Entrevista

Menor liquidez global afectará a un sector clave, pero destacan una ventaja de las empresas argentinas

Ignacio Plaza, socio del fondo de VC Draper Cygnus y presidente de la Cámara Argentina de Fintech, analizó la actualidad del mercado de financiamiento fintech global y local en una entrevista con El Cronista.

El escenario de financiamiento para las fintech y startups se está poniendo cuesta arriba. Tanto por menores valuaciones de las compañías como por las subas de tasas y la mayor volatilidad que se observan a nivel global, los capitales se retraen. 

Esta contracción de los capitales a nivel global representa un desafío para el sector en todo el mundo. Pero Ignacio Plaza, socio del fondo de VC Draper Cygnus y actual presidente de la Cámara Argentina de Fintech, marcó una ventaja para las empresas y emprendedores fintech del país: "El argentino sabe sobrevivir a momentos de crisis y de estrés", dijo en una entrevista con El Cronista.

- ¿Estamos en un año en el que el financiamiento para las fintech se está agotando?

Es cierto. Se ve una contracción en el volumen.

- ¿Qué está pasando?

Primero hay que decir que lo que había estado pasando es que al mercado de Venture Capital (VC) entraron una clase de jugadores que se llamaron crossover funds. Estos son fondos de private equity que se empezaron a meter en Venture Capital, aumentando la liquidez en el mercado.

- ¿Por qué entraron?

Veían una oportunidad de arbitraje. Los cálculos que hacían estos fondos era que, si las valuaciones en el mercado público era tan altas como efectivamente estaban, entonces había una subvaluación en el mercado privado. Es decir, el mercado público operaba con valores altos, mientras que estos fondos encontraban oportunidades en el mercado privado, por lo que compraban participación de empresas fintech en las rondas de VC para luego intentar vender esas participaciones más caro en el público. El mismo fondo que invertía temprano luego convalidaba valuaciones cada vez más altas con el paso del tiempo.

- Mucha gente se vio atraída también por las subas en ETF especializados (FINX, ARKF).

Exacto. Allí es cuando se produce el FOMO (miedo a quedarse afuera/perder una gran oportunidad), ya que aparecen inversores que ven que la oportunidad se les escapa e ingresan tarde al mercado, convalidando valuaciones muy altas. Lo hacen en el mercado privado como en el público. Sin embargo, eso no duró para siempre. Estos fondos comenzaron a invertir cada vez más temprano subiendo las valuaciones agresivamente.

- ¿Y cuánto afectó la suba de tasas al funding de las fintech?

Influye muchísimo. El mercado público es como tu salida. Por lo que cualquier valuación que se hace se lo hace proyectando distintas métricas futuras, tanto como de usuarios, activos bajo administración, volúmenes de ventas, ingresos, etcétera. Si a todo eso se lo busca traer al presente, se le aplica una tasa de descuento y se llega a un valor presente de la misma para poder valuarla hoy. Si la tasa es negativa, ya que estaba debajo de la inflación, todo eso enriquece la valuación. Si la tasa sube, todo eso se revierte. La suba de tasas afecta la valuación actual de las compañías ya que el valor actual es menor y todo ello repercute en el funding actual.

- Encima todo indica que la suba de tasas recién arranca.

La visión de los fondos es que no se espera una recuperación en "V" de los flujos dentro del mercado de VC. Por ello, las fintech se enfrentan a un contexto en el que van a tener que estar preparados para operar con los recursos que tienen al menos en los próximos dos años, sin un nuevo capital. Ello implicará enfocarte en proyectos que generen más flujos de fondos. Aquellas fintech que necesiten levantar capital, probablemente va a ser más caro. También deberán tener que frenar las contrataciones.

- ¿La Fed misma busca que se frene el ciclo?

Tal cual. El mismo presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo que busca que las empresas dejen de contratar o que despidan gente para que dejen de pagar cualquier cosa por los bienes y servicios. La Fed necesita cortar con el efecto riqueza positivo, es decir, que los activos valgan menos y que haya menos desbalance en el mercado de trabajo y que los americanos cuiden la plata.

- Se termina el mundo del dinero barato.

Efectivamente. Pero eso no se puede acabar de un día para el otro y para siempre. El mundo está muy apalancado con deuda en niveles de tres veces el PBI mundial. Una excesiva restricción de dólares es insostenible ya que generaría una inestabilidad importante en el mercado global. Lo que se espera es que, así como pasó en otras oportunidades como en 2008, 2019, 2020, va a haber un momento en que se va a romper algo importante y allí la restricción se va a tener que morigerar. Creo que el tema más importante puede ser el achicamiento de balance, el cual se espera que tenga una alta velocidad.

- ¿Se pinchó la burbuja en el mundo fintech?

Está claro que hubo un recalentamiento en múltiples aspectos que era anormal, tanto en valuaciones, como así también en la escasez de talentos. Eso se observa una reacción casi de pánico y hay muchas compañías fintech públicas líderes y muy sólidas que están valuadas por debajo del nivel pre-pandemia. 

- El desplome de los fondos ARK es un buen ejemplo.

Tal cual, otro caso de reacción extrema. Aun así, nuestra postura en Draper Cygnus es similar a la visión de Cathie Wood (la CEO de Ark Invest) y creo que es un momento histórico para posicionarse en esa visión. Es decir, en las inversiones de tecnológicas disruptivas, con un potencial de generar valor de mercado por u$s 200 trillones, que es más del doble del PBI mundial actual de acá a 2030. Aun así, temporariamente las fintech no pueden contar con que va a haber capital a un buen precio en el próximo año. Debe recalcular para no necesitar capital por dos años.

- Los flujos no volverán rápidamente.

Pese a este contexto de liquidez a la baja, los VC hoy tienen más de u$s 250.000 millones en liquidez para invertir. Estos fondos han estado desplegando inversiones a tasa récord. No necesariamente que tengan esa liquidez implica que tengan la obligación de invertir. El contexto implica que hoy hay que ser más disciplinado con el dinero. Hay momento en que los inversores te abandonan porque no te subís a la ola y hay otros en el que te abandonan por subirte a la ola, como ahora. Por ello es que este es un momento de mayor cautela.

- Dentro del arco fintech, dado la restricción de liquidez, ¿en qué sector hay más oportunidades?

En este mercado hay que analizar caso por caso, no se puede generalizar. Pasamos de una situación de extrema liquidez y en la que era más difícil invertir e ingresar a grandes oportunidades a un momento actual en donde hoy se puede analizar mejor y profundizar los procesos de due diligence. No me gusta hablar tanto de sectores sino que vemos oportunidades puntales. Cada emprendedor viene con su propia idea de proyecto, equipo, etcétera. Algo muy importante es que de las crisis siempre surge una nueva generación de startups de alto impacto, como el caso de AirBnB y Uber en la crisis global de 2008. En Argentina se me ocurre Globant post 2001-2002, que hoy emplea a unas 25.000 personas.

- ¿Cómo afectará este escenario para el funding en Argentina?

Confío mucho en la capacidad del emprendedor argentino para adaptarse a los cambios. Está el histórico caso de MercadoLibre, que en su momento recibió más de u$s 50 millones en 1999, cuando llegó la crisis del 2000 cuidó la plata durante esos años de crisis y eso le permitió luego liderar el mercado. El emprendedor argentino está especialmente acostumbrado y preparado para transitar momentos de volatilidad y seguir este juego.

- ¿Es decir que la volatilidad local puede ser visto como una ventaja?

El argentino en general está más preparado para la situación actual de escasez y no tanto para un contexto de extrema abundancia en el que todo fluye y el capital no es un problema. Quizá un emprendedor norteamericano no soporta tanta volatilidad y no tiene reflejos y paciencia para esperar a que el mercado se recupere. El argentino en cambio sabe sobrevivir a crisis y momentos de estrés. Por ello tengo fe de que en este contexto pueda paliar esta situación de no tanta abundancia de capital.

- ¿Pero saben que viene un momento de sequía de capital?

El hecho de que no va a haber ese flujo desmesurado es una realidad. Aun así, muchos emprendedores argentinos están jugando a un nivel de clase mundial. En este momento son emprendedores que están mucho más preparados. La inestabilidad de Argentina en sí misma es un activo en este contexto. En general se vive la volatilidad macro constantemente y eso le permite al emprendedor a encarar el momento de una mejor manera.

- Draper Cygnus invirtió temprano en Lemon Cash.

Estamos muy contentos. Hace poco Lemon Cash superó el millón de usuarios. Lemon es una marca generacional para su target que es de 18 a 40 años. Es impresionante su performance y creció más de 50 veces en cantidad de usuarios en un año. Ahora están con foco en su lanzamiento en Brasil. Están trabajando con mucho éxito en masificar la adopción y están con muchas ideas.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios