Política Monetaria

Suba de tasas de la Fed: una decisión clave podría favorecer a la deuda argentina

Los bonos argentinos sufrieron por cuestiones locales, pero también por el accionar de la Reserva Federal estadounidense. Una medida que está por tomar podría favorecer al país

El mercado busca señales para detectar el momento en el que la Reserva Federal levante el pie del acelerador en cuanto a la suba de tasas.

El viernes el Wall Street Journal (WSJ) publicó una nota en la que remarcaba que la Fed subiría la tasa en 75 puntos básicos en noviembre pero que luego ingresaría en un ritmo de suba más gradual hacia adelante.

Esto podría favorecer a la renta fija global permitiendo una recuperación en la deuda local.

Fed Pivot: qué significa la famosa frase que Wall Street quiere escuchar y explica el rally actual

Devaluación: el mercado tira la toalla para 2022 pero apuesta al 2023

Buscando el Fed Pivot

Tras la nota de WSJ se comenzó a especular con un giro de la Fed desde una política monetaria agresiva hacia una más laxa en las próximas reuniones, subiendo la tasa a un menor ritmo.

Aun así, la expectativa sigue estando en que la Reserva Federal llevará a la tasa de interés a niveles de 5% para el primer trimestre del año que viene.

Por lo tanto, dado que actualmente se ubica en el rango de entre 3% a 3,25%, llevarla al 5% sigue siendo un objetivo lejano respecto de los valores actuales.

Actualmente la Fed viene subiendo la tasa en 75 puntos básicos por reunión y se espera que lo vuelva a hacer en noviembre.

Sin embargo, tras la reunión de noviembre, desaceleraría el ritmo de cara a las próximas reuniones.

Los analistas de Goldman Sachs esperan que se eleve la tasa en 75 puntos básicos en noviembre para luego reducir el ritmo de subas a 50 puntos básicos para diciembre y 25 puntos básicos para febrero.

La tasa en febrero de esta manera se ubicaría en el rango de entre 4,5% y 4,75%.

¿La deuda argentina mejor posicionada?

El hecho de que la Fed pueda comenzar a bajar el ritmo de suba de tasas podría ser una buena noticia para los mercados hacia el futuro.

Los mercados de acciones y bonos se vieron sacudidos por la suba de tasas de la Fed para luchar contra la inflación, por lo que un giro de la Reserva Federal hacia un sesgo más laxo podría ser bienvenido.

Los bonos argentinos vienen sufriendo la volatilidad en el mercado de deuda global y de emergentes, aunque un giro hacia un tono laxo de la Fed los podría favorecer.

Norberto Sosa, director de Grupo IEB, considera que en el corto plazo podrían comenzar a aparecer algunas señales adicionales que la economía americana comienza a flaquear.

De esta manera, podría comenzar a especularse con una Fed, menos hawkish o que al menos desacelere el ritmo de crecimiento de tasas hasta lograr el objetivo restrictivo que se ha impuesto y, por lo tanto, favorecer a los mercados, incluidos a la deuda local.

"Este contexto de corto plazo, puede alimentar un típico Santa Rally que mejore el precio de los bonos argentinos y por ende por una reducción de riesgo país, que mejore también a las acciones. Si ese proceso se cumple, comenzará el debate acerca de si se trata de un nuevo "bear market rally" o si el mercado finalmente comienza a pricear la recuperación, más allá que la economía transite una recesión", puntualizó Sosa.

El jefe de trading de un banco local remarca que una Fed más laxa podría traer un veranito a la deuda global y a los emergentes, incluida la argentina.

El especialista advierte que el mercado de deuda global depende de la Fed y, por lo tanto, la Argentina en cierta manera también.  

"Los bonos argentinos vienen sufriendo este año a causa de la Fed más hawkish. Si la Fed se torna más dovish en el margen, podríamos ver una suba mayor en los bonos. Estos operan en niveles muy deprimidos de paridad y con mayor volatilidad, por lo que cualquier rebote a nivel mundial haría que la deuda argentina suba mucho más", concluyó.

Hoy la deuda argentina cae más que los bonos de emergentes. Sin embargo, mirando hacia adelante, existe la chance de que, ante un contexto favorable, sea la deuda argentina la que suba más respecto de lo que avanzan sus pares.

Una eventual desaceleración del ritmo de suba de tasas de la Fed podría generar un entorno más favorable para la deuda global, incluida la de emergente, y, por lo tanto, también la de Argentina.

Dado que los bonos argentinos tienen una volatilidad mayor, en momentos negativos como el actual suelen sufrir más. Sin embargo, en momentos más favorables, podrían destacarse.

Juan Manuel Franco, economista jefe de Grupo SBS explicó que, con el objetivo de reducir la alta inflación en EEUU, la Fed encaró un sendero agresivo de subas de tasas, que es el más acelerado de su historia.

"A medida que los meses fueron pasando y la inflación más subyacente no daba muestras de ir cediendo, el mercado comenzó a descontar una tasa terminal del ciclo cada vez más alta, hoy muy cercana a 5%. Las implicancias de esto sobre la renta fija global son claramente adversas, incluso para Argentina", alertó.

Sin embargo, Franco agregó que la Argentina en cierto modo "depende más de  mismo" dado que los Globales se encuentran en paridades muy bajas producto de la multiplicidad de desequilibrios macro y la ausencia por el momento de un programa de estabilización.

"Hacia adelante, si bien el tightening de la Fed pone cierto límite al upside en emergentes, si Argentina da muestras de encarar un plan de estabilización con ancla fiscal creíble podríamos ver buenos retornos en la deuda soberana argentina en dólares", sostuvo Franco.

Con una visión similar, los analistas de Delphos Investment remarcaron que los bonos soberanos argentinos se encuentran a paridades atractivas y podrían favorecerse más de un entorno positivo para la renta fija global.

"Los flujos y el contexto global mandan, por lo que una reversión de la tendencia de la deuda regional potenciaría las subas de los bonos argentinos por sobre sus pares", dijeron.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.