Mentor de Jobs

El fundador desconocido de Apple que vendió todo por u$s 800: cuánto tendría ahora

Ronald Wayne fue el tercer fundador de la firma junto con Steve Jobs y Steve Wozniak, pero antes de que la empresa tuviera éxito, se retiró de la compañía y vendió su parte.

Ronald Wayne tiene una de las historias más increíbles del mundo de la tecnología. Este ingeniero de 87 años estuvo en los inicios de Apple, fue el tercer fundador de la firma junto con Steve Jobs y Steve Wozniak, pero antes de que la empresa tuviera éxito, se retiró de la compañía y vendió sus acciones. Y aunque podría haber sido millonario, hoy Wayne dice que no se arrepiente.

Según un artículo de la BBC, a sus 41 años Wayne trabajaba en Atari, donde conoció a un joven Steve Jobs, a quien aconsejaba constantemente. Era casi su mentor y cuando al famoso creador de Apple se le ocurrían ideas, las consultaba con él.

Primero Jobs le preguntó si debía de crear una empresa de máquinas traganíqueles, a lo que Wayne dijo que no. También le consultó si pensaba que debería ir a India a encontrarse. Wayne le aconsejó que sí, pero que tuviese cuidado.

Ronald Wayne en la actualidad.

Hasta que un día, Jobs le preguntó algo que cambiaría la historia: "¿Podrías ayudarme a hacer entrar en razón a Steve Wozniak?". Wozniak, que trabajaba con ellos en proyectos que buscaban hacer que las computadoras de empresas fueran más pequeñas. Era el mejor y por eso Jobs lo quería en su equipo nuevo.

Wayne lo invitó a su casa a charlar y juntos lo convencieron de sumarse al proyecto de lo que sería Apple.

"Estaba ansioso por que Wozniak entrara en el proyecto. Pero él, caprichoso, solo quería hacer cosas que le divirtieran", recordó Wayne en la entrevista con el medio británico.

En 45 minutos Wayne lo hizo cambiar de idea. Y fue en ese momento que Jobs les propuso formalmente crear Apple. Jobs y Wozniak tendrían un 45% cada uno, y Wayne el 10% con el encargo de ser la voz de la razón en caso de cualquier disputa.

Steve Jobs y Steve Wozniak en los inicios de la compañía.

Pero apenas 12 días después, Wayne vendió su parte de la empresa por solo u$s 800. Hoy el 10 % de Apple representa unos u$s 234.000 millones.

Según confesó el fundador menos conocido, la decisión de vender todavía tienen sentido: "Si la compañía se hundía, teníamos que responder personalmente de las deudas. Jobs y Wozniak no tenían ni siquiera dos centavos. Yo tenía una casa, una cuenta bancaria y un coche, ¡podían atraparme!". Así, Wayne les dijo que quería ayudarles donde pudiera, pero que ya no podía formar oficialmente parte de la compañía.

Su contribución antes de despedirse formalmente de la empresa fue crear el primer logo de Apple, un dibujo mostrando al científico Isaac Newton sentado bajo un manzano que Jobs descartó después.

Wayne de joven.

A la pregunta de la BBC sobre si se arrepentía de su decisión, Wayne respondió: "Habría terminado dirigiendo barajando papeles en un rincón del edificio de la compañía por los siguientes 20 años de mi vida. Ése no era el futuro que quería". Y continuó: "Si el dinero fuera lo único que quisiera había muchas otras maneras de conseguirlo. Pero para mí era mucho más importante hacer algo que me motivara".

Su presente

Hoy vive jubilado en un pequeño pueblo de Pahrump, Nevada. Y, a pesar de haberse separado de la compañía hace tantos años, todavía hoy tiene su grupo de seguidores y fanáticos.

Wayne guarda el correo de sus fans en una pequeña caja en su estudio. Está llena de peticiones de autógrafos, cartas pidiendo consejos y mensajes expresando admiración.

"Jobs me dijo una vez: 'sabes, tengo dudas sobre esto. Hay otras cosas que me gustaría hacer'. Y yo respondí: 'hagas lo que hagas, te resultará más fácil hacerlo con dinero en el bolsillo. Sigue adelante y gana dinero, y haz lo que quieras. Solo no olvides para qué lo querías en primer lugar. Terminó olvidando eso. Creo que se involucró en el manejo de Apple hasta el punto que nada más importaba", reflexiona.

Ahora, el ingeniero tiene una página web propia donde vende merchandising de su breve paso por Apple: allí se consiguen desde tazas y remeras con el viejo logo diseñado por él, hasta réplicas certificadas del contrato de Apple

Tags relacionados

Más noticias de Infotechnology

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios