TENDENCIAS

Criptomonedas: por qué crece el temor a que sean una amenaza para el sistema financiero

La caída de las cotizaciones en las últimas semanas y la falta de regulaciones generan una "tormenta perfecta" para estas inversiones en activos digitales. Las criptomonedas son un mercado chico pero muy volátil, señalan los analistas.

El bitcoin cayó brevemente este martes por debajo de los u$s 30.000 por primera vez en 10 meses, en un contexto en el que las criptodivisas en general han perdido casi u$s 800.000 millones de su valor de mercado en el último mes, de acuerdo al sitio de datos CoinMarketCap. 

Esto es así porque los inversores están preocupados por el endurecimiento de la política monetaria, tras la última suba de las tasas de interés en Estados Unidos.

El Banco Central de Chile evalúa emitir una moneda digital

En relación al último ciclo de endurecimiento de la Fed, que comenzó en 2016, las criptomonedas constituyen ahora un mercado mucho más grande, lo que genera preocupaciones sobre su interconectividad con el resto del sistema financiero.

Principales cripto y su valor de mercado

La criptomoneda más conocida, el bitcoin, alcanzó en noviembre pasado un máximo histórico de más de u$s 68.000, lo que disparó el valor global del mercado de criptomonedas a 3 billones de dólares, según estimaciones de CoinGecko. 

Pero en poco más de seis meses esa cifra llegó a 1,51 billones de dólares el martes pasado, anotando una pérdida de casi 50% de su valor.

De ese total, el bitcoin representa casi 600.000 millones de dólares, seguido de ethereum, con una capitalización de mercado de 285.000 millones de dólares, informó esta tarde la agencia Reuters.

Stablecoins: la crisis de Terra con LUNA y UST enciende las alarmas por un mercado no regulado de u$s 180.000 millones

Así, pese a que las criptodivisas han experimentado un "crecimiento explosivo", el mercado aún sigue siendo relativamente pequeño, consideran los expertos.

Sólo basta recordar que los mercados de valores de Estados Unidos, por ejemplo, trepan a un valor de 49 billones de dólares, mientras que la Asociación de la Industria de Valores y Mercados Financieros estimó el valor pendiente de los mercados de renta fija de Estados Unidos en 52,9 billones de dólares a finales de 2021.

Quiénes juegan en el mercado de criptomonedas

Si bien las criptodivisas empezaron siendo un fenómeno netamente minorista, el interés de inversores institucionales, tales como bolsas, empresas, bancos, fondos de cobertura y fondos de inversión está creciendo rápidamente.

No es fácil obtener los datos sobre la proporción de inversores minoristas frente a los institucionales en el mercado de las criptomonedas, pero según Coinbase, la mayor bolsa de criptomonedas del mundo, los inversores institucionales y minoristas representaron cada uno alrededor del 50% de los activos en su plataforma en el cuarto trimestre.

Y el crecimiento de las operaciones parece ser una tendencia irreversible, al punto que, aseguró Coinbase, sus clientes institucionales negociaron 1,14 billones de dólares en criptomonedas en 2021, frente a solo 120.000 millones de dólares en 2020.

Bitcoin se hunde: por qué el precio de la cripto cayó un 50% en apenas 7 meses 

Y hay una gran concentración entre los tenedores de bitcoin y ethereum en circulación. Un informe de la Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER, por sus siglas en inglés) descubrió en octubre de 2021 que 10.000 inversores en bitcoin, tanto personas como entidades, controlan alrededor de un tercio del mercado de bitcoin, y sólo 1000 inversores poseen aproximadamente 3 millones de tokens de bitcoin.

Esto en un contexto en el que cerca del 14% de los estadounidenses invertían en activos digitales hasta 2021, de acuerdo a una investigación de la Universidad de Chicago.

Cómo pueden perjudicar al sistema financiero 

Como se dijo, el mercado global de las criptomonedas es relativamente pequeño, sin embargo, para la Reserva Federal de Estados Unidos, el Departamento del Tesoro y el Consejo de Estabilidad Financiera Internacional las criptomonedas estables -tokens digitales vinculadas al valor de los activos tradicionales- configuran una amenaza potencial para la estabilidad financiera.

Las criptomonedas estables son susceptibles de perder la confianza de los inversores, especialmente en momentos de tensión en el mercado, según los reguladores.

El argumento es que las criptomonedas estables se utilizan principalmente para facilitar el comercio de otros activos digitales y están respaldadas por activos, pero éstos pueden perder valor o volverse ilíquidos en momentos de tensión en el mercado, mientras que las normas y la información que rodean a esos activos y a los derechos de reembolso de los inversores son confusas.

El peor día para Bitcoin y las criptomonedas: todo está en caída y el miedo es extremo

En este contexto, las criptomonedas estables son susceptibles de perder la confianza de los inversores, especialmente en momentos de tensión en el mercado, según los reguladores.

Es lo que ocurrió por ejemplo el último lunes, cuando TerraUSD, una de las principales criptomonedas estables, rompió su paridad con el dólar y cayó hasta 0,67 dólares, según CoinGecko. Ese movimiento contribuyó en parte a la caída del bitcoin.

Criptomonedas: "van a pasar cosas malas" si las stablecoins no se regulan rápido

TerraUSD mantiene su vinculación con el dólar a través de un algoritmo, pero las corridas de los inversores sobre las criptomonedas estables que mantienen reservas en activos como el efectivo o papeles comerciales podrían extenderse al sistema financiero tradicional, causando tensiones en esas clases de activos subyacentes, dicen los reguladores, señala Reuters.

Los reguladores afirman que, dado que la fortuna de las empresas está ligada al rendimiento de los criptoactivos y que las instituciones financieras tradicionales están incursionando más en esta clase de activos, están surgiendo otros riesgos.

El Contralor de la Moneda interino advirtió en marzo que las entidades bancarias podrían tropezar con los criptoderivados y las exposiciones a las criptomonedas sin cobertura, porque trabajan con pocos datos históricos de precios.

Pese a ello, los reguladores están divididos sobre la magnitud de la amenaza que supone una crisis de las criptomonedas para todo el sistema financiero y la economía global.

Tags relacionados
Más noticias de Infotechnology

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios