Mercados

Vuelven a subir las tasas para frenar la inflación: ¿puede afectar la Fed a la economía argentina?

La suba de tasas de la Fed representa un factor de riesgo para los bonos globales. Sin embargo, analistas advierten que el elevado riesgo país que castiga al crédito global a la Argentina aleja al país de tales riesgos. La deuda local se mueve por drivers domésticos.

Las tasas de interés en EE.UU. vuelven a subir y amenazan a la recuperación que se observó en el mercado de renta fija global. Los activos argentinos han estado muy correlacionados con la dinámica de bonos globales y una suba de tasas en los EE.UU. puede golpearlos.

Sin embargo, los factores locales son los que mayormente explican la dinámica de la renta fija argentina: "afortunadamente" la elevada tasa de riesgo país y variados drivers locales, blindan a la deuda argentina de las amenazas globales.

Crecen la expectativa y las dudas por la llegada de fondos del FMI

Trade Rubinstein: cuál es el bono preferido por los inversores en la nueva etapa

Sube la tasa en EE.UU.

Las tasas en los EE.UU. siguen su carrera alcista en todos los tramos de la curva. Los rendimientos a seis meses, se ubican en 3,21%, en máximos desde 2007.

Lo mismo ocurre con la tasa a dos años, que extendió las subas hasta los 3,3% y también opera en niveles de 2007-2008.

Con una dinámica más lenta, los rendimientos del tramo medio y largo, es decir, a 5, 10 y 30 años se ubican en 3,16%, 3,04% y 3,25% y también en máximos multianuales.

Los rendimientos del tramo medio y largo habían iniciado una pausa a finales de junio y en agosto retomaron la tendencia alcista.

En cambio, las tasas del tramo corto nunca experimentaron tal descanso y siguieron subiendo.

El mercado sigue viendo a la Fed con una postura hawkish, lo cual implica que el banco central de los EE.UU. busca enfriar la economía para frenar la inflación. 

Por ello es que las tasas siguen subiendo, sobre todo el tramo más corto, el cual es más sensible a la suba de tasas de la Fed. La curva se invirtió, lo cual también implica un anticipo por parte del mercado de ciertas expectativas recesivas. 

Cada vez que la curva se invierte, las chances de ver una recesión en el mediano plazo se elevan.

¿Blindados ?

La suba de tasas de los bonos del rendimiento americano significa que el precio de los bonos está cayendo.

Si los bonos de los EE.UU. caen, siendo una referencia global, implica un factor de riesgo para todo el espectro de deuda mundial y de distintas categorías, es decir, bonos de grado de inversión, pasando por high yield e incluso a los bonos emergentes y emergentes de alto riesgo crediticio.

En ese mundo se encuentra también la deuda argentina, por lo que una suba de tasas de los bonos americanos podría representar un riesgo en la recuperación de la deuda local.

Esto mismo es lo que viene ocurriendo ya que a medida que la tasas en EEUU (todos los tramos), se han desplazado al alza, en lo que va del año la deuda emergente cae 20%.

En ese entorno, los bonos argentinos también bajan, con descensos de entre 23% y 35% en lo que va del año.

Juan Manuel Franco, economista jefe de Grupo SBS explicó que el sesgo más hawkish de la Fed se ve incorporado en los rendimientos de los bonos soberanos americanos.

"La política monetaria de la Fed es hoy mucho más restrictiva que hace meses, producto de la necesidad de Estados Unidos de comenzar a combatir una inflación que se haya en máximos de varias décadas. Esto se comenzó a descontar antes en las tasas libres de mercado, como los treasuries", comentó.

Por otro lado, Franco entiende que la suba de tasas de los bonos americanos es un factor de riesgo para la deuda local, aunque considera que se sobre ponderan los factores domésticos.

"Si bien la suba en las tasas de los bonos limita el upside de la deuda en dólares, la Argentina debe comenzar a ordenar y estabilizar su macro para poder empezar a pensar en mayores valuaciones. Sólo estabilizando la macro con un sendero de menor déficit fiscal y de acumulación de reservas podría la deuda argentina comenzar a recuperarse, en especial a estos niveles de paridad. Remarcamos que hacia adelante, estos precios representan una buena oportunidad para perfiles arriesgados, inclusive en escenarios de stress", dijo.

Con una visión similar, los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) consideran que sin un lineamiento macroeconómico, la deuda Argentina queda vulnerable a la volatilidad global.

"El contexto global luce por demás complejo para todo el segmento emergente.Vuelven los temores de la posibilidad de una recesión más aguda de lo previsto, y una estabilidad a nivel local es imperante para pasar la tormenta. Argentina, sumida en su propia burbuja de desacuerdos políticos y un rumbo macroeconómico aun poco claro, queda así a merced de los vaivenes de la deuda emergente global", dijeron.

Importan drivers locales

Actualmente la deuda argentina opera con tasas del 47% en el tramo corto, y con tasas del 23% al 28% en el tramo medio y largo.

De esta manera, la deuda argentina rinde entre 9 y 5 veces lo que rinden bonos similares. El hecho de que los bonos argentinos se ubiquen un 55% debajo de los valores respecto de los que salieron a cotizar, hizo que el riesgo país se dispare.

Hoy el indicador que mide JP Morgan se sitúa en 2470 puntos, avanzando 130% desde el canje de deuda.

Por lo tanto, parte de la biblioteca en el mercado considera que, con estos niveles de tasas, una suba en los rendimientos americanos no debería afectar a la deuda local y que la misma se mueve fundamentalmente por variables locales.

Los analistas de Portfolio Investments sostuvieron que la suba de tasas en los bonos americanos no le afecta demasiado a la deuda local, sino que ve mayor impacto sobre la deuda corporativa.

"Dado el nivel de tasas con los que opera la deuda soberana argentina, una suba en los rendimientos americanos no debería afectarla demasiado. En cambio, creemos que si hay que poner el ojo en la deuda corporativa. Esta deuda opera mucho más en línea con lo que pasa en el exterior respecto de lo que lo hace la deuda soberana. Si sube la tasa americana, eleva el piso de tasa para los corporativos locales, lo cual implica un factor de riesgo para los precios de dicha deuda", sostuvieron desde Portfolio Investments.

Finalmente, desde la mesa de trading de un bróker local agregaron que el riesgo país blinda a la deuda argentina de las amenazas globales.

"Al tener al riesgo país operando en niveles de entre 2400 y 2500 puntos, una suba de tasas global le representa una amenaza menor a la deuda local. De alguna manera, el riesgo país alto blinda a la argentina de los riesgos globales. Es cierto que en el corto plazo pudo haber estado mas correlacionada la deuda local con la global, aunque entendemos que en el corto plazo sobre ponderan los factores domésticos sobre los bonos argentinos", detallaron desde una importante Alyc de la city porteña. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.