Deuda en pesos

El mercado pone el ojo en próximas licitaciones de deuda para vigilar la estabilidad cambiaria

El Tesoro no logró ayer hacer roll over con la totalidad de los pasivos que vencían. El financiamiento neto pasó a ser negativo y por eso la atención se centra en las siguientes fechas, ya que todo lo que no pueda refinanciar deberá ser cubierto con emisión monetaria, poniendo presión al tipo de cambio

El Tesoro logró colocar deuda por más de $ 249.000 millones cuando le vencían $ 305.000 millones en la súper licitación de ayer, por lo que no obtuvo financiamiento neto positivo y la atención ahora se centra en las próximas licitaciones. 

Cerca del 84% de la última emisión corresponde a títulos en pesos y el 16% restante ajusta por el tipo de cambio oficial, es decir dólar linked, alternativa que no tuvo tanta aceptación. 

Debido a que el Tesoro no logró captar todo lo que le vencía, no pudo tener financiamiento neto positivo y ahora los analistas posan su atención en la licitación de fines de mayo para que el mes deje un saldo favorable, así como también en las de julio y agosto, cuando vencen $ 400.000 millones cada mes.

El mercado sigue paso a paso los resultados de las licitaciones ya que para poder quitarle presión a la emisión monetaria y al mercado cambiario las mismas deben positivas. En este caso, el Gobierno refinanció menos de lo que le vencía.

En esta última licitación, el Tesoro tenía una parada complicada con vencimientos por $ 305.000 millones. Por este motivo, el Gobierno salió a ofrecer un menú extenso con opciones de diferentes ajustes y a distintos plazos, e incluso algunos sin precio mínimo.

De esta manera,  el Tesoro logró colocar $ 249.000 millones, dentro de los cuales rechazó cerca de $ 60.000 millones para no convalidar tasas más altas. Si bien no renovó todos los vencimientos de la semana, hay que recordar que el Gobierno tuvo una buena licitación a principio de mes, con lo que logró armar un colchón de $ 45.000 millones de financiamiento neto y por ello la atención se pasa a la próxima semana.

Con estas cifras, el financiamiento neto se reduce a unos $ 135.700 millones en lo que va del año, lo cual se ubica por debajo del target lineal para cumplir las necesidades presupuestadas. Si el Gobierno no logra cubrir la totalidad de los vencimientos, el bache se deberá cubrir con emisión monetaria y ello generaría mayor presión a la inflación y al tipo de cambio.

Martin Polo, estratega jefe de Cohen, dijo que el resultado de la licitación dejo un sabor agridulce.

"Si consideramos que durante la primera licitación del mes el Tesoro ya había obtenido cerca de $ 54.000 millones, la renovación de deuda del mes estaría cercana al 100%. Como punto adverso, el Gobierno sigue sin obtener el financiamiento neto positivo requerido para la parte del déficit fiscal que proyectan financiar con deuda doméstica", advirtió. 

"De los $ 900.000 millones que deberían obtener en todo 2021 de financiamiento neto, se viene obteniendo menos de la mitad de lo que ya se debería haber recaudado para esta altura del año", agregó.

Además, Polo resaltó que como punto positivo, se pudieron estirar en buena medida los plazos: "El 24% tiene vencimiento en 2021, el 62% en 2022 y el restante 14% en 2023", dijo.

El mercado atento a las próximas licitaciones

Justamente, debido a que el Tesoro pudo hacer un roll over menor al que le vencía, ahora la atención se centra en la última licitación del mes cuando el Tesoro deberá captar alrededor de $ 20.000 millones para poder terminar el mes con financiamiento neto igual a cero. 

De alguna manera, el mercado ve que parece haberse superado el desafío que implican las renovaciones de mayo pero sigue con atención las próximas licitaciones, en especial las de julio y agosto, cuando se concentran vencimientos superiores a los $ 400.000 millones por mes.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) ponen el foco en el resultado de la licitación de la semana que viene para determinar el saldo de financiamiento con el que va a cerrar el Gobierno el mes de mayo. Para PPI, el Tesoro alcanzó un resultado decente en la licitación de ayer considerando, no sólo la magnitud de los vencimientos de esta semana, sino también que la mayor parte de la deuda estaba en manos del sector privado y de no residentes.

"El Tesoro consiguió unos $ 249.100 millones en el mercado local arrojando un balance negativo de $ 55.600 millones que cubrirá con el colchón acumulado hasta el momento. Así, mayo se da vuelta y queda levemente en rojo (- $ 13.200 millones). Este número se estima podría revertirse con la última licitación del mes -el próximo 26 de mayo-, teniendo en cuenta que las obligaciones de acá a fin de mayo no alcanzan los $ 10.000 millones", estimaron desde PPI.

Un operador de bonos de un banco local sostuvo que será importante que el roll over sea alto en las próximas licitaciones y puso la lupa en que los vencimientos lucen aún mas abultados en el futuro.

"Esta fue una parada difícil pero no la ultima. Julio y agosto tienen vencimientos por mas de $ 400.000 millones cada uno. Mayo está en rojo en términos de financiamiento neto y en los primeros cinco meses el rojo es aún más pronunciado. Si los resultados hoy no son buenos, es preocupante el futuro que viene dada la volatilidad electoral. Todo lo que no rollee, será cubierto con emisión y eso es nafta para el dólar", explicó. 

Sin inversores extranjeros y demanda de CER


Un dato importante es que ayer no aparecieron los fondos del exterior para rollear la deuda, que es justamente la porción que le quedó pendiente de renovación al Gobierno.

Adrián Yarde Buller, economista y estratega jefe de Facimex Valores, dijo que los resultados de la licitación fueron aceptables y que el Tesoro tiene margen para que en la próxima licitación se puedan obtener buenos resultados en términos de financiamiento.

"Es cierto que no se logró renovar la totalidad de los vencimientos y el roll over fue de apenas 81%, pero creo que eso tuvo que ver con la gran presencia que había de fondos del exterior en este vencimiento. Si uno descuenta este efecto, el roll over en lo que va de mayo está en línea con lo que se vio en el primer cuatrimestre y eso que todavía nos falta una licitación más para cerrar el mes, por lo que el Gobierno tiene margen para cerrar mayo con buenos resultados en términos de financiamiento", explicó el economista y estratega jefe de Facimex Valores.

Finalmente, Paula Gándara, head portfolio manager de AdCap Asset Management, remarcó que los inversores de afuera no están participando en las licitaciones locales desde hace tiempo. 

En este sentido, detalló que los instrumentos más demandados fueron los bonos ajustados por CER que se llevaron el 50% de la colocación, con muy poca demanda por activos con cobertura al dólar.

"Con la inflación mensual corriendo al 4% y con la devaluación al 1,1%, los bonos CER son imbatibles. Mientras tanto, la calma en el mercado de cambios continúa con un Banco Central que demuestra tener poder de fuego, y logra mantener deprimidas las expectativas de devaluación", estimó.

En un contexto de aceleración inflacionaria, el mercado busca obtener rendimientos reales positivos en su cartera. Hay una puja por la tasa de interés, con el mercado pidiendo más rendimiento y el Tesoro no queriendo convalidar tasas altas.

En esa línea, Yarde Buller explicó que la licitación de ayer dejó en claro que si el Tesoro convalida tasas de interés reales positivas, el financiamiento va a estar disponible.

"Esto se notó principalmente en la buena demanda que hubo por Letras ajustables por CER a tasas reales que no superan el 2%, aunque también se vio en la gran cantidad de ofertas que rechazó el gobierno en Letras a descuento", sostuvo. 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios