarrota. Pero volvió al ruedo tras un rescate de u$s 12.000 millones y la venta de algunas marcas.

Nike versus Reebok

Se crearon con varias décadas de diferencia y en distintos países, sin embargo representan una de las rivalidades históricas en la indumentaria deportiva. Esta se extendió a los deportistas que se convertían en embajadores de cada marca y ambas se peleaban por tener a la próxima promesa del juego.

Las Air Jordan modificaron el liderazgo en el negocio de la indumentaria deportiva

Reebok, fundada en el Reino Unido, manejaba el mercado sin complicaciones. Aunque Nike había crecido de manera sostenida, no lograba sacarle la corona. Incluso en 1984 la marca de la pipa reportó su primer trimestre con pérdidas. Ni siquiera las cuatro medallas olímpicas doradas ganadas por Carl Lewis con zapatillas de la firma lograron dar vuelta los números.

Todo cambió cuando la compañía logró convencer a un joven Michael Jordan de que firmara un contrato de exclusividad con la marca. El lanzamiento de las Air Jordan se volvió un momento clave para que Nike tome impulso y pase a dominar el negocio.

Coca versus Pepsi

Ambas surgieron a finales del siglo XIX y fueron diseñadas por boticarios. La guerra entre ambas no solo generó algunas campañas publicitarias llenas de ingenio y picardía, sino que también llevó a que estas empresas cometan algunos errores impensados.

Tras el cambio de fórmula de Pepsi y su ímpetu en las ventas, Coca-Cola decidió hacer lo mismo y apostar a un sabor moderno. No obstante, la New Coke fue un fracaso y la marca debió dar marcha atrás. Además, su rival había presentado el ‘Desafío Pepsi' que consistía en una cata a ciegas en la cual la etiqueta del logo rojo y azul había resultado ganadora por su sabor.

Pepsi festejó el fracaso de la New Coke.

Actualmente la competencia sigue en la línea del sabor. Por un lado con las versiones sin azúcar o con bajo contenido de endulzantes y también con las innovaciones, como la gaseosa con sabor a cereza o mango.

Marvel versus DC Comics

La rivalidad entre las principales casas de comics del mundo no está tan relacionada con las compañías en sí, sino con los fanáticos. Estos debaten y argumentan qué superhéroes son mejores o cuál ganaría en un crossover de fantasía. Ahora la pica se trasladó a la pantalla grande con los universos cinematográficos de figuras como Batman, Superman, Iron Man y Capitán América.

La relación entre ambas firmas es positiva y en 1996 llegaron a lanzar una serie de comics de manera conjunta mezclando a sus principales personajes en una historia épica. Hoy Marvel pertenece al universo Disney, mientras que DC Comics forma parte de Time Warner desde 1989.

Starbucks versus Dunkin' Donuts

Durante bastante tiempo convivieron de manera pacífica. Por un lado Starbucks con sus humeantes lattes y del otro Dunkin' Donuts con sus donas recién horneadas. Pero todo cambió en 2003 cuando esta última presentó su línea de lattes y capuchinos.

Manejan el 60% del negocio del café en los Estados Unidos

No obstante, la diferencia de números es notable. La ganancia de Starbucks es de casi u$s 10.000 millones, en tanto su rival reporta una facturación de más de u$s 600 millones. Entre ambas manejan un 60% del mercado cafetero estadounidense. En la Argentina la cadena de cafeterías es uno de los principales jugadores del rubro, mientras que Dunkin' tuvo un breve paso por el país.

Hasbro versus Mattel

En 1996 la empresa creadora de la muñeca Barbie puso sobre la mesa u$s 5200 millones para quedarse con su archienemigo. Llevaban compitiendo largo tiempo. Mattel había probado las mieles del liderazgo con Barbie desde los 60. Por su parte, Hasbro recuperó terreno con las figuras de acción de Transformers y el clásico Sr. Cara de Papa.

La oferta era tentadora y el número no era menor, teniendo en cuenta que el negocio juguetero mueve alrededor de u$s 18.000 millones. Sin embargo, Hasbro rechazó la propuesta y esto dio pie para más de un enfrentamiento a lo largo de los años subsiguientes.

Boeing versus Airbus

Ambas empresas fabricantes de aeronaves constituyen un duopolio. Continuamente se intercambian el liderazgo de un mercado de más de u$s 160.000 millones y son las protagonistas del crecimiento de la industria aeronáutica en las últimas décadas.

Airbus y Boeing constituyen la gran rivalidad del negocio aeronáutico tras varias fusiones en el sector

La competencia no estuvo exenta de polémicas. A lo largo de los años se han acusado mutuamente de recibir subsidios para mantenerse en pie y han batallado por quedarse con contratos militares.

Fedex versus UPS

La logística se transformó en uno de los negocios fetiche durante la pandemia y estos dos jugadores son de los más conocidos en esta materia. Fedex ostenta una gran flota de aviones, mientras que UPS tiene más fuerza en tierra con sus camiones. Ambas trasladan alrededor de 28 millones de paquetes todos los días.

En cuanto a números UPS es la dominadora. El año pasado facturó u$s 94.000 millones, casi el doble que su rival que exhibió ingresos por u$s 51.000 millones. La verdadera pelea está en expandir su dominio en el resto del mundo.

AT&T versus MCI

Durante mucho tiempo existió un amplio dominador en el universo de las telecomunicaciones. AT&T ostentaba un monopolio en el sector hasta que MCI se metió en el medio. Esta última la denunció en 1974, ganó u$s 1800 millones en daños y logro que se disolviera este dominio unipersonal. Esto precipitó una mayor competencia y un descenso en los precios.

Pero para muchos quizá MCI no sea una marca conocida debido a que hoy ya no se encuentra en el mercado. Comenzó su crisis en los 90 luego de que se fusionara con WorldCom y se descubriera un fraude fiscal por u$s 11.000 millones. Finalmente quebró y fue adquirida por Verizon en 2005.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios