Guerra de bancos centrales

El euro se hunde y ya está más barato que el dólar: qué prevé el mercado

El dólar ïndex sube 14,9% este año y opera en su mayor valor desde 2001. El euro, la libra y el yen japonés operan en su menor nivel en décadas

El euro, una de las monedas de reserva de valor más importante del mundo, vale menos que el dólar. La moneda común cayó debajo de la paridad a mediados de este año.

Existen factores monetarios y económicos que explican la debilidad del euro. 

El dólar sigue siendo el gran ganador del mercado de monedas globales.

Se disparan las acciones de Twitter luego de una oferta de Elon Musk para comprar la red social

Devaluación en pausa: el BCRA desacelera el ritmo pero el mercado pide más

Súper dólar versus monedas débiles

El euro opera en niveles de 0,98 euros por dólar.

En cuanto al rendimiento, en el acumulado del año pierde 12,3% y tiene su peor año desde 2005, cuando en aquel año llegó a caer 12,6%.

Esto quiere decir que el euro está más barato que el dólar ya que opera debajo de la paridad por primera vez desde 2001. 

Desde su creación, el euro operó por encima de la paridad en más del 60% del tiempo.

En paralelo, lo que se observa es que el dólar índex, (una canasta de monedas contra el dólar), tiene su mejor año desde 1981. Este año sube 14,9% y opera en su mayor valor desde 2001.

No es solamente el euro el que está sufriendo, sino también otras monedas de referencia global. 

La libra pierde 15% este año y opera en su menor nivel desde 1984 y pierde cerca de un 50% respecto de los máximos de 2005.

Lo mismo se observa en el yen japonés que se ubica en 144 yenes y tiene su peor año en su historia.

Es decir, estamos de frente a un dólar caro a nivel global, versus el euro y el resto de las monedas de países desarrollados débiles.

Las causas del euro barato

El euro vale menos que el dólar ya que cotiza debajo de la paridad.

A la hora de explicar por qué el dólar está tan fuerte versus el euro y el resto de las monedas, se debe indagar en cuestiones monetarias.

La inflación en EE.UU se ubica en su mayor valor en 40 años, por lo que la Fed debió subir la tasa de manera muy agresiva.

El mercado vio que la agresividad de la Fed fue mucho mayor respecto de los demás bancos centrales del mundo y tal diferenciación en la política monetaria terminó impactando en el dólar y perjudicando al resto de las monedas.

Los analistas de Criteria agregaron que desde comienzos de año, el dólar viene registrando un fuerte nivel de apreciación no sólo frente al euro, sino también con respecto a toda la canasta de monedas globales, incluyendo el yen japonés, la libra británica, el dólar canadiense y el yuan chino.

"El rally de la divisa norteamericana sorprendió a los mercados por su fortaleza, y si bien las preocupaciones por una recesión han venido en ascenso en ese país, las perspectivas para otras economías desarrolladas lucen aún más sombrías, lo que refuerza comparativamente el atractivo del dólar", explicaron.

Desde la compañía consideran que el proceso de revalorización del dólar está fuertemente asociado al cambio en la política monetaria de ese país.

"Estados Unidos enfrenta niveles de inflación no vistos en cuarenta años, algo que ha llevado a su banco central a emprender un ciclo de suba de tasas de interés que hace olas en mercados globales. La Fed subió las tasas en un ritmo más rápido de lo esperado, lo que ha colocado los rendimientos de bonos de Tesoro de ese país por encima de instrumentos equivalentes de otros estados", dijeron.

Además agregaron que esto ha ampliado la brecha de rendimiento entre los bonos del tesoro americano a dos años, respecto de los bunds alemanes del mismo plazo", afirmaron.

Con una visión similar, Manuel Carpintero, head portfolio manager de Nash Inversiones, señaló que la caída del euro tiene que ver con las tasas de corto plazo del euro y del dólar.

"Mientras los europeos apenas reaccionaron a sus datos de inflación, la Fed fue mucho más agresiva con su política monetaria. Esto genera flujo de salida para el euro (moneda de menor tasa) hacia el dólar (moneda de mayor tasa)", detalló.

Riesgos recesivos en Europa

El euro también se debilitó frente al dólar debido a las perspectivas negativas que subyacen en el viejo continente.

Además de la suba de tasas del BCE a un ritmo récord, Europa enfrenta una crisis energética que amenaza las perspectivas económicas, las cuales terminan plasmándose en nuevas debilidades para la moneda común.

Maximiliano Bagilet, analista de mercados de TSA Bursátil del Grupo Transatlántica, considera que la baja del euro este año se debe principalmente a que la velocidad de respuesta de la Reserva Federal en EE.UU. fue mayor a la del Banco Central Europeo desde un comienzo.

Según Bagilet, esto empujó al público inversor a posicionarse en dólar e inversiones en esa moneda antes que en euros, llevando a la paridad eurodólar a su mínimo de 20 años.

Sumado a eso, el especialista de TSA Bursátil agrega que la crisis energética producto de la guerra en Ucrania ha obligado a muchas industrias a interrumpir sus actividades metiendo aún más presión a la recesión en Europa, lo que podría limitar la respuesta del BCE a la escalada inflacionaria.

Los analistas de Balanz agregaron que el conflicto en Ucrania volvió al centro de la escena y amenaza con generar más riesgos a la baja al crecimiento en Europa

Además explicaron que las mayores tasas de interés, junto con la fortaleza relativa de la economía en Estados Unidos, volvieron a empujar al dólar.

"El ajuste sincronizado a nivel global por parte de los distintos bancos centrales representa un claro desafío para las monedas y los activos de mayor riesgo. El fortalecimiento reciente del dólar ha puesto presión sobre el resto de las monedas, principalmente en las de los países desarrollados, cuya dinámica posiblemente se refuerce mientras dure el ciclo de subas de la Reserva Federal", comentaron.

¿Euro o dólar?

La clave hacia adelante pasa por determinar si el dólar puede seguir subiendo o si el euro puede comenzar a ganar terreno.

De hecho, en las últimas jornadas, el euro se recuperó desde mínimos de 0,96 euros por dólar hasta los 0,99 actualmente.

En el caso en que el dólar haya alcanzado un techo, el euro queda en una posición relativamente más atractiva para aquellos inversores que busquen reserva de valor en monedas de referencia internacional.

El riesgo central para el euro y para el resto de las monedas globales recae sobre las perspectivas de la política monetaria de la Fed.

En tanto y en cuanto la Fed siga subiendo la tasa para frenar la inflación, el mercado espera que el dólar siga siendo el rey del mercado.

Los analistas del banco de inversión ING publicaron una nota en el que sostuvieron que esperan que la tendencia bajista del dólar de las últimas jornadas pronto se agotará, y esperan nuevas bajas para el euro.

"En nuestra opinión, la recuperación del EUR/USD parece bastante frágil, lo que significa que cualquier recuperación leve del dólar podría desencadenar una corrección más amplia en el par. Todavía vemos un alto riesgo de un retorno a 0.9500 en las próximas semanas", anticiparon desde ING.

Finalmente, Bagilet tampoco se muestra demasiado optimista sobre el futuro del euro.

"Desde lo técnico la paridad marcó un triple piso en la zona de mínimos históricos, rebotando más de un 3% la semana pasada. Si bien a estos valores se volvió atractivo para el inversor "eurorizar" carteras, seguimos de cerca el Indice Dólar (DXY) que de no poder perforar los niveles de 110 dará más presión bajista al euro que tiene un techo fuerte de romper en el nivel de paridad", comentó Bagilet.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.