Mercados

Los bonos argentinos ya rinden más del 21% y están entre los más riesgosos del mundo

La deuda argentina se presenta como una de las más riesgosas del planeta. La suba de tasas golpea a la renta fija global, pero los bonos recientemente reestructurados, como los argentinos y los de Ecuador, sufren aún mas.

Los bonos argentinos no reaccionan y continúan perforando mínimos, lo que implica rendimientos cada vez más altos. Si bien la suba de tasas a nivel global es uno de los tantos factores que puede estar impactando en la renta fija local, se percibe que el aumento en los rendimientos de los bonos estadounidenses golpea más a la deuda de países que recién reestructuraron su deuda.

Distintos indicadores muestran que la renta fija argentina se encuentra fuertemente deteriorada. Uno de los más elocuentes es que las tasas de interés de los bonos ya incluso superan el 21%, como es el caso del bono a 2029 de ley local (AL29). 

No se trata de un caso aislado. La parte corta de ambas curvas (ley local y ley Nueva York) muestran rendimientos superiores al 19% mientras que la parte larga de las mismas registra rendimientos cercanos al 17%. Son niveles que contrastan con un mundo con tasas de interés en mínimos históricos.

Otro reflejo del deterioro radica en que el riesgo país ya superó los 1600 puntos. El índice que mide JP Morgan registra avances del 45% desde que el Gobierno cerró el canje de deuda en septiembre pasado y sube más de 500 puntos básicos desde entonces.

Recientemente la renta fija global ha enfrentado un contexto adverso producto de la suba de tasas en Estados Unidos, generado a partir de un contexto de mayores expectativas inflacionarias. La tasa norteamericana a 10 años toco máximos de 1,62%, su mayor nivel desde febrero de 2020.

Una suba de tasas en EE.UU. implica una baja de los bonos norteamericanos y por lo tanto, al ser referencia de bonos del mundo, el resto de la renta fija tiende a caer por efecto contagio y por cuestiones de ampliación de spread debido a que la base de cálculo está creciendo.

Los bonos con vencimientos más largos registran caídas del 10% mientras que los bonos de grado de inversión y de mercados emergentes pierden más del 6% en lo que va del 2021. El índice de bonos global pierde 3,6% y los bonos de grado especulativo, como los bonos de alto rendimiento y de alto rendimiento de emergentes, pierden solamente 1,2% y 0,96% este año. Es decir, que mientras la tasa sube, los bonos tienden a sufrir.

Si bien los bonos globales se encuentran bajo presión, la renta fija de países que han recientemente reestructurado su deuda ha caído más que otros mercados.

Desde Delphos Investment agregaron que desde principio de año la tasa de Tesoro norteamericano a 10 años se encuentra en una fuerte alza y que, en este marco, las tasas de los bonos soberanos en el mundo también sufrieron, sin embargo, peor les fue a los recién reestructurados.

"Tanto Ecuador como Argentina cotizan a paridades mínimas desde cada respectiva reestructuración, mientras que, por ejemplo, Ucrania cotiza a niveles de hace un par de meses", señalaron.

Según datos provistos por Delphos Investment, mientras la tasa norteamericana subía, los bonos de Argentina y Ecuador sufrieron más que otros comparables. Se registran caídas de más del 30% de los bonos locales y de Ecuador, en contraposición con la dinámica de bonos de países como Ucrania, Egipto y Turquía que operan sin cambios o con leves subas en lo que va del 2021.

Según cálcicos de Juan Pablo Vera, jefe de operaciones de Tavelli y Compañía, la suba de tasas está golpeando más a los bonos de Ucrania, Turquía, Ecuador y Argentina.

Según sus cálculos, los bonos argentinos ampliaron su spread en el último mes en 210 puntos básicos, mientras que Egipto amplió su spread 122 puntos en el último mes y 158 en la última semana. Ucrania se desplazó 76 puntos básicos y Turquía 39 en el último mes, a medida que la tasa norteamericana crecía.

Es decir, que la suba de tasas está golpeando más a los bonos de Argentina respecto de otros bonos de otros países. Existen, además, otros factores que se encuentran golpeando a la deuda local, más allá del contexto internacional. La cuestión central alrededor de los bonos locales es que faltan drivers positivos que logren despertar su demanda.

Juan Pablo Vera remarca que la posición técnica de los bonos argentinos luce negativa. Es decir, que los fondos de inversión tienen más bonos argentinos en sus carteras de lo que les gustaría tener.

"Cuesta encontrar compradores en la deuda argentina y sobran vendedores. Es decir, no hay compradores que puedan mínimamente equilibrar el flujo de venta en los hard-dollar. Lo que llamamos la posición técnica de un activo. Y este fenómeno viene ocurriendo desde que los nuevos títulos comenzaron a operarse, matizado solo con algunos rebotes. Hasta que la demanda aparezca será difícil pensar en una suba sostenida. Para ello se necesitan drivers que hoy no están", explicó Vera.

Por otro lado, desde Quinquela Fondos explican que la decisión de intervenir en el mercado de bonos para bajar la brecha entre dólar oficial y dólar libre generó un efecto negativo sobre la paridad de los bonos del que es difícil salir. En ese sentido, coinciden en la falta de drivers positivos para la deuda local.

"Por ahora no se ven hacia adelante catalizadores que ayuden a un cambio de tendencia de mercado. Si sigue la intervención para bajar la brecha y se mantiene pendiente el acuerdo con el FMI, los bonos tienen altas chances de mantenerse en los niveles actuales", dijeron.

Bonos con mayores rendimientos del planeta

Los altos rendimientos de la Argentina lucen como si los bonos locales estuvieran cotizando en otro escenario global. Mientras Argentina rinde por encima del 20%, Ecuador rinde poco menos del 16,5%, Congo rinde menos del 14% y Angola menos del 12%.

Ya debajo de la barrera del 10% encontramos a Sri Lanka, Ucrania, Costa Rica, Pakistán, Turquía y República Dominicana. Si vamos a la región, puede verse que Paraguay, México, Perú, Uruguay y Chile rinden todos entre 2% y 3%. 

Lógicamente, cuanto más alta sean las tasas, mayor riesgo tienen incorporado los bonos, por lo cual, los bonos argentinos tienen las tasas de interés más altas del planeta, lo cual implica que la renta fija argentina es de las más altas del mundo.

Haciendo una comparación de los rendimientos de la deuda argentina versus otros créditos comparables, puede verse que la Argentina rinde 254 puntos básicos más que Ecuador, 541 puntos más que Sri Lanka, 873 puntos básicos más que Angola y 976 puntos más que Bahamas. Continuando con la comparación, la deuda local rinde entre 1000 y 1150 puntos básicos más que países como El Salvador, Ucrania, Pakistán, Egipto, Costa Rica, Nigeria, Turquía o Kenia mientras que la deuda local rinde más de 1200 puntos básicos más que los bonos de Senegal o Mongolia.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios