Balance

Inversiones: cómo se encaminan a cerrar el año los bonos y acciones argentinas

Que escenario enfrentan los títulos públicos y los activos de empresas argentinas tanto a nivel local como en el exterior. Cómo evolucionó el riesgo país en 2021

En algún momento de este año los inversores estuvieron confiados en que el driver político de una derrota electoral del oficialismo podía mover los precios de bonos al alza. Pero no alcanzó, ante un escenario de inestabilidad y falta de certezas sobre lo que sucede con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Tomando los papeles soberanos más representativos, el AL30D lleva una caída de 21,83% en 2021 y muestra un precio de remate (u$s 32). 

En tanto, el GD30 vale apenas u$s 34,05 en EE.UU., por lo que derrapó 16,5% a lo largo del período que termina en cuatro días. Así las cosas, el riesgo país creció 27,7% en el año y se encuentra hoy en 1753 unidades.

En cuanto a la renta variable, lejos en el tiempo quedó el período dorado que llevó al S&P Merval en dólares a su techo de 1800 puntos en 2018. 

Sin embargo, el 2021 tampoco deja un sabor del todo amargo para las acciones locales: el índice bursátil porteño subió casi un 16% al ser medido al tipo de cambio implícito en acciones, para ubicarse en 413 unidades, cuando había arrancado el año en 356 puntos.

"Después de que la economía en nuestro país registrara un rebote tras la crisis ocasionada por la pandemia de Covid-19 en 2020, algunas compañías han logrado recuperarse más rápido que otras, en algunos casos, llegando a duplicar su valor en moneda local en cuestión de meses", puntualizó Maximilano Donzelli jefe de research en IOL invertironline. 

Y agregó: "El mercado financiero argentino y sus empresas locales terminaron el año de manera positiva". 

Piso histórico: se hunde el peso de las acciones en el mercado argentino

Acciones en wall street mixtas

Por otro lado, las acciones argentinas que cotizan en Wall Street como ADR muestran un año mixto, con la mitad creciendo en dólares a lo largo de 2021 y la otra mitad cayendo. 

Por ejemplo, entre los bancos, Galicia subió 10,9%, pero sus pares cierran 2021 igual o peor que como lo arrancaron. El Francés está 0,3% abajo, Macro perdió en el período un 6,5% y Supervielle hizo lo propio 5,2 por ciento.

Por su parte, el ADR de YPF retrocedió un 16,6% en el año. Y venía de derrumbarse un 59% en 2020.

Pero también hubo recuperaciones más que alentadoras. Ternium se encamina a cerrar el año un 46,5% arriba respecto de cómo lo arrancó; Pampa, un 43,2%; Corporación América, un 41,4%; Tenaris, un 29,7%; Edenor, un 23,8% y Central Puerto, un 17,8 por ciento. En el camino contrario, Telecom retrocedió un 21,5% en 2021 y Transportadora Gas del Sur cayó 13,3 por ciento.

Entre las empresas fundadas por argentinos, pero cuyos resultados están un tanto escindidos de lo que sucede en el país, se vieron caminos dispares. El caso más saliente es el de Bioceres, que en poco menos de 365 días se disparó casi 154 por ciento. Mientras, la petrolera mexicano - argentina Vista saltó un 99 por ciento.

En cuanto a los unicornios tecnológicos, Mercado Libre mostró un retroceso de 24,6% anual. El gigante del marketplace no se recuperó de un noviembre muy malo, aunque no se puede soslayar que su precio había crecido 193% en 2020.

En cambio Despegar venía de un pésimo 2020 y cayó 23,24% en 2021. En tanto, la tecnológica que no detiene su andar es Globant, que trepó casi un 37% interanual.

Yendo a los Cedear, el papel que más satisfacciones les dio a los inversores argentinos este año fue NVIDIA, que escaló 219,36% en pesos. Esto, en consonancia con un Wall Street que lleva más de una década alcista y que apunta a cerrar 2021 en récords históricos. 

En tanto, el Cedear del fabricante de aviones Embraer creció 252%, pero se trata de un papel que no aparece entre los más líquidos de la Bolsa porteña

Cómo lo ven los especialistas

El Cronista consultó a una serie de especialistas cuál fue su evaluación respecto del mercado argentino en este año. 

En ese sentido, el analista de mercados financieros de Grupo Carey, Leonardo Guidi, sostuvo: "Les va a costar a los inversores extranjeros volver a posicionarse en acciones argentinas, dado lo frágiles que son las instituciones en este país y toda la incertidumbre que eso genera, tanto para invertir en el mercado financiero como en la economía ‘real' (aunque no me gusta ese término porque creo que el mercado financiero también es ‘real', pero así es la distinción que suele hacerse)".

De cara al futuro, Guidi agregó: "Las acciones argentinas están muy baratas si el escenario que consideramos como más probable para 2023 es el de un cambio de partido político en el Poder Ejecutivo, pero el armado de un portafolio de acciones argentinas en un contexto como este solo tiene sentido si el inversor tiene como horizonte temporal al menos dos años". 

Por su parte, Matías Waitzel, agente productor de Grupo Invertir en Bolsa, señaló que Argentina se encuentra "desconectada del mundo". 

Bajo esa premisa, Waitzel consignó: "Mas allá de las vulnerabilidades macroeconómicas, el principal problema es la falta de un buen clima de negocios. Es decir, que la política impositiva sea estable, por lo menos en un horizonte de 10 años. Si, por necesidades fiscales, todos los años se crean nuevos impuestos, va a ser imposible que se creen nuevas empresas".

Mientras tanto, el CIO de Adcap Grupo Financiero y cofundador de Banza, Gustavo Domínguez, afirmó: "Cuando uno mira los múltiplos de las valuaciones de las empresas del Merval ve que están definitivamente baratas comparados con cualquier parámetro histórico de Argentina, regional o global a nivel mercados emergentes". 

"Pero la clave para que esa valoración se normalice tiene que ver con un acuerdo con el FMI y con una estabilización de la situación cambiaria: acumulación de reservas y déficit fiscal. El timing es probable que lo veamos en el año 2022, y si uno tiene un horizonte muy de largo plazo y está dispuesto a no sufrir con los vaivenes del corto plazo, el mercado de acciones argentino tiene mucho potencial para una revalorización en los próximos 3 a 5 años", agregó.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios