Transición

Sigue el desarme de Leliq: los bancos apenas renovaron el 23%

Ya hay más dinero en pases pasivos a un día que en Leliq a un mes. Entidades financieras se pasaron a bonos duales por cobertura de devaluación. ¿Qué espera el mercado?

Normalmente las licitaciones de Letras de Liquidez del BCRA (Leliq) no despiertan la atención de inversores. Pero desde hace diez días pasaron al centro de la escena. Los bancos vienen desarmando las posiciones para pasarse mayormente a los pases pasivos a un día, privilegiando la liquidez en tiempos de transición.

Ayer, puntualmente vencieron 1,5 billones de pesos en Leliq y solamente el BCRA renovó $ 352 millones, apenas el 22,8 % de los vencimientos. El restante se colocó principalmente en el miniplazo de un día.

El stock de Leliq venía en retroceso desde la semana previa al balotaje. Las dudas sobre lo que pudiera hacer una nueva administración con esos pasivos remunerados del BCRA hizo que gradualmente los bancos fueran desarmando posiciones. Las declaraciones de Javier Milei sobre el plan para desactivarlas también incidieron para que los bancos privilegiaran tener un mayor grado de libertad.

El nuevo presidente del Banco Nación vendrá de Córdoba

El martes (hace 10 días) vencieron $2,7 billones y los bancos suscribieron sólo $1,1 billones en valor nominal ($1 billón en valor en efectivo), lo que resultó en una tasa de renovación del 41 por ciento.

El jueves la tendencia se aceleró, con vencimientos por $1,82 billones y los bancos ofertaron por sólo $190 mil millones (170 mil millones de valor efectivo), una tasa de renovación equivalente al 11 por ciento.

"Como medida de precaución, las principales instituciones financieras del país optaron por evitar renovar LELIQ que ya habían vencido bajo el mandato de Milei (19 y 21 de diciembre) e invertir en pases a 1 día", destaca el último informe de Portfolio Personal Inversiones. "En consecuencia, el stock de LELIQ cayó $3.250 millones en la semana y el de REPO a 1 día subió $3.930 millones. Con ello, los pases equivalían hasta el jueves al 54,8% de la deuda del BCRA, superando a las LELIQ (44,7%) por primera vez desde enero de 2022", agrega el mencionado informe.

Fuentes del sistema financiero aseguraron al El Cronista que los traspasos a pase "es para mantener un mayor grado de libertad. La tasa de interés que pagan es prácticamente la misma". En ese sentido, ante la poca diferencia en rendimientos, manda la liquidez en las decisiones de colocación.

¿Pasa a tener más riesgo el sistema financiero? No. Los bancos solamente cambiaron el plazo de las colocaciones. Tampoco tienen demasiadas alternativas, dado que pueden colocarse en títulos del Tesoro o bien directamente quedarse en "cash" en las cuentas del BCRA a tasa cero. Esa sería una medida de extrema prudencia, altamente improbable. Puede haber dudas, pero no para llegar a esas posturas.

Qué habló Milei con los funcionarios de Biden y la promesa de dólares del FMI a su equipo económico

Hay entidades financieras que directamente desarmaron posiciones en deuda del BCRA, ya sea Leliq o pases y se posicionaron en deuda del Tesoro, antes de que pueda haber una medida del nuevo gobierno en esa dirección. Los papeles seleccionados en esos casos fueron los que ajustan por el dólar linked, ante lo que es una devaluación, la más previsible de los últimos tiempos con la brecha cambiaria en torno al 175% que deja como herencia el actual gobierno.

Pero un elemento que debería seguirse de cerca es si la devaluación implicará plenamente que el "A3500" la refleje. Dado el historial de incumplimientos en la Argentina, se sospecha y desde hace tiempo, que un nuevo gobierno puede devaluar, dejando al "A3500", en referencia a la norma del BCRA por la que se ajustan los bonos dólar linked, entre otros, fuera de reflejar acabadamente esa suba del dólar oficial.

De base la sensación en el mercado es que se armó un innecesario debate sobre las Leliq y los pases pasivos cuando en realidad existen otros problemas mucho más urgentes para resolver, como la renegociación del acuerdo con el FMI y el detalle de cómo se podrá, en tan sólo un año, lograr el equilibrio primario de las cuentas públicas. Un temor adicional es que se destinen dólares para desactivar estos pasivos remunerados cuando las divisas en el BCRA son más que insuficientes.

Por lo pronto el corto plazo manda en la Argentina. Lo de los bancos en realidad es la postura de los ahorristas.

Temas relacionados
Más noticias de leliq

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.