La Fed subió la tasa por primera vez desde 2018

La Reserva Federal de los Estados Unidos dispuso este miércoles elevar su tasa de interés en 25 puntos básicos. La entidad que preside Jerome Powell lleva la tasa al rango 025% a 0,5%.

Finalmente llegó. La Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) dispuso este miércoles un incremento de 25 puntos básicos para sus tasas de interés, llevándolas así al rango de 0,25% a 0,5%, en una decisión ampliamente esperada por el mercado.

De esta manera, la entidad que preside Jerome Powell da inicio a un ciclo de endurecimiento de su política monetaria para intentar ponerle un freno a la inflación, luego de que esta alcanzara su nivel más alto en 40 años. Las tasas de interés, cabe recordar, se ubicaban en el rango de 0 a 0,25% desde que la Fed decidió llevarlas a esos niveles para paliar los efectos del estallido de la crisis de coronavirus, a comienzos de 2020.

Día clave en Wall Street: finaliza la reunión de la Fed y se espera la primera suba de tasas desde 2018

La decisión de convalidar la primera suba de tasas desde 2018 llega después de que 8 de los 9 responsables de la política monetaria estadounidense votaran a favor de ello. El presidente de la Fed de San Luis, James Bullard, fue el único que votó por la negativa.

Según proyectó la Fed este miércoles tras su reunión de dos días del Comité de Política Monetaria (FOMC), ahora espera entre cinco y seis subas más para este año, de modo que las tasas alcancen el rango de entre 1,75% y 2% hacia finales de 2022.

En un nuevo comunicado de política monetaria, la Fed hizo hincapié en la enorme incertidumbre a la que se enfrenta por la guerra en Ucrania y la actual crisis sanitaria. Aun así, la entidad consideró que "serán apropiados" los "aumentos continuos" de las tasas para frenar la inflación, luego de que los precios de febrero subieran un 7,9% interanual, marcando así el registro más elevado desde 1982.

El comunicado dice, además, que la Fed espera comenzar a reducir su balance de casi u$s 9 billones "en una próxima reunión".

La trayectoria alcista para las tasas de interés es todavía más agresiva que lo esperado, lo que refleja la preocupación de la Fed por una inflación que se ha movido más rápido y amenaza con ser más persistente de lo previsto inicialmente.

Pero aun con el endurecimiento de tasas, la autoridad monetaria estadounidense elevó al 4,3% sus pronósticos de inflación para este año. Se trata de una estimación muy superior al 2,6% de la proyección previa. La Reserva Federal incluso prevé ahora que la inflación se mantendrá por encima de su objetivo del 2% al menos hasta 2024. Es que las nuevas estimaciones sitúan a la inflación en 2,7% en 2023, 2,3% en 2024 y en 2% a largo plazo.

"El Comité entiende que el tiempo de suba de tasas y reducir la hoja de balance llegó", explicó Powell en su habitual conferencia de prensa posterior a la reunión del FOMC.

Allí reconoció, además, que esperan que la inflación "se mantenga elevada hasta mitad de año". Ante esa perspectiva, agregó que la Reserva Federal tiene planeado "subir las tasas de forma estable durante el transcurso el año", pero agregó que "si la inflación muestra la necesidad de subir las tasas más rápido, lo haremos".

La tasa de desempleo, por su parte, se espera ahora que caiga al 3,5% este año, que se mantenga en esos niveles el próximo y que suba levemente al 3,6% en 2024. Mientras que en lo que respecta a crecimiento económico, la proyección es que sea de un 2,8% este año, una fuerte caída respecto de la expansión del 4% proyectada en diciembre.

Wall Street positivo

Tras la decisión de la Fed, los índices de referencia de Wall Street continuaron operando con signo positivo. Tanto el Dow Jones como el S&P500 y el Nasdaq, que iniciaron la jornada ya operando en verde, recuperaban terreno al anotar subas respectivas de 0,94%, 1,59% y 2,9%.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios