Mercados

Guerra Rusia-Ucrania: por efecto SWIFT, hay devaluación del rublo, suba de las tasas y límites a la salida de capitales

El rublo sufre su mayor pérdida diaria desde 1998. El Banco Central ruso eleva la tasa al 20% para frenar la corrida cambiaria. El mundo le bloquea las cuentas a Rusia y el Banco Centra no puede usar sus reservas

En esta noticia

Debido a las sanciones, Rusia sufre una corrida cambiaria y un principio de corrida bancaria. 

El rublo se desploma en las primeras operaciones de la semana luego de que se intensifique la guerra entre Rusia y Ucrania a la vez que la comunidad financiera internacional haya decidido quitar a algunos bancos rusos fuera del sistema de transferencias SWIFT. 

De forma desesperada, el Banco Central Ruso eleva drásticamente la tasa de interés para convertir atractivo a los depósitos en moneda local.

Además, si bien Rusia cuenta una importante cantidad de reservas, gran parte de las mismas se encuentras bloqueadas en cuentas del exterior.

El rublo ruso se dispara un 22,5% al comienzo de la semana y salta a $102,45 rublos por dólar. Esta es su mayor devaluación diaria en 24 años, momento en que Rusia enfrentó una situación de estrés financiera y un default de su moneda.

La reacción del mercado se da luego de que, durante el fin de semana, EE. UU., sus aliados europeos y Canadá acordaron aislar a los principales bancos rusos del sistema de mensajería interbancaria, SWIFT, que conecta a más de 11.000 bancos e instituciones financieras en más de 200 países y territorios.

Por otro lado, Unión Europa anunció el domingo que cerraría su espacio aéreo a los aviones rusos.

Además, de la corrida cambiaria que se evidencia con el rally del dólar, hay un principio de corrida bancaria en Rusia.

Se observa una situación de estrés financiero en Rusia ya que durante el fin de semana se reportaron escenas de rusos esperando en largas filas para retirar efectivo de los cajeros automáticos. 

Esto se da en medio de preocupaciones de que las sanciones provocarán escasez de efectivo e interrumpirán los pagos, según Reuters.

Existía la preocupación de que las tarjetas bancarias pudieran dejar de funcionar, o que los retiros de efectivo fueran limitados, después de que los bancos rusos fueran bloqueados de SWIFT.

Todas estas medidas extremas de los países de occidente surgen como represalia por la invasión rusa de Ucrania, el cual es el mayor asalto a un estado europeo desde la Segunda Guerra Mundial.

En respuesta, el presidente Vladimir Putin ordenó a su comando militar que pusiera a las fuerzas con armas nucleares en alerta máxima el domingo, lo cual trajo mas preocupación y cautela en el mercado.

Como reacción al fuerte impacto en el mercado cambiario rurso, el Banco Central Ruso anunció medidas históricas esta mañana en un intento de ayudar a apuntalar el rublo.

Tasas en alza y reservas bloqueadas

La tasa de referencia del banco central pasó del 9,5 % al 20 %, con una intención de que los depósitos en moneda local sean más atractivos y evitar que el tipo de cambio se sigan disparando.

Por otro lado, obligó a que las empresas vendan el 80% de sus ingresos en divisas a la vez que se le prohibió a los operadores bursátiles rusos vender activos en moneda extranjera a inversores internacionales.

Los pasos de emergencia del Banco Central Ruso representan las medidas contundentes tomadas por Rusia después de la última ronda de sanciones, con Estados Unidos y la Unión Europea han acordando bloquear el acceso a gran parte de los u$s 640.000 millones de reservas que el banco central del país ha acumulado para proteger la economía.

El banco central de Rusia mantiene la mayor parte de sus reservas en el exterior y en países que han decidido bloquearlo del sistema, Swift.

De sus u$s 643.000 millones de reservas, un 3% está en Canadá, 3% en Austria, 5% en Reino Unido, 7% en EEUU, 10% en Alemania, 10% en Japón y 12% en Francia.

Además, cuenta con un 14% en China y 22% en oro.

Es decir, salvo por su tenencia en oro y a su posición en reservas en China, en el peor de los casos, Rusia puede perder completo acceso al resto de sus reservas fuera del país y dejar a la Nación con u$s 230.000 millones de reservas.

Las u$s 643.000 millones reservas de Rusia podrían así no ser de tanta utilidad para el Kremlin, las cuales están compuestas por distintas monedas como dólar, euro, libra esterlina, oro, yuan.

Sin embargo, las sanciones de EE UU., Europa y el Reino Unido contra el Banco Central Ruso les impide utilizar gran parte de estas tenencias.

Los bancos centrales del Eurosistema, donde se encuentran alrededor de una cuarta parte de los activos del Banco Central de Rusia, ya han congelado las cuentas del banco central ruso.

El Banco Central Europeo ha dicho que implementará todas las sanciones decididas por la UE y los gobiernos europeos.

Joachim Nagel, presidente del Bundesbank, dijo que "ve con satisfacción el hecho de que ahora se hayan impuesto sanciones financieras integrales y ha hecho campaña a favor de ellas".

La volatilidad en el rublo ruso generó un efecto contagio al resto del mercado de divisas que inicia la semana con elevada tensión.

El rublo ruso es la moneda que más pierde contra el dólar en los últimos 5 días al perder un 21% de su valor. Este es seguido por el Forint Húngaro, el Zloty polaco y la corona checa que pierden 4,6%, 4,35% y 3,3% respectivamente.

El dólar se fortalece contra la gran mayoría de las monedas en los últimos días y provoca una caída del euro del 1% y del 1,6% en la libra esterlina.

Primeras Conversaciones

Hay cierta expectativa en el mercado y en la comunidad internacional ya que tanto funcionarios rusos como ucranianos se prepararon para reunirse para entablar sus primeras conversaciones desde que Moscú comenzó su invasión hace cuatro días a Ucrania.

Rusia envió una delegación a la ciudad de Gomel, en el sur de Bielorrusia, el domingo, pero el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, dijo que se negó a reunirse en un país que se ha convertido en una plataforma de lanzamiento para los ataques de Rusia.

Sin embargo, Zelensky habló por teléfono con el presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, más tarde ese día y dijo que acordó que sus enviados se reunieran con la delegación rusa en el río Prypiat a lo largo de la frontera entre Ucrania y Bielorrusia.

"Realmente no tengo mucha fe en el resultado de esta reunión, pero intentémoslo, para que ningún ciudadano de Ucrania piense que yo, como presidente, no traté de detener la guerra cuando había una oportunidad", dijo Zelensky.

Por ahora, los mercados siguen operando en negativo.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.