Crisis en el sector tecnológico

La verdadera razón de los despidos masivos en Argentina y porqué se vienen más recortes

El sector tecnológico entró en crisis en este último tiempo debido principalmente a la disminución del financiamiento. A continuación explicamos qué pasó.

Durante los últimos meses varias empresas tecnológicas anunciaron achiques y despidos en toda la región. Si bien la última explosión -hace tan solo unas pocas semanas- golpeó particularmente a la Argentina, el evento se viene desenvolviendo en toda la región. La lista es extensa.

  • Fluke: 82% de los colaboradores desvinculados
  • Kavak: más de 200 personas
  • Ualá: 3% de la planta total
  • Workana: 30%
  • Lemon: 38%
  • Digital House: 27
  • TiendaNube: 50 en todos sus mercados (17 en la Argentina)
  • Buenbit: 50%
  • Plerk: 80%
  • Zak: 40%
  • MaxMilhas: 40%
  • Omie: 30%
  • Ebanx: 20%
  • Nomad: 20%
  • Sanar: 20%
  • Stone: 20%
  • Wildlife: 20%
  • Devo: 15%
  • VTex: 13%
  • Loft: 12%
  • GymPass: más de 400 personas
  • Facily: 250
  • Favo 170
  • QuintoAndar: 150
  • Bitso: 25% a nivel mundial
  • BetterFly: 30
  • Muni 100% (cese de operaciones)

Según argumentan, vislumbraron la tormenta que se viene. Un complicado cóctel de recesión, contracción económica, suba de las tasas de interés, inflación y un fly to quality de los fondos de inversión y el capital de riesgo hacia opciones más seguras (por ejemplo, bonos del tesoro estadounidense).

Tiraron abajo la página del Indec y confirman que entró un virus informático

Tablets gratis para jubilados: cómo aplicar al plan Conectando con Vos en diciembre

No es casualidad que los malos pronósticos hayan golpeado específicamente a las empresas de base tecnológica. Muchas de ellas crecieron fuertemente durante los últimos dos años debido a las restricciones sanitarias por la pandemia de Covid-19, con fuertes inyecciones de capital y una agresiva expansión. Las razones son varias: empresas de entretenimiento digital, como Netflix o la argentina Etermax, que explotaron por el aumento de la permanencia en el hogar. Empresas de e-commerce, como TiendaNube, que crecieron de la mano de las ventas por internet para evitar el contacto social. Empresas fintech, como Ualá, cuyas operaciones se vieron beneficiadas de los pagos sin contacto y el retraso de los bancos en su digitalización.

Pero la bonanza pandémica llegó a su fin. Acaso el ejemplo por antonomasia sea Zoom Video Communications. Las acciones de la plataforma de video llamadas se comerciaban a más de $ 1000 en mayo del año pasado y en el mismo período de este año tocaron un piso de $ 400. Sucede que con la reapertura y el retorno a la nueva normalidad, los fundamentos de mercado de estas empresas se chocaron con la dura realidad: sus servicios no serían imprescindibles para siempre.

Entusiasmados por la promesa de un crecimiento sin precedentes, muchas de estas empresas se expandieron inorgánicamente; invirtiendo tanto en desarrollo como en capital humano. De hecho, los recortes responden parcialmente a esto: en las empresas basadas en la innovación el mayor costo son los recursos humanos. Casi todas las empresas que hoy están echando empleados recibieron grandes inversiones en los últimos tiempos.

Dólar blue arriba de los $ 400: la preocupante predicción que hacen en las cuevas cripto

Peligro Dólar Bitcoin: alertan que el más usado es una estafa Ponzi y ya puede caer

El caso paradigmático es TiendaNube, que levantó u$s 500 millones en su serie E, siendo una de las rondas más pronunciadas de la región en toda su historia de emprendedorismo. Pero, con la llegada del invierno financiero, las empresas decidieron aprovisionarse y estirar lo máximo posible lo que quizás sea la última inversión importante en varios meses.

El ecosistema startup mostró la otra cara de la moneda. Mientras que la agilidad, el crecimiento agresivo, la creación de nuevos mercados y la expansión suelen considerarse entre los atributos más destacables de las empresas de la nueva economía; la contracara de esto es un ajuste que hoy golpea a los trabajadores. De ahora a algún tiempo, habrá que ver quién levanta los trozos de esta crisis schumpeteriana que hoy está costando cientos de empleos en la ya golpeada región latinoamericana. 

Tags relacionados

Más noticias de Infotechnology

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.