Ciencia

El Pasaje de Drake: así es el peligroso lugar del océano que cautiva y asusta a marineros y científicos

Este remoto lugar brinda un aporte fundamental para la conservación del planeta.

En esta noticia

El planeta Tierra guarda lugares fascinantes que gracias a la tecnología llegan al resto de las personas. Sitios peligrosos que le han costado la vida a muchos investigadores, deportistas y curiosos ávidos de la información que guardan estos lugares de difícil acceso.

Unos de esos recónditos sitios es el Pasaje de Drake, que lleva el nombre del explorador inglés del siglo XVI, Francis Drake, que según detalla el sitio National Geographic, estuvo ligado al comercio de esclavos.

Ordená tu casa: el método 12-12-12 que tenés que probar para cambiar tu departamento y mantenerlo organizado

Dormir mejor: los alimentos y bebidas que no sabías que tienen cafeína y que no te están dejando descansar bien

Este increíble lugar, que muchas personas descubrieron gracias a los videos virales subidos a las redes sociales por marineros que retratan las inmensas tormentas chocando contra las embarcaciones, está situado entre El Cabo de Hornos y la Península Antártica, en el extremo sur del planeta.

Por este fascinante y peligroso lugar corren libremente algunas de las corrientes oceánicas más fuertes del mundo, que llegan a provocar olas de más de 20 metros de altura y se han llevado las vidas de muchos viajeros.

 El Pasaje de Drake ayuda a mantener la temperatura de la Antártida. (Fuente:RALPH LEE HOPKINS, COLECCIÓN DE IMÁGENES NAT GEO).

Pasaje de Drake: el peligroso lugar donde fuertes vientos y tormentas azotan a las embarcaciones


La razón por la que constantes y fuertes tormentas se alojan en este lugar tiene una explicación. 

Según National Geographic, el Océano Austral, que rodea a la Antártida, funciona como una pista de carreras para los fuertes vientos que soplan alrededor del mundo, ya que no lo atraviesa ninguna porción de tierra que interrumpa las fuertes corrientes que allí se generan.

Karen Heywood, oceanógrafa física de la Universidad de East Anglia y miembro de un equipo de investigación a bordo del RRS Sir David Attenborough, navegó a través del Pasaje de Drake hasta el Mar de Weddell hace muy poco tiempo y explica cómo impactan las corrientes extremas en la vida submarina.

La especialista asegura: "el Pasaje Drake en sí es un crisol donde las corrientes oceánicas extremas llevan el carbono, incluido el depositado por el plancton, a las profundidades donde podría almacenarse durante siglos." 

"Las fuertes corrientes en el pasaje también transportan material desde el Pacífico a miles de kilómetros de distancia hasta el Atlántico Norte", dice Heywood.

Escenario constante de investigaciones y esporádicos desafíos deportivos extremos, este lugar tiene una importancia trascendental para la conservación del planeta.

"Esta masa de agua turbulenta mantiene fría la Antártida. Sin un puente terrestre hacia América del Sur, es mucho más difícil que el aire caliente llegue a los confines más australes del planeta", dice Alberto Naveira Garabato, oceanógrafo físico de la Universidad de Southampton.

El Pasaje de Drake se habría generado hace millones de años y fue factor fundamental para el enfriamiento de la Antártida y, por consiguiente, para que el mundo tenga la apariencia que hoy conocemos.

El buque RRS Sir David Attenborough, navegó a través del Pasaje de Drake. (Fuente: bas.ac.uk)

Pasaje de Drake: una protección natural del planeta

La actividad constante del Pasaje de Drake tiene efectos determinantes para la conservación del planeta.

  • Poder refrescante. Sin él, la Antártida sería un lugar con temperaturas más elevadas y los 11,5 millones de kilómetros cuadrados de hielo que hoy se encuentran acumulados alrededor del continente desaparecerían, generando que el nivel global del mar aumente más de 60 metros.

  • Punto crítico. Es uno de los pocos puntos críticos de secuestro de carbono, en el Océano Austral, en conjunto, elimina 600 millones de toneladas de carbono de la atmósfera anualmente, lo que equivale a una sexta parte de todo el carbono emitido por años por las actividades humanas.

El otro cerebro detrás de la bomba atómica: cuál fue el rol de Albert Einstein en su creación

El sorprendente río subterráneo que es el más largo del mundo y queda en Europa: cómo es la excursión para visitarlo

"Las vigorosas corrientes del Pasaje de Drake, transportan nutrientes a todas partes, sustentando la vida desde el plancton y el krill hasta las ballenas más grandes. Todo el ecosistema antártico se basa en este tipo de afloramiento", afirma Naveira Garabato.


Temas relacionados
Más noticias de Antártida
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.