Turbulencia financiera

Histórico banco que operó con Argentina está en problemas y temen otro Lehman Brothers

Las acciones de Credit Suisse cayeron hasta 11,5% y sus bonos tocaron mínimos históricos. Se da en medio de preocupaciones sobre la capacidad del banco para renovar su negocio y reforzar su capital. Fue importante colocador de deuda de la Argentina y argentinos operaron con su banca privada.

En Europa, las turbulencias alrededor del banco Credit Suisse Group aumentan. El presidente ejecutivo Ulrich Koerner quiso tranquilizar a los empleados e inversores pero sus intentos fracasaron.

El mercado teme sobre la salud financiera del banco y caen las acciones, se desploman los bonos, a la vez que se disparan los seguros contra default de la segunda entidad financiera más importante de Suiza.

En ese contexto, Credit Suisse, que tiene una trayectoria en el país en el negocio de colocación de bonos corporativos y en el pasado también de soberanos además de operaciones con particulares en banca privada, está analizando desprenderse de la división de gestión patrimonial en la región, excluyendo Brasil, 

Elecciones en Brasil: el mercado apuesta a una fuerte recuperación a partir de mañana

Con tasas del 20%, analistas ven valor en bonos provinciales: dónde están las oportunidades

Dudas sobre Credit Suisse

Las acciones, que ya se habían reducido a más de la mitad este año antes de la venta masiva del lunes, cayeron hasta un 12% a un mínimo histórico antes de recuperar la mayor parte de esas pérdidas y cerrar el comercio de Zurich alrededor de un 1% más bajo.

Los papeles de Credit Suisse cayeron durante la rueda del lunes hasta un 11,5% mientras que sus bonos tocaron mínimos históricos.

Esto se da en medio de preocupaciones sobre la capacidad del banco para renovar su negocio y reforzar su capital.

Se espera que el próximo 27 de octubre el banco anuncie su plan de reestructuración de su negocio luego de que las abultadas pérdidas del banco en los último meses forzaran a los ejecutivos de Credit Suisse a cambiar su estrategia.

Si bien los problemas recientes de Credit Suisse eran bien conocidos y no se habían producido acontecimientos recientes importantes, una nota de Reuters publicó que el regulador suizo FINMA y el Banco de Inglaterra en Londres, donde el prestamista tiene un centro importante, estaban monitoreando la situación financiera del banco y trabajando en estrecha colaboración.

El presidente ejecutivo, Ulrich Koerner, dijo la semana pasada al personal que Credit Suisse que la compañía tiene capital y liquidez sólidos.

La capitalización de mercado de Credit Suisse se ha reducido a alrededor de 10.400 millones de francos suizos, lo que significa que cualquier venta de acciones sería muy perjudicial para los titulares de larga data. 

El valor de mercado estaba por encima de los 30.000 millones de francos (u$s 30.179 millones) en marzo de 2021.

Solo en los últimos tres trimestres, las pérdidas de Credit Suisse han sumado casi 4000 millones de francos suizos (u$s 4024 millones). 

Dadas las incertidumbres, los costos de financiamiento del banco se han disparado.

En julio, Credit Suisse anunció su segunda revisión de estrategia en un año y reemplazó a su director ejecutivo, incorporando al experto en reestructuración Koerner para reducir la banca de inversión y recortar más de mil millones de dólares en costos.

El banco está considerando medidas para reducir su banca de inversión a un negocio "con poco capital y orientado a la asesoría", y está evaluando opciones estratégicas para el negocio de productos titulizados, dijo Credit Suisse.

Koerner, nombrado director ejecutivo a fines de julio, ha tenido que lidiar con la especulación del mercado, las salidas de los banqueros y las dudas de capital mientras busca abrir un camino para el prestamista en problemas, que se ha visto afectado por una serie de golpes financieros y de reputación.

La firma está finalizando planes que probablemente verán cambios radicales en su banca de inversión y pueden incluir la eliminación de miles de puestos de trabajo durante varios años, informó Bloomberg.

Caída de los bonos

Mientras tanto, los bonos internacionales del prestamista también mostraron la tensión. 

Los bonos denominados en euros de Credit Suisse cayeron a mínimos históricos, y los bonos a más largo plazo sufrieron las caídas más pronunciadas.

El temor a una caída similar a la del gigante norteamericano Lehman Brothers, registrada en la crisis del 2008-2009 en Estados Unidos, se apoderó del mercado.

El lunes, los seguros contra defaul (CDS) de Credit Suisse volvieron a subir, sumando 105 puntos básicos desde el cierre del viernes para negociarse a 355 pb, su nivel más alto en al menos más de dos décadas. 

El CDS del banco se situó a principios de año en 57 pb.

La semana pasada, Credit Suisse dijo que está trabajando en posibles ventas de activos como parte de su plan estratégico.

Al respecto, el banco explora la venta de su unidad de gestión patrimonial en América Latina, excluyendo Brasil, y está considerando revivir la marca First Boston, informó Bloomberg.

Reuters informó el mes pasado que Credit Suisse, el segundo banco más grande de Suiza, también estaba buscando recortar alrededor de 5000 puestos de trabajo, alrededor de un puesto de cada 10, como parte de una campaña de reducción de costos.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.