Nueva economía

Criptomonedas, un nuevo aliado para las pymes: todo lo que hay que saber para entrar

Los especialistas afirman que llegaron para quedarse y que, más allá de la volatilidad actual, son una interesante alternativa de inversión para las empresas pequeñas y medianas

El futuro es un sueño del pasado, hoy la realidad ya se está construyendo con los ladrillos de una nueva era. Esos ladrillos se encadenan en una ancha avenida hacia el porvenir en forma de blockchain, una tecnología que promete soluciones globales, descentralizadas y libres al mundo que hoy se erige en gran parte desde la lógica binaria de la virtualidad. Las criptomonedas son la materialización más visible, donde reina Bitcoin, acosado en sus fronteras por cientos de nuevos competidores.

Las criptomonedas entraron en una nueva "normalidad". Pasaron de ser una apuesta de jugadores individuales para convertirse en una estrategia corporativa. La plataforma de comercio de criptos Coinbase ya cotiza en Wall Street y grandes entidades como JPMorgan y BlackRock invierten en estos activos. Tesla protagonizó un affaire con idas y vueltas y Mercado Libre empezó a implementarlas en su modelo. Más allá de su cotización, las criptos avanzan como valor de cambio.

Si este flamante dinero presenta beneficios para individuos y grandes jugadores del mercado, ¿por qué no para los intermedios? Las pequeñas y medianas empresas tienen a su disposición una herramienta extra que puede ajustarse a sus necesidades operativas con mucha versatilidad. Varios expertos explicaron las posibilidades que las criptomonedas para potenciar los negocios de las pymes.

Dinero electrónico

Empecemos por lo obvio: las aptitudes monetarias. "Supongamos que se trata de una empresa que trabaja con empleados alrededor del mundo, las criptomonedas pueden solucionar todo lo que es el manejo de pagos", ejemplificó Matias Bari, CEO y Cofundador de SatoshiTango, plataforma de intercambio de criptomonedas, y agregó: "La principales ventaja de hacer negocios con criptos es que el dinero se transfiere P2P, es decir de usuario a usuario. Sin intermediarios, no se requiere de ninguna entidad bancaria a la hora de hacer transacciones y las mismas se realizan de manera mucho más rápida y con costos bajísimos".

En el subibaja del precio de Bitcoin y sus colegas algunos ganaron y otros tantos perdieron. La volatilidad es extrema y la lógica de los activos tradicionales no logra explicar el nuevo modelo que se rige enteramente por una demanda sin activos físicos por detrás. Las expectativas negativas pueden hacer desaparecer miles millones de dólares en horas, como demostró Elon Musk recientemente. Viendo hacia atrás las cotizaciones, las ganancias también demostraron ser descomunales. Entonces, ¿qué pasará en el futuro? Nadie sabe, no hay una criptomoneda que tenga el futuro asegurado, pero sí que en conjunto llegaron para quedarse.

"En cuanto a las inversiones, el potencial que tienen las criptomonedas es enorme. Los últimos meses nos demostraron cómo pueden usarse como método de reserva de valor y ahorro. Nosotros hablamos de distintos perfiles de inversor, si se trata de un perfil conservador al que le resulta más arriesgado la volatilidad de Bitcoin, Ethereum o alguna otra altcoin, puede recurrir a las stablecoins, que tienen un valor 1 a 1 con el dólar", explicó Bari. 

Las stablecoins, que mantienen un precio constante con monedas como el dólar pueden ser una gran oportunidad como reserva de valor.

Una de esas stablecoins es DAI, que mantiene una paridad 1 a 1 con el dólar. Desde la compañía que administra DAI, opinó Mariano DiPietrantonio, Business Operations & Strategy of MakerDAO Growth Core unit: "Todo capital que puedan tener en cripto, rinde mejor que en cualquier otra forma".

Pagos, cobros y agilidad

Para las pequeñas empresas las criptomonedas pueden representar grandes soluciones operativas que agilicen procesos, reduzcan costos y eviten dolores de cabeza.

Bitwage es un servicio global de pago de sueldos que opera con monedas tradicionales y con criptos. Desde esa empresa, Raúl Ortiz Head of Business Development para Latinoamérica, aconsejó: "La principal ventaja es la transparencia que ofrecen tecnologías como la blockchain, en donde es posible ver en tiempo real las transacciones y poder rastrear y entender mejor los costos involucrados. Así, las pymes pueden ofrecer otras alternativas para sus empleados en donde no solamente la confianza es un factor determinante, sino que también el tiempo y los costos".

Por su parte, Sebastián Resano, Institutional Sales Latam en la plataforma de activos digitales OSL, remarcó que operar con criptomonedas no tiene desventajas mientras se "preste atención al cómo se manejan los riesgos operativos y de contraparte, por ejemplo, la custodia". "Implica un proceso de aprendizaje y darse el tiempo para gradualmente ir desarrollando desde ahora un capital cripto como estrategia corporativa de largo plazo", dijo.

"Además de la estrategia de tesorería, otra ventaja o aplicación es utilizar activos digitales como parte del flujo operativos, es decir por ejemplo realizar cobros por ventas de productos, servicios o incluso parte de un programa beneficios para cliente, socios o empleados, tal como podría ser un esquema de puntos con cripto", sostuvo.

Tres buenas razones

Roberto Sánchez Vilarino, socio de PwC Argentina, apuntó a tres razones que pueden embarcar a las pymes con viento en popa en las aguas de los criptoactivos:

Medio de pago: elemento diferenciador al momento de competir por el cliente y eventualmente acceder a mercados en donde no se cuenta con esquemas para recibir o enviar fondos. Esto además pudo potenciarse ante la urgencia de continuar el negocio vía e-commerce como consecuencia de la pandemia.

Protección ante la inflación/devaluación del peso: es una respuesta más individual que del negocio, pero en muchas pymes la frontera de las finanzas personales y de la empresa están desdibujadas. Cabe destacar que hoy la mayoría de las pymes están escasas de fondos, lo cual les impide asumir una posición de mediano o largo plazo en este tipo de activos.

Acceso al mercado de divisas: no es casual que a partir del establecimiento de las restricciones cambiarias el volumen de transacciones en la Argentina se haya incrementado. Es un fenómeno que se ha visto antes en países como Venezuela. Siendo un mercado de baja regulación y control por parte del estado, se pueden plantear como alternativa para acceder a dólares.

Sánchez Vilarino desarrolló su visión al respecto: "A diferencia de las grandes empresas, las pymes tienen la flexibilidad para adoptar y ensayar en innovaciones como estas. El mundo de los criptoactivos representa un cambio importante para todos los sectores al plantear una manera diferente de intercambiar valor. Si bien el volumen es ínfimo comparado con los activos y métodos de intermediación tradicionales, su crecimiento es importante y para muchas pymes representa una oportunidad de acceder a mercados y consumidores nuevos".

"Lamentablemente, el mercado de los criptoactivos ha crecido básicamente en el ámbito de inversión especulativa y este es su principal riesgo al momento de adoptarlo para fines comerciales: es difícil transar bienes y servicios en una unidad monetaria inestable. Se puede argumentar que los precios se ajustan dinámicamente, pero ello limita los criptoactivos a ser un medio de pago y no una unidad de valor. Además, exige al pequeño empresario monitorear y actuar ante sus fluctuaciones que, junto con el bajo nivel de capital de trabajo, son las principales dificultades para que las pymes puedan utilizar transaccionalmente las criptomonedas", alertó.

El plano local

La Argentina se posiciona como un país ideal para la adopción de las criptomonedas, ya sea por la necesidad de herramientas alternativas a la burocracia estatal, por la necesidad de sortear al cepo cambiario a la compra de dólares, por la gran adopción de usuarios que se vuelcan a los criptoactivos y el destacado recurso humano de un país que avanza en el campo de las tecnologías de la información.

"En Argentina existe una necesidad por parte de los empleados de resguardar su dinero, principalmente ante las fuertes restricciones que implican una mayor fricción a la hora de recibir en divisa extranjera", consideró Ortiz sobre las ventajas particulares que representan las criptomonedas para el país en el marco del cepo al dólar.

A su vez, Sánchez Vilarino relató que el crecimiento del mercado de criptoactivos en Argentina es constante pero pasa desapercibido y explicó que si bien no existen fuentes oficiales, se estima que el país ocupa la vigésimo octava posición en el ranking mundial de los 154 países que tienen volúmenes relevantes de transacciones y en la región ocupa el quinto lugar, por debajo de Venezuela, Colombia, Brasil y Perú.

Resano se refirió a Mercado Libre y su acercamiento a Bitcoin: "El hecho de que la empresa más importante del país esté ubicando saldos de tesorería en el activo como reserva de valor en el largo plazo, no ha pasado desapercibida por los jugadores más importantes del plano local. Desde OSL hace varios meses que estamos creciendo el porfolio de corporaciones y entidades reguladas, lo que llamamos el sector institucional. Tanto en Argentina como en el resto de la región observamos que esta tendencia se ha venido acentuando, con más notoriedad desde el último trimestre de 2020, para todo rango de empresas desde pymes hasta empresas hasta empresas líderes como Mercado Libre y jugadores de las finanzas tradicionales".

Y aventuró una predicción sobre Mercado Libre: "No debería de sorprendernos que Mercado Pago comience a darle la opción a sus usuarios de pagar o cobrar en criptomonedas".

Resano reveló que Argentina afirmó con una de las comunidades de negocios más desarrolladas del mundo en cripto. Contó que desde el lado de la oferta, es el país con más brokers per cápita de la región y donde hay gran cantidad de desarrolladores de software creando aplicaciones y soluciones utilizando distintas tecnologías blockchain como Ethereum, Celo, Cardano y RIF, entre otras. También consideró que la demanda exhibe un alto grado de adopción respecto de otros países y estimó que para finales un rango cercano a los 2,5 millones de usuarios.

"Esto se debe a cinco factores coyunturales: la macro local, la macro mundial del dólar, la ola de adopción institucional, el salto en adopción de medios de pago digitales producto de la pandemia y el ciclo de Bitcoin, ahora amplificado por el desarrollo de las finanzas descentralizadas de Ethereum", evaluó.

Pandemia

La cuarentena por la pandemia de coronavirus y las posteriores restricciones a la movilidad, los negocios y a los horarios de atención significaron un duro golpe para muchas pymes que debieron de la noche a la mañana reinventarse. La adopción de métodos electrónicos de venta y pago vivieron una explosión.

Bari habló de su experiencia desde SatoshiTango: "2020 fue un año con un gran incremento de usuarios en nuestra plataforma y, en el mundo cripto en general. Registramos un crecimiento de más del 700% de usuarios en Latinoamérica en relación al 2019 y en Argentina, particularmente, el crecimiento fue del 800% respecto al año anterior". "El inicio de este año 2021 también se dio en la misma dirección, teniendo en cuenta que las monedas más populares superaron records históricos, sobre todo Bitcoin y Ethereum)".

Nadie se salva de los impuestos

Las regulaciones internacionales son incipientes y no hay un consenso mundial sobre cómo tratar fiscalmente a las criptomonedas. Sin embargo, las regulaciones avanzan y es un tema a tener en cuenta para que la empresa actúe dentro de la ley.

En Argentina hay desde hace años ciertos parámetros para tener en cuenta, como explica Resano: "Los impuestos se liquidan en la declaración de impuestos a las inversiones financieras, con la alícuota correspondiente a las inversiones financieras, donde hay un mínimo de Ganancias, última vez definido en la reforma del ex ministro de Economía Nicolás Dujovne, refiriéndoseles como Monedas Digitales. Existe un claro consenso entre profesionales de la administración tributaria en su tratamiento en este sentido".

Las cosas están cambiando y habrá que amoldarse. El panorama de esta nueva relación entre la sociedad y las criptomonedas inevitablemente llegó a las pymes, donde puede aportar soluciones estratégicas. Una rápida adopción puede significar una ventaja decisiva para impulsar el negocio. Todo suma en tiempos de crisis y pandemia.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios