Inversiones

¿Oportunidad? Advierten que el sentimiento en acciones es muy pesimista y alcanza zona de compra

El nivel de optimismo es solamente un 20%. El mercado castiga consensos y semejante pesimismo podría representar una oportunidad de compra.

Las acciones argentinas están bajo fuerte estrés. El golpe de MSCI generó un fuerte retroceso, aunque la baja había iniciado días antes y en el último mes acumulan pérdidas cercanas al 20%. Esta fuerte caída hizo que el pesimismo del mercado se encuentre en niveles muy elevados, lo cual podría representar una oportunidad a la hora de buscar puntos de entrada.

En el último mes se observan fuertes bajas para los ADR locales. Salvo MercadoLibre y Corporación América, que suben 17% y 0,2% respectivamente, todas las demás acciones argentinas operan con pérdidas. 

Los papeles de YPF son los que más caen, con un deterioro del 20%. Le siguen Telecom, BBVA Argentina y Banco Macro, que caen 18,7%, 18,3% y 17,2% respectivamente. Mientras que entre las acciones de peor performance también sobresalen TGS, Grupo Financiero Galicia, Grupo Supervielle, Pampa Energía y Cresud, que retroceden entre 10% y 17% en ese lapso.

Parte de esta baja se debe a que el mercado siguió incorporando la mala noticia que recibió por parte de MSCI, que degradó a la Argentina desde su índice Emergente a Standalone.

Paula Gándara, head portfolio manager de AdCap, cree que el mercado de acciones continúa asimilando la reclasificación. "El mercado continuó digiriendo las novedades que nos trajo la reclasificación del mercado de acciones a independiente o ´Standalone´. Si bien el mercado sigue ajustando a una nueva realidad, tampoco fue un evento disruptivo. De todas formas, sí consideramos que la clasificación no ayuda a la visión del país en general", explicó.

Elevado pesimismo

Esta mala noticia, junto con la falta de un acuerdo con el FMI, tumbó a las acciones y elevó el pesimismo inversor. Así lo señalan desde Cohen, al reflejar que hay un fuerte pesimismo en las acciones argentinas medido a través del Índice de Sentimiento de Mercado Argentino.

"El ISMA (Índice de Sentimiento del Mercado Argentino) mostró que el porcentaje de alcistas para el Merval a un mes se redujo de un 85% a solo 15%. Este índice suele mostrar pisos de optimismo (como el actual) cuando las bajas del índice están por finalizar", dijeron.

Esto significa que menos del 20% de los participantes se ubica con una postura optimista en la actualidad, cuando hace un mes se ubicaba en la vereda opuesta. En mayo, previo a la caída actual, el índice arrojaba que el 80% de los participantes tenían perspectivas alcistas.

El índice funciona como un indicador de opinión en contrario, y refleja saturación tanto en relación al pesimismo como al optimismo. Es que el mercado suele castigar consensos, por lo que tener en claro cuál es el consenso hoy puede convertirse en una buena herramienta para operar en contrario. Si muchos están optimistas, es mejor tener cautela, del mismo modo que si muchos están pesimistas, habrá que buscar oportunidades.

En el pasado, cuando el índice estuvo en niveles deprimidos luego sobrevino alguna recuperación. Así ocurrió en marzo y octubre de 2020, y en abril pasado. En todos esos momentos, el ISMA se ubicó debajo del 20%.

Maximiliano Donzelli, head de research de InvertirOnline (IOL), afirmó que, a la hora de analizar al Merval medido en dólares, el downgrade reforzó la tendencia de ajuste ya que el máximo se había alcanzado el 10 de junio, dos semanas antes del anuncio de MSCI. 

El especialista de IOL ve oportunidades puntuales en algunas acciones locales. "Destacamos Loma Negra y Grupo Galicia, vemos que desde la noticia tuvieron caídas más moderadas y por debajo de otras empresas que sí formaban parte del índice, pero respetando los soportes técnicos de corto plazo. Considerando que venían de máximos y que no se verían afectadas por una salida de fondos al no pertenecer al índice MSCI, podría presentar una oportunidad en un contexto de un Merval en dólares que, como dijimos, hizo pie por ahora", estimó.

Mirando los próximos drivers

Mas allá de las cuestiones técnicas, los fundamentals también juegan un rol importante, así como también la parte política, siendo este un año electoral y que probablemente determine la dinámica de la renta variable.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) estimaron que, hacia adelante, el Merval seguirá de cerca el escenario político - cada vez más - a medida que se vayan armando las listas, con la oposición dando el primer paso en este sentido donde ya definieron algunos nombres.

"Con el correr de las semanas, y mayores definiciones sobre los candidatos, las encuestas irán marcando el humor de los inversores mientras que miran de reojo la macroeconomía local, particularmente la performance del Banco Central en el mercado de cambios en un semestre con menor liquidación del agro. La performance de los mercados brasileños seguirá siendo un factor importante en el comportamiento de las acciones argentinas, por lo que será otra variable clave a seguir de cerca", explicaron.

Los analistas de Criteria explicaron que, si bien el Merval presenta niveles atractivos de precio en relación con valores históricos, lo cierto es que existen riesgos significativos de naturaleza política y económica para que pueda verse una recuperación sostenida.

"Luego de una primera mitad de año relativamente estable, el segundo semestre podría traer mayores complejidades y volatilidad en los activos argentinos. Esto es a medida que el país entra en proceso electoral y las necesidades de gasto, históricamente elevadas en el segundo semestre, presionan sobre variables como inflación y tipo de cambio", afirmaron.

A su vez, agregan, "el crecimiento económico de finales de 2020 empieza a desacelerarse como resultado de una economía en modo segunda ola". Es que explican que las restricciones de movilidad y una menor apertura comercial podrían afectar el volumen de ventas de las empresas.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios