Ahorro e inversión

La regla 50-30-20 de las finanzas personales para hacer rendir el sueldo y tener un colchón: cómo funciona

Fue popularizado por la senadora estadounidense Elizabeth Warren y consiste en dividir en tres categorías el salario neto.

El orden y la planificación siempre son claves en las finanzas personales. Por eso, hay múltiples métodos y reglas para ahorrar, invertir y minimizar riesgos. Muchas veces resulta difícil poder sacarle el jugo al sueldo, algo clave en épocas de crisis. Uno de los sistemas que tomó fuerza en los últimos años, en particular en los Estados Unidos, es el del 50-30-20, que permite compartimentar los haberes para ahorrar, invertir y estar al día.

Esta regla fue popularizada por la senadora y ex precandidata demócrata a la presidencia de los Estados Unidos, Elizabeth Warren. Lo detalló en su libro ‘Toda tu riqueza: el último plan de ahorros de tu vida', publicado en 2006. Ahí, explicó el proceso que consiste en dividir el salario neto en tres partes: necesidades, deseos y ahorros.

50 - Necesidades

Según este método de planificación, el 50 por ciento del sueldo debería destinarse a todo lo necesario para sobrevivir. Esto incluye desde las compras del supermercado, alquiler o expensas, cuentas de servicios, gastos en salud, deudas y otros pagos impostergables.

En caso de que los gastos ‘necesarios' superen ese porcentaje del salario, entonces, indican, habría que recortar en los deseos o, al menos, "bajar de nivel" en cuanto al lujo en algún costo. Por ejemplo, ir menos seguido a comer afuera o quizá cambiar el vehículo por uno más económico.

30 - Deseos

Este ítem se llevaría un 30 por ciento de los ingresos y tiene que ver con todo lo que no es esencial. Puede ser desde comprar tickets para un show, adquirir el último dispositivo electrónico o las suscripciones a plataformas de entretenimiento. La categoría también incluye los upgrades como mejorar el auto o la computadora.

Todo lo que figura en esta lista son consumos opcionales y, en caso de necesitar, son la primera opción de recorte ante cualquier inconveniente.

20 - Ahorros

La última categoría contempla el 20 por ciento del sueldo y su destino principal es el del ahorro y la inversión. No solo a nivel financiero, cómo puede ser invertir en acciones o constituir un plazo fijo, sino también para tener liquidez, que incluye un fondo de emergencia en efectivo. Lo más recomendable, señalan, es contar con ahorros para poder mantener los gastos necesarios por tres y seis meses.

Asimismo, el porcentaje de ‘ahorros' puede ser utilizado para refinanciar deudas, por ejemplo, dado que con esto se reduce la tasa de interés.

No existe una regla que funcione para todos los hogares y todas las economías personales, por lo que lo más recomendado es utilizar estos métodos como base y luego adaptarlos a la medida de su bolsillo.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios