Ómicron en Punta del Este: la ola de contagios alarga estadías y complica los alquileres

Muchos inquilinos dan positivo de Covid-19 pocos días antes de dejar la propiedad y piden extender el período de alquiler, pero no siempre es posible.

La variante Ómicron generó un ascenso de casos de Covid-19 que rompió récords en todo el país, pero especialmente en Maldonado, que actualmente duplica el promedio de contagios nuevos diarios de todo el país. 

En plena temporada, Uruguay registró un récord de contagios de COVID-19 en un día

La situación sanitaria del departamento no sólo tensiona el sistema sanitario sino que pone contra las cuerdas a los operadores turísticos: locales gastronómicos cerrados, alquileres que necesitan extenderse por cuarentenas, pero se superponen con los inquilinos de los días siguientes y un considerable descenso en los interesados por visitar Punta del Este en la segunda quincena.

Punta del Este duplica los testeos de Covid por afluencia de turistas y aumento de casos

Andrés Jafif, exalcalde y director de la inmobiliaria Santos Dummont, dijo a El Observador que si bien ha habido algún incremento circunstancial por familias que tienen contagiados y buscan alguna propiedad para aislar al enfermo, hay "pocas consultas", para la segunda quincena.

Los alquileres para contagiados suelen ser "algún apartamento de un dormitorio, cosas baratas para que simplemente se pueda pasar la pandemia 7 días y sin comprometer al resto de la familia", explicó. Además, ha habido algunas solicitudes para extender la estadía.

Punta del Este: cómo es MACA, el museo más moderno de Uruguay, y por qué visitarlo 

"Nos ha pasado, sobre todo con argentinos, que habían alquilado la primera quincena y al tener algún miembro de la familia con covid necesitan quedarse más tiempo en el apartamento", dijo y agregó que eso genera dificultades porque muchas veces esa propiedad ya está comprometida a otras personas para los días siguientes y no han encontrado una forma genérica de solucionarlo, sino que lo van viendo caso a caso.

Luciana Lijtmajer, directora de Lijtmajer propiedades, coincidió con Jafif y agregó que los casos de covid-19 en el resto de los países también generó bajas. "Hay varias personas que tenían reservado, les sale positivo en Argentina y no pueden viajar. Entonces pierden la seña, pero dejan libre la propiedad", desarrolló.

Punta del Este: así será el megaproyecto hotelero que desarrollan argentinos

El miedo, como durante toda la pandemia, también juega un rol clave y en Market del Este también se han cancelado reservas por eso, expresó Facundo Soneira, integrante de la inmobiliaria a El Observador. Avizoró una segunda quincena "no tan fácil" producto del covid-19. Añadió que tienen casos de inquilinos que debieron extender su estadía por el coronavirus.

La guerra por los contagios en los edificios resiente el servicio 

Todos los edificios de Punta del Este tienen señales que expresan que es terminantemente obligatorio el uso del tapabocas. Pero muchos no los usan y encima responden con violencia cuando un funcionario se los hace notar, aseguró Daniel Tassano, de Tassano Administración de Propiedades, a El Observador.

Tassano administra más de 20 edificios en Punta del Este, cerca de 16 registraron casos de covid-19. "Vivo con problemas, contagiados que salen del apartamento, estamos luchando solos sin respaldo del gobierno ni de la policía que no viene cuando llamamos", reclamó.

Los casos de covid-19 los llevó a tener que cerrar amenities como gimnasios, jacuzzis y saunas por falta de ventilación. Más allá de los inquilinos o propietarios, parte del personal contrajo la enfermedad y se comenzaron a resentir los servicios.

"No puedo traer gente de afuera a cubrir porque yo no sé si tiene covid o no, si tiene las vacunas o no las tiene (...) Se resiente el servicio. Se reorganiza el personal para tener un servicio de emergencia, pero nunca es lo mismo y los inquilinos se quejan", lamentó.

Uruguay baja la cantidad de días de aislamiento por Covid: cuál es la clave del éxito de su estrategia sanitaria

Si bien muchos extienden su período de alquiler para completar la cuarentena, Tassano tiene una perspectiva "negra" para la segunda quincena.

Jorge Díaz, director de Jorge Díaz Propiedades, sufre del mismo conflicto. "Es difícil mantener a los inquilinos y a los propietarios dentro de los apartamentos para que no circulen dentro del edificio. Ellos creen que la cuarentena es quedarse en el edificio y no, es quedarse en el apartamento", sostuvo.

Si bien manifestó no tener "problemas" con el servicio aún, reconoció "preocupación".

Qué prevén los hoteleros

"Es como en todos los rubros", comenzó diciendo Analía Suárez, presidenta del Centro de Hoteles de Punta del Este. Aunque no sufren el problema de las inmobiliarias de tener que extender el tiempo de hospedaje por casos de covid-19, sí prevén una caída debido a la situación sanitaria.

La situación se vuelve más intempestiva porque "hasta el último día nadie va a estar seguro de que va a venir". "Tenés menor ocupación proyectada pero de pronto terminamos con una ocupación bastante digna. No llegamos a decir que es una buena temporada, pero esperamos que vengan los argentinos de febrero y los brasileños del sur en auto", consideró.

De todas formas, ya tienen cancelaciones. Por ejemplo, comitivas corporativas de Europa a las que las compañías ya les cancelaron el viaje.

En cuanto al servicio, si bien ha habido casos, no se ha resentido "gracias al esfuerzo grande" de quienes cubren las horas vacantes.

Prevén una temporada entre 20% y 30% por debajo de la última registrada previo a la pandemia (enero 2020).

"Saturación" del sistema y "cuello de botella" para hisopados 

 "En Maldonado no había enfermeros para contratar", indicó Martín Pereira, presidente de la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP) a Telemundo y afirmó que el departamento está "saturado".

Hisopado de Covid-19 en Uruguay - Xinhua

En declaraciones a El Observador la doctora Ana Vernengo, presidenta de la Unión Médica de Maldonado, consideró que hay un "cuello de botella" respecto a los hisopados y al primer nivel de atención, porque hay muchos médicos, incluida ella, cursando la enfermedad. Lo peor, opinó, es que se volvió a perder el hilo epidemiológico que se había vuelto a hallar en los últimos meses de 2021.

Tras una semana de largas filas para hisoparse, el laboratorio ATGen, una de las cuatro opciones para testearse en Punta del Este y la más concurrida, instalará un nuevo puesto de detección de covid-19 en el Jagüel debido al aumento de demanda. Actualmente cuentan con opciones en Piriápolis, Solanas, Enjoy Conrad, Manantiales y La Paloma.

En este nuevo puesto se hisopará entre 500 y 600 personas más, lo que significa entre un 20% y 30% más de personas respecto a los otros puestos. "Se viene descomprimiendo y esto va a terminar de descomprimir", dijo el director del laboratorio, Andrés Abín, a El Observador.

Tags relacionados

Comentarios

  • EV

    Eugenio Vazquez

    Hace 6 segundos

    por mas que lo oculten este temporada es un fiasco no hay mucha gente en punta, posta

    0
    0
    Responder