CORONAVIRUS

Ómicron: qué pasa con los casos graves, ¿es realmente menos severa que Delta?

Se sabe que la cepa identificada en Sudáfrica es más contagiosa por su elevada carga viral. Qué sucede con los casos graves a dos meses de su aparición.

A dos meses de su aparición, la variante Ómicron no da tregua y continúa provocando récord de casos en todo el mundo. En los últimos siete días, por la cepa descubierta a fines de noviembre en Sudáfrica, se registraron más de 23,4 millones de nuevos contagios a nivel global, un 8% más que en la semana precedente (21,7 M) según el sitio Worldometers, que recopila estadísticas sobre el coronavirus. 

En la Argentina, en tanto, este miércoles se informaron 88.503 nuevos infectados. mientras que las muertes siguen en ascenso y se reportaron 317 fallecimientos.

Variante Ómicron: el síntoma "putrefacto" que presentan las personas contagiadas

Ómicron, nuevas reglas: ¿qué tipo de barbijo es el más efectivo contra la variante?

Ómicron, lo confirmó la médica sudafricana que la identificó, Angelique Coetzee, es más contagiosa que las variantes precedentes. La variante cuenta con 50 nuevas mutaciones respecto del virus original del coronavirus y más 32 mutaciones en el gen S, varias de ellas relacionadas con incremento en la transmisibilidad y escape a la inmunidad.

Por otra parte, Ómicron se multiplica más en nariz, garganta y las vías aéreas superiores, y en menor cantidad en los pulmones, a diferencia de Delta. Por esa razón, la cepa descubierta en el país africano tiene una elevada carga viral -hasta 70 veces mayor que sus predecesoras-provoca muchos contagios, al punto que muchos especialistas la compararon con el sarampión.

Ómicron se multiplica más en nariz, garganta y las vías aéreas superiores, y en menor cantidad en los pulmones, a diferencia de Delta.

ÓMICRON: MÁS CONTAGIOSA, ¿MENOS SEVERA?

Múltiples líneas de investigación en varios países sugieren que Ómicron causa una forma menos grave de Covid-19.

Recovery, la aseguradora de salud más grande de Sudáfrica, donde surgió la variante, informó a mediados de diciembre de que los adultos con esta cepa tenían un 29% menos de probabilidades de ser hospitalizados, en comparación con los adultos que se habían infectado varios meses antes con Delta. 

En el Reino Unido, en tanto, la tasa de ingresos hospitalarios entre las personas con Ómicron fue un tercio de los infectados con Delta que requirieron internación, de acuerdo a una investigación que publicó la Agencia de Seguridad Sanitaria (UKHSA) de ese país el 31 de diciembre de 2021.

Los adultos con esta cepa tenían un 29% menos de probabilidades de ser hospitalizados.

Por otra parte, en Estados Unidos, los adultos con Ómicron tenían menos de la mitad de probabilidades de acudir a urgencias, ser hospitalizados o ser conectados a un respirador artificial, según un trabajo preliminar realizado a mediados de enero por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad Case Western Reserve en Cleveland.

El trabajo recopiló datos de más de 14.000 pacientes y contempló si tenían o no el esquema de vacunación completo y alguna enfermedad de base.

ÓMICRON: CÓMO INFLUYEN LAS ENFERMEDADES PREEXISTENTES Y LA EDAD

A dos meses de su aparición, los datos reflejan que Ómicron parece ser menos grave que Delta en todas las edades, incluso en los adultos mayores de 65 años, el grupo más golpeado por las primeras variantes, y en los niños demasiado pequeños para ser vacunados, según el estudio del Case Western. 

Entre los casos confirmados y probables de variante Ómicron notificados en enero, 4 de 1078 casos registran criterios de gravedad.

Sin embargo, como ocurre con otros problemas de salud, la edad sigue siendo un factor, como también lo siguen siendo las patologías de base y el no estar vacunado.

Aunque las vacunas actuales son menos eficaces para prevenir una infección con Ómicron, el informe de la UKHSA descubrió que las personas que estaban totalmente reforzadas tenían hasta un 88% menos de probabilidades de ser hospitalizadas en comparación con las personas no vacunadas.

¿QUÉ PASA EN ARGENTINA CON LA NUEVA VARIANTE?

El último informe de "circulación de variantes de SARS-CoV-2 que publicó este martes el Ministerio de Salud de la Nación posicionó a Ómicron como la variante predominante en todo el país: 8 de cada 10 contagios de Covid-19 están asociados a la cepa B.1.1.529, como la nombró la OMS. Su predecesora, Delta cayó al 15%, 

En cuanto a los casos graves, el reporte indica que en las últimas tres semanas se detectaron 30 casos graves y 3444 casos sin criterio de gravedad. De los primeros, el 86.7% responden a la variante Delta y solo el 13.3% a Ómicron.

"En el periodo analizado, la proporción de la variante Delta es superior para los casos graves que para aquellos sin criterio de gravedad. Entre los casos confirmados y probables de variante Ómicron notificados en el periodo analizado, 4 de 1078 casos registran criterios de gravedad", detalla el reporte.

De todos modos, los especialistas advierten que no hay que confiarse.

"Hay que sacarse de la cabeza la idea es que Ómicron es una gripecita. El número de positivos es alto y los fallecidos están subiendo, son sustancialmente mayores que hace una semana. Hablamos de 150 ingresos diarios a las terapias intensivas del país", dijo a este medio Jorge Geffner, inmunólogo e investigador del Conicet.

En esa misma línea, opinó Luis Cámera. "Es cierto que esta variante es más benigna, pero igualmente en el mes de febrero hasta marzo la ocupación de camas se va a poner tensa, porque los casos siguen siendo muchos y siempre un porcentaje requiere internación y otro porcentaje, más chico, cursa la enfermedad de manera grave", explicó.

Y concluyó: "Este virus se va a quedar de una forma endémica y vamos a tener que repensar cómo nos manejamos con el virus. Hay cuidados que ya no van a cambiar".

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA VARIANTE ÓMICRON

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios