Una por una: ventajas comparativas de cada cryptowallet

Las más extendidas en Argentina son Binance, BuenBit, Belo y Lemon Cash. ¿Qué comisiones cobran? ¿Cómo son los cashback? ¿Y la seguridad?

Al pensar en la mayor transformación en los hábitos de ahorro e inversión de los argentinos en los últimos dos años, resulta inevitable mencionar la popularización de las criptomonedas. Paradójicamente, su auge en nuestro país ha coincidido con momentos de alta volatilidad de este tipo de activos. Pero lo cierto es que resulta indiscutible que la compra de criptomonedas dejó de ser una práctica de nicho y se está convirtiendo en una alternativa habitual de inversión, y ya resulta habitual encontrarse en el transporte público a pasajeros chequeando la cotización de Bitcoin o de Ethereum.

Se pueden encontrar varias explicaciones a este fenómeno. Seguramente, habría que tener en cuenta la dinámica inflacionaria criolla y la exponencial valorización que han tenido las criptomonedas, más allá de la mencionada volatilidad y de algunas abruptas caídas.

Sin embargo, el florecimiento de los numerosos exchanges que han facilitado considerablemente la entrada de los ahorristas al mundo cripto es sin duda el factor clave que transformó la manera de relacionarse con las criptomonedas.

Hace unos tres años, comprar criptomonedas requería, para decirlo de algún modo, "estar en la movida". La información no era abundante ni accesible al gran público, y tanto la compra y venta como el propio uso de estas monedas exigía una ingeniería que no era tan sencilla.

Hoy en día, en pleno 2022, la creación de una cuenta en un exchange es incluso más sencillo que abrir una cuenta en un banco tradicional. Una vez creada, simplemente se deposita dinero en dicha cuenta a través de, por ejemplo, transferencias bancarias, y listo: ya se puede comprar y vender las criptomonedas que cada plataforma tenga disponibles.

Exchanges y wallets

Muchos de los exchanges, además, que han avanzado en integrar el intangible mundo cripto al mundo "real".

En rigor, ya dejaron de ser sólo exchanges: también son billeteras (wallets) que ofrecen, asociadas generalmente con Mastecard y Visa, sus propias tarjetas de débito con las que se puede comprar en tiendas físicas y virtuales.

Las más extendidas en Argentina son Binance, BuenBit, Belo y Lemon Cash. Con la integración de las tarjetas de crédito pasaron a ofrecer un beneficio fundamental que sin dudas atrae a muchos nuevos usuarios ávidos de generar alternativas creativas de ingresos: los cashbacks (reintegros) en criptomonedas.

En cuanto a las utilidades y sus aplicativos, tanto Binance, BuenBit, Belo y Lemon Cash son plataformas funcionalmente similares y todas ofrecen sus pequeñas ventajas. Probablemente, a la hora de elegir una, los usuarios "comunes" no se fijen en detalles de lo más sofisticado sino en los números gruesos: cuánto cobran de comisión por compra y venta de criptomonedas y cuál es el cashback que ofrecen.

Comisiones

Dentro de las billeteras más utilizadas en nuestro país, BuenBit, Belo y Binance se diferencian de Lemon Cash que, en comparación con sus competidoras, mantiene las comisiones más altas: cobra 1% por la compra de criptomonedas, 0,5% por la venta y 0,3% por el intercambio.

En cambio, BuenBit y Belo no cobran comisiones ni por mantenimiento ni por operaciones con criptomonedas, mientras que Binance sólo cobra comisiones por el trading de criptomonedas. Ésta varía según el monto de la operación, pero no supera el 0,1%.

Además, mientras que Binance ofrece más de 100 criptos distintas para sus usuarios, Lemon Cash, la startup creada en 2019, ofrece más de 20 y en cuanto a monedas fiduciarias sólo permite el peso argentino. Por su parte, la oferta de criptos de BuenBit y Belo no es tan amplia como la de Binance pero incluye a las más populares: Bitcoin, Etherium y el resto de las principales stablecoins.

Cashback

Estas plataformas contribuyeron de tal forma a la popularización de las criptos que, por ejemplo, se puede acceder a Bitcoins (o, más bien, una pequeña fracción de un Bitcoin) sin siquiera comprarlo. ¿Cómo es eso? Por cada compra que se haga con las tarjetas prepagas de estas wallets, se obtiene un cashback, es decir, un reintegro en criptomonedas.

La Visa de Lemon Cash devuelve el 2% de cada compra realizada en forma de bitcoins, según la cotización del momento (con un límite mensual equivalente a $ 8000). Pero no se compara con sus competidores que ofrecen retornos más beneficiosos: Belo que apenas tiene un año en el mercado permite elegir en qué criptomoneda recibir el cashback y, dependiendo de cuál se opte, varía entre el 2% y el 21%. Binance, por su parte, otorga el 8% de cashback en su token (BNB).

Seguridad

Junto con la reputación y las comisiones, uno de los principales ejes que facilitan la experiencia de los usuarios con los exchanges es la seguridad que brindan para evitar estafas, falsificaciones y hackeos de cuenta.

En este aspecto, uno de los protocolos de seguridad más importantes es el 2FA (doble factor de autenticación).

Entre los exchanges mencionados, BuenBit y Binance tienen esta función disponible, mientras que la app de Lemon Cash no dispone de esta herramienta. A esto se le suma que las criptomonedas no se almacenan de la mejor manera, ya que el 95% de los fondos están resguardados en línea.

Tags relacionados

Más noticias de Infotechnology

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios