Nicaragua: en comicios polémicos Daniel Ortega fue reelegido para un quinto mandato presidencial

En medio de denuncias de Europa y Estados Unidos contra la legitimidad de los comicios, y por ende, de los resultados, la autoridad electoral dijo que Ortega otbuvo 75% de los votos. Sus opositores lo acusan de dictador.

En medio de denuncias internacionales contra la legitimidad de los comicios, Nicaragua realizó elecciones generales ayer, y por quinta vez, el resultado es que ganó Daniel Ortega, el presidente. 

Otra vez su compañera de fórmula es la vicepresidenta, que además es su esposa, Rosario Murillo. Con 14 años en el poder, los detractores de Ortega lo acusan de "nepotismo", de instaurar una "dictadura" y de la detención de siete aspirantes opositores. 

Según el primer informe divulgado por el Consejo Supremo Electoral (CSE), obtuvo el 74,99% de los votos y el candidato más cercano, un 14,4 % de los votos.

El mandatario, que lidera el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), dice que su Gobierno es del "pueblo" y defiende la soberanía de su país de los "ataques" de Estados Unidos.

Elecciones en Nicaragua: Ortega va por su quinto mandato en el contexto de una fuerte represión contra la oposición

Más de 4,4 millones de nicaragüenses estaban habilitados para elegir a su presidente y vicepresidente, 90 diputados ante la Asamblea Nacional y 20 ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen). Según el órgano electoral, participó el 65,34% de los nicaragüenses aptos para votar, aunque el observatorio multidisciplinario Urnas Abiertas cifró la abstención en un 81,5%.

El informe del CSE detalla que en segundo lugar de las preferencias del electorado para el cargo presidencial se ubicó el candidato del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), el diputado Walter Martínez, con un 14,4 %, seguido del también diputado y reverendo Guillermo Osorno, del Camino Cristiano Nicaragüense (CCN), con el 3,44 %.

DESDE EL EXTERIOR

Estados Unidos continuará "utilizando la diplomacia, sanciones y restricciones de visados" para "promover la rendición de cuentas" tras las elecciones "antidemocráticas" de Nicaragua, dijo el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken. Y agregó que "esta represión y manipulación electoral, ampliamente denunciada por los nicaragüenses y la comunidad internacional, despojó a la votación del 7 de noviembre de cualquier significado real".

La Unión Europea denunció la falta de garantías democráticas en los comicios y la falta legitimidad de los resultados, por lo que exigió a Ortega que "devuelva la soberanía" al pueblo de Nicaragua y amenazó con adoptar nuevas y amplias sanciones que vayan más allá de las restricciones individuales.

Por la Unión Europea, Josep Borrell - EuropaPress

"Las elecciones del 7 de noviembre han tenido lugar sin garantías democráticas y sus resultados carecen de legitimidad", apuntó el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, en una declaración en nombre de los 27.

"La integridad del proceso electoral fue aplastada por la encarcelación sistemática, la intimidación y el acoso de los precandidatos presidenciales, líderes rurales, estudiantes, opositores, periodistas, representantes de empresarios y defensores de Derechos Humanos", continuó Borrell.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.