Opera en 220 países

Estaba por quebrar y perder todo, apostó la empresa en Las Vegas y salió a flote: el insólito origen de FedEx

Frederick Smith fundó Federal Express en 1971 con la idea de revolucionar el sistema de entregas de la noche a la mañana. Sin embargo, los altos costos del combustible casi llevan a su compañía a la bancarrota.

Había empezado a operar hace poco menos de un año. Los números iban bien, el negocio parecía crecer, sin embargo los costos subían por el ascensor. El rojo se volvía cada vez más intenso y la caja de la empresa empezaba a mermar. Los llamados telefónicos a inversores no rendían sus frutos y algunos le soltaron la mano. En la cabeza de Frederick Smith la idea de que su emprendimiento se hundiría comenzó a tomar forma. Pero un viaje relámpago a Las Vegas cambió su suerte. Hoy su empresa es una de las más grandes del mundo y entrega más de 6 millones de paquetes por día. Estamos hablando de FedEx.

Smith nació en Memphis, Tennessee, en 1944. Su familia tenía buen pasar ya que su padre había amasado una pequeña fortuna al fundar una firma de transporte de larga distancia, Dixie Greyhound Bus Lines, y la cadena de restaurantes Toddle House. No obstante, murió cuando Fred tenía tan solo cuatro años.

La idea de Federal Express empezó a rondar su cabeza en los 70 durante su etapa como estudiante de economía en la Universidad de Yale. Ahí escribió un paper sobre cómo las empresas de envíos y logística podían mejorar su sistema de entregas con una nueva estrategia. Si bien estaba entusiasmado con su propuesta, su profesor no compartía su emoción y calificó su trabajo como "regular".

Frederick Smith se desempeña como chairman y CEO de FedEx Corp

Luego de su graduación, Smith se unió a la Marina y pasó dos años con tours en Vietnam. A su regreso se unió a su padrastro que había comprado una pequeña empresa que se dedicaba a modificar aeronaves. Esta experiencia lo llevó a considerar con más fuerza la idea que había tenido en la universidad. Empezó a recorrer bancos y a reunirse con inversores y así juntó u$s 80 millones, a los que sumó u$s 4 millones que había heredado de su padre, y fundó Federal Express en 1971.

Smith había avanzado en su premisa original. Pensó un plan para crear un sistema de envíos integrado por tierra y aire en el cual los paquetes irían a un hub central donde serían ordenados y luego enviados a sus destinos a través de rutas específicas. Así se lograrían entregas más rápidas de la noche a la mañana. Empezó con una flota de 14 jets y servicio en 25 ciudades en abril de 1973. Si bien el negocio iba en alza, el precio de los combustibles crecía aún más rápido. Esto llevó a que su firma perdiera cerca de u$s 1 millón por mes en 1974.

Viva Las Vegas

Las cifras no acompañaban, Federal Express estaba cerca de la bancarrota. Fred Smith salió en búsqueda de inversores que lo apoyaran, pero las respuestas eran negativas. Solo le quedaban u$s 5000 para sostener a la compañía. Entonces voló a Chicago para reunirse con el holding General Dynamics con la esperanza de que estos sí fondearían su proyecto. No obstante, tampoco consiguió luz verde. Un derrotado Smith se preparaba para emprender el regreso a Memphis, sin embargo, empujado por el impulso, decidió hacer un pequeño desvío a Las Vegas.

Unos días después apareció en las oficinas de FedEx con u$s 27.000 que había ganado jugando al Blackjack. Esto le permitía, al menos, mantener en pie a la compañía por una semana más. "No eran decisivos, pero era un presagio de que las cosas iban a mejorar", aseguró Smith, en diálogo con Entrepreneur. Al poco tiempo consiguió u$s 11 millones en inversión y para 1976 la firma ya era rentable.

Náufrago (2000)

Smith hoy se desempeña como chairman y CEO de FedEx Corp, la sociedad madre que creó en 1998 y engloba los múltiples negocios de su proyecto inicial. Entre ellos se encuentran Express, que presta servicio en 220 países del mundo; Services, la pata IT y de marketing del holding; y Ground, para los envíos B2B y B2C. En su último ejercicio, la compañía facturó u$s 83.900 millones.

El gran éxito de FedEx tomó forma a parte de la visibilidad que le dio una campaña comercial que emprendió una vez que sus números mejoraron. A su vez, también recibió el impacto positivo en el 2000 con el largometraje Náufrago, en el cual Tom Hanks personifica a un empleado de la empresa que queda varado en una isla desierta y aun así se empecina en querer entregar el paquete que tenía designado.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios