Finanzas personales

La sencilla fórmula matemática que aprendiste en la secundaria y te va a ayudar a invertir mejor

Entender el cambio porcentual es clave para comprender cómo se comportan las inversiones y cómo crecerá tu cartera con el tiempo.

Entre quienes se están iniciando en el mundo de las inversiones seguramente haya varios que se estén recriminando no haber prestado más atención a las clases de matemática en la secundaria. Es que lo que en ese momento parecía aburrido hoy es clave para lograr una cartera ordenada y pujante. 

Por ejemplo, supongamos que estás invertido en un índice, como el S&P 500, y lees en las noticias que el índice cayó un 1% en un día en particular. Luego, al día siguiente, subió un 1%. ¿Significa que volviste al punto de equilibrio? 

Si recordás la fórmula para el cambio porcentual que te enseñaron en el colegio, sabés que la respuesta es no. Si, en cambio, no lo tenías tan claro, tal vez sea hora de refrescarlo. Porque entender el cambio porcentual es clave para comprender cómo se comportan las inversiones y cómo crecerá tu cartera con el tiempo.

Si estás leyendo las noticias, es posible que notes que una actualización del mercado expresa el movimiento del mercado en términos de puntos. Algo así como: "El Dow Jones cayó 363 puntos hoy y el Nasdaq perdió 250".

En lugar de usar puntos, muchos medios de comunicación financieros tienden a describir los movimientos en los índices de la misma manera que vería las ganancias o pérdidas en las inversiones de tu cartera, como un porcentaje. 

Para encontrar el cambio porcentual, hay que restar el valor inicial del valor final, dividir por el valor inicial y luego multiplicar por 100.

Muchos medios de comunicación financieros tienden a describir los movimientos en los índices de la misma manera que vería las ganancias o pérdidas en las inversiones de tu cartera, como un porcentaje.

Entonces, si el Dow Jones comenzó el día en 33.000 y cerró en 32.670, se debe restar para obtener -300, dividir por 33 000 para obtener 0,01 y finalmente multiplicar por 100 para llegar a una disminución del 1 %.

Comprender el cambio porcentual en tu cartera

De vuelta a la pregunta original. Si el valor total de tu inversión es de u$s 100 y disminuye un 1 %, ahora vale u$s 99. Si agregás un 1% a partir de ahí y vas a obtener u$s 99,99. Puede que a primera vista no parezca un gran problema, pero cuanto más grandes son los números, más marcada se vuelve la disparidad.

Grow, plataforma en la que está asociada CNBC y especializada en noticias y consejos sobre finanzas e inversión, es quien plantea esta situación, muy común entre inversores primerizos. Digamos que invertís u$s 100 en una acción que cae un 50%. Ahora vale u$s 50. Para volver al punto de equilibrio, tu inversión ahora debe duplicar el valor.

Los grandes giros descendentes pueden tener un impacto enorme en tu cartera, ya que requieren que tus inversiones brinden un rendimiento extra alto al alza para salir del agujero. 

Es por eso que los expertos en inversiones recomiendan tomar medidas para reducir la volatilidad de la cartera diversificando entre una variedad de clases de activos de inversión. Si lo hacés, no solo tendrás un camino más calmo, sino que también podrás mejorar tu rendimiento a largo plazo. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios