JORNADAS MONETARIAS Y BANCARIAS

Pesce habló de dos soluciones para combatir la inflación, pero explicó por qué no se aplican a la Argentina

El presidente del Banco Central compartió un panel junto con otros gobernantes de la región y habló sobre el problema de la inflación en el país y expuso optimismo por el desarrollo en 2023.

En esta noticia

El presidente del Banco Central, Miguel Ángel Pesce, estuvo este miércoles en las Jornadas Monetarias y Bancarias 2022 organizadas por la misma autoridad, en la cual disertó acerca de la relación entre inflación y crecimiento. Además, estableció pronósticos sobre la coyuntura argentina y dijo que la cifra inflacionaria para el próximo año estipulada en el Presupuesto es realista

"La pelea contra la inflación, lejos de ser fácil, se ha mostrado compleja, pero esperamos que luego de la aceleración que hubo en el mes de julio la inflación continue un proceso descendente para alcanzar el objetivo de reducirla al 60% el año próximo", marcó Pesce en un segmento de su alocución.

Por qué no hay que confiar en los pronósticos de recesión para 2023

"Recesión fuerte" y "dólar futuro": los dos pronósticos de Claudio Zuchovicki para el 2023

Al titular del BCRA lo precedieron las ponencias de especialistas invitados como el Miembro Titular del Directorio del Banco Central del Paraguay, Humberto Colmán Castillo; el Presidente Interino del Banco Central de Bolivia, Roger Edwin Rojas Ulo y el gobernador del Banco Central de Reserva del Perú, Julio Velarde.    

la inflación en argentina, según pesce

El presidente del Banco Central enfatizó en la multicausalidad del fenómeno inflacionario, el cual, explicó, se encuentra cuando una economía con una restricción de su crecimiento que influye en que la oferta no pueda igualar a la demanda. "En el caso de la Argentina la restricción se presentó en el sector externo y en el abastecimiento de la energía", afirmó.

"Desde principios de los años 50 la Argentina viene presentando estas restricciones de manera combinada, que coincide con la aparición y persistencia del fenómeno inflacionario. Si bien antes de la pandemia se puso en duda la capacidad de los gobiernos y de los bancos centrales de incentivar la demanda, en la postpandemia el debate es cómo encuadrar el proceso inflacionario en los valores que las políticas consideran aceptables, dijo.

CÓMO ACTUAR SOBRE LA INFLACIÓN

Pesce afirmó que los bancos centrales son más eficaces actuando sobre la demanda y analizó las dos tradicionales políticas antinflacionarias de corto plazo: la restricción de la demanda bajo un cuadro recesivo y la apertura económica que compense el desequilibrio de oferta con importaciones.

Así, comenzó: "Estos dos mecanismos están restringidos en los casos de los países como la Argentina que tienen altos niveles de desocupación, pobreza y desigualdad; y adicionalmente carecen de crédito para poder sostener mayores niveles de importación". 

"En tales circunstancias, la postergación persistente del crecimiento puede tener consecuencias sociales graves. Por ello, se requiere de desaceleración gradual sin afectar gravemente la demanda. No se trata de desmerecer el rol de las medidas tradicionales, sino ponerlas en contexto y entender que en determinados países son de difícil sino de imposible instrumentación", dijo.

Para el presidente del Banco Central, el gran desafío de las políticas inflacionarias que actúan sobre la demanda es que el mercado o las instituciones, o ambos, encuentren el camino para resolver las restricciones de oferta que impiden el crecimiento y generan el desbalance de oferta y demanda.

Los pronósticos de Pesce

Además de enfatizar en que la meta de 60% establecida en el Presupuesto 2023 es realizable, dijo que ser optimista respecto a las restricciones al crecimiento.

"No solo porque las exportaciones han superado el valor de los u$s 60.000 millones que veníamos viendo desde hace una década, alcanzaran los u$s 90.000 millones, sino también por el potencial del crecimiento de hidrocarburos, que podrá pasar de una balanza negativa de los u$s 10.000 millones de este año, a seguramente una balanza marcadamente positiva a partir de que la infraestructura de transporte esté disponible", agregó.

"Las exportaciones industriales superarán este año los u$s 20.000 millones, y en algún tiempo tendremos también el aporte de las exportaciones de litio y otros metales. A pesar de la coyuntura difícil, compleja y cambiante, hay un sendero posible con crecimiento, con mayor estabilidad que nos permita reducir la pobreza y la desigualdad".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.