Inversiones

Por qué los fondos buitre no compran deuda argentina pese al bajo precio de los bonos

Si bien los papeles locales se encuentran a niveles de default, los fondos que buscan alto riesgo le huyen a los bonos argentinos. Cuál es la razón

Los bonos argentinos siguen operando en zona de mínimos y el riesgo país se sostiene cómodamente por encima de los 1500 puntos. Pese a operar con retornos cercanos al 20%, nadie quiere invertir en la deuda local. La novedad es que, ni a estos precios, los fondos buitre se muestran interesados en comprar bonos locales.

Tras los dichos del ministro de Economía, Martín Guzmán, que la semana pasada insinuara que el arreglo con el FMI va para largo y que ayer acusó al organismo de "ser parte de los problemas de la Argentina", los principales hedge funds salieron a liquidar sus posiciones en activos argentinos.

Según pudo saber este diario, el desarme fue total, como si se tratara de una liquidación por cierre que hacen los locales de la calle Florida: desde bonos CER hasta bonos en dólares, pasando por acciones.

Los precios de los activos financieros muestran un claro desinterés de los inversores por comprar riesgo argentino.  Los Adrs se ubican en zona de mínimos históricos mientras las acciones en Wall Street y de mercados emergentes se encuentran en máximos. Yendo a la deuda, el mundo financiero global opera con bonos en mínimos históricos, tanto para los mercados desarrollados como para los mercados emergentes.

Los bonos a 10 años de países desarrollados rinden todos menos del 2%. Los bonos de grado de inversión rinden poco más del 2,6%, mientras que los bonos de alto rendimiento saltan a 4,9%. Los bonos de mercados emergentes rinden 4% a la vez que los bonos más riesgosos de mercados lo hacen al 5,6%. Argentina en cambio rinde 18% en sus bonos de ley NY y 21% en sus bonos de ley local.

Tanto los bonos de ley local como de ley NY tienen sus curvas invertidas, desplazadas al alza. La curva de legislación extranjera rinde 18% en la parte corta y por encima del 15% en la parte larga. A su vez, los bonos de ley local rinden 21% en la parte más corta.

La probabilidad de default se encuentra por encima del 90% y las paridades de los bonos se encuentran debajo del 40% en todos los tramos de la curva, lo cual muestra la desconfianza que tienen los inversores sobre la deuda local.

Lo más traumático es que pese a estos rendimientos tan altos, en un mundo en el que los inversores están desesperados por encontrar activos que logren darles rendimientos a sus carteras, aun no encuentran compradores. 

Lo peor de todo es que, ni los fondos buitre hoy en día son compradores de bonos argentinos.

José Ignacio Bano, gerente de research de InvertirOnline remarcó en que estos precios abre la puerta a que inversores especulativos entren en bonos argentinos aunque aun resulta prematuro esperar que ingresen los fondos buitre.

"Es cierto que estos niveles de precios son bajos y desde ese punto de vista, los bonos argentinos podrían ser comprados por fondos buitres. Sin embargo, estos fondos compran bonos en distress, no como inversión sino para litigar. Dicho esto, en un contexto en el que Argentina tiene poco para pagar en mucho tiempo, la oportunidad de litigar es muy lejos. De esta manera, veo más probable que compren inversores especulativos ya que a estos precios la probabilidad de default es muy alta pero no tanto los fondos buitre", señaló.

De alguna manera, la estructura de vencimientos y cupones de la deuda argentina termina siendo contraproducente para que los bonos puedan mejorar en el corto plazo. La falta de cupones resta atractivo para inversores institucionales no especulativos. A su vez, la extensión en el tiempo de los próximos vencimientos también le quita atractivo para que los buitres compren ya que los compromisos que podrían hacer caer al país en default se encuentran lejos en el tiempo.

Carla Danielle, research de Dracma entiende que si bien los precios de los bonos se encuentran muy bajos "es apresurado pensar en que los fondos buitre podrían comprar deuda argentina ya que el objetivo detrás de estos fondos no es la búsqueda de rentabilidad sino que busca litigar".

Hace 6 meses que la deuda fue reestructurada y en aquel momento las tasas eran del 11,5%. Con una caída de los precios de los bonos del 30%, las tasas se ubicaron al 18% en promedio. Incluso, se ubican en niveles previos a la reestructuración. Esta situación deja a la deuda con paridades debajo del 40%, en niveles inferiores a los niveles previos a la reestructuración.

La especialista de Dracma agregó que con la reestructuración, la estructura de la deuda se alargó bastante en términos de duration y los desembolsos de cupones por amortización de diluyeron mucho en el tiempo y es probable que con poco dinero el Gobierno pueda mantener su deuda sin caer en default.

"Las necesidades financieras no son altas para evitar el default. No creo que sea algo que el Gobierno no pueda controlar en el corto plazo. Dada esta situación, un fondo buitre no le encuentra atractivo entrar a estos momentos ya que los eventos de default son más altas recién en 2024. Aun así, las paridades actuales pueden ser momentos de entrada para los fondos de distress que buscan esta clase de deuda, con altos rendimientos, con la expectativa de entrar y obtener cierta rentabilidad", comentó.

¿Quién compra deuda argentina?

Dado que la estructura de pagos aleja la posibilidad de que Argentina entre efectivamente en default (lo cual aleja a los buitres), sumado a que la falta de cupones hace que los inversores de real money no encuentren atractivo en la deuda local, la pregunta clave es ¿Quién podría comprar deuda argentina?

Los precios bajos de la deuda hace que la probabilidad de default sea mayor al 94% dentro de la próxima década, lo cual muestra también que la deuda local es de alto riesgo y de grado especulativo. 

El desinterés de la deuda argentina es tal que no solo no encuentran compradores sino que, los fondos que están invertidos buscan cualquier rebote para salirse, es decir, la posición técnica de los bonos es muy mala. Los fondos real money tienen en sus carteras mayor deuda argentina de lo que les gustaría estar invertidos y por ello, cualquier rebote es aprovechado para vender y salirse de la posición.

Pedro Siaba Serrate, Fixed Income Strategist de Portfolio Personal Inversiones remarca que haber despejado los vencimientos tras la reestructuración de deuda no alcanzó para traer confianza en los inversores y que, a estos precios, solo jugadores altamente especulativos podrían comprar deuda local.

"Los precios de los bonos soberanos se hundieron hasta un nuevo mínimo post reestructuración, lo cual es el reflejo de la incertidumbre enorme respecto del futuro del país. Despejar los pagos de capital e intereses de los próximos años era esencial, pero no alcanza para hacer la deuda sustentable per se. Tarde, o temprano, la Argentina necesita volver a un sendero de crecimiento y disciplina fiscal que permita reunir los recursos para cubrir sus necesidades financieras. Básicamente, los precios le están exigiendo al país que cumpla con su parte del trato. Lógicamente, en este contexto de incertidumbre, la demanda de bonos va a venir de los jugadores de mercado que pueden asumir ese enorme riesgo", afirmó el Fixed Income Strategist de PPI.

Finalmente, los analistas de Bull Market Brokers agregaron que a estos precios de los bonos argentinos son valores en los que suelen actuar los fondos de distress o altamente especulativos.

"Estamos en el rango de precios de actuación no tanto de los fondos buitre sino de los stress o distress fund, que operan con bonos de u$s 35 a u$s 50. Los fondos buitre en cambio operan en rango de u$s 22 a u$s 30. El problema es el periodo de espera que deben aguardar para lograr una tajada que valga la pena, es decir, la prima temporal es muy alta de entre 3 a 4 años para ver problemas con los pagos de capital. Recién a partir de 2025 comenzaremos a ver presiones serias para el pago, si es que Argentina logra tiene run superávit comercial permanente, caso contrario ya en 2023 tendremos problemas, más si el acuerdo con el FMI no tiene años de gracia. Si bien estamos a precios de los buitres, los periodos temporales aun no cierran para que estos fondos participen", advirtió Mauro Mazza, research de Bull Market Brokers.

Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

  • R5

    RED 5

    03/03/21

    Q el panorama está complejo, todos lo saben, pero decir q los fondos buitres no compran deudas argentina es una insensatez, al 40 % ni lo miran, abajo del 30 lo empiezan a tener en cta, para llevar al 20.

    Ver más

    0
    0
    Responder
  • CAA

    Carlos Angel Arce

    03/03/21

    DA VERGUENZA MI PAÍS. QUERIDA ARGENTIA.... TE HICIREON MIER...!!!!! TANTO EL INEPTO ANTERIOR COMO EL HIPÓCRITA ACTUAL.

    Ver más

    1
    0
    Responder