Nació en Berazategui

La historia detrás del alfajor vegano que tiene 1 millón de ventas por año y ahora llega a EE.UU.

Un Rincón Vegano surgió hace 9 años en la cocina de la casa familiar de Lucía Mariño. Hoy tiene presencia en almacenes y dietéticas y empezaron a exportar.

En esta noticia

Cuando tenía 10 años, Lucía Mariño decidió dejar de comer carne. En esa época aún no se había producido el boom de marcas y productos veganos que hay actualmente en las góndolas. "Cuando iba a la escuela no encontraba opciones y me pasó lo mismo cuando empecé la facultad", recuerda. Entonces puso manos a la obra y fundó Un Rincón Vegano, su emprendimiento con el que hoy produce más de 1 millón de alfajores por año.

La cocina de la casa de su madre, en Berazategui, se convirtió en su laboratorio en 2014. Tenía 19 años y acababa de empezar a estudiar Escenografía en la Universidad Nacional de La Plata. En su tiempo libre hacía tartas, empanadas y tortas veganas y las vendía en ferias. Pero no tenía el éxito esperado: "Al principio no me quería comprar nadie porque en ese momento decías que era ‘verano' y muchos no sabían lo que significaba".

Un Rincón Vegano tiene 20 sabores diferentes de alfajores.

Furor por el alfajor

Cuando parecía que el proyecto no tomaba vuelo, Mariño encontró su producto estrella: el alfajor. El primero fue relleno de membrillo y con merengue hecho a partir del agua de los garbanzos. "Nos empezamos a hacer conocidos en las ferias de CABA, después entré en una dietética y creció del boca a boca de gente que los pedía", asegura.

Empezó con $ 1000 para comprar un paquete de harina y un kilo de chocolate para bañar los alfajores, y con las ventas invirtió $ 4000 en una batidora chica industrial. Dos años después no daban abasto con la demanda. "Estábamos cortando tapitas a mano y los distribuidores nos pedían de a 200 cajas", señala. Entonces compraron maquinaria para agilizar el proceso y remodelaron la casa familiar para sumar líneas de producción (chocolateras y envasadoras) y galpones para el stock.

Los alfajores representan un 80% de las ventas de Un Rincón Vegano y los comercializan en almacenes y dietéticas. En la tienda online pueden adquirirse en cajas de 24 unidades por $ 3800 (simples) o $ 5000 (triples). Además, expandieron su portfolio con otros productos y hoy también cuentan con pepas, galletitas rellenas, palmeritas, pasta de maní y triangulitos de hojaldre.

Lucía Mariño, fundadora de URV, se encarga del diseño de cada packaging.

Si bien abandonó la carrera, Mariño se encarga del diseño de cada packaging los cuales incluyen un animal distinto en cada producto. "Esto también lo hago porque lo siento y no lo veo como un comercio. Hoy hay un boom de empresas que hacen estos productos pero ni saben lo que es y el público se da cuenta", resalta.

Alfajores veganos en EE.UU.

Después de dos años de investigación, trámites y aprobaciones, Un Rincón Vegano acaba de concretar su primera exportación a los Estados Unidos. "Tengo reuniones con distribuidores viendo en qué cadenas podemos colocar el producto porque acá no se manejan tanto con dietéticas sino con grandes cadenas. Y ahí cuesta más llegar", detalla Mariño desde Miami.

El primer envío al mercado estadounidense consistió en dos pallets de alfajores. Ahora, comenta, quiere sumar maquinaria para simplificar la elaboración y sumar volumen. "No nos cerramos a exportar a otros países, como Chile o Uruguay. Con Perú ya tuvimos conversaciones. Lo que más queremos es poder sumar producción", resalta.

Temas relacionados
Más noticias de emprendedores
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.