En la antesala de la suba de tasas

El súper dólar llega a un máximo de 20 años: cómo puede afectar a la Argentina

El dólar alcanza un nuevo récord en dos décadas a nivel mundial, en la previa de la suba de tasas de la Fed. La Argentina se verá afectada en un momento de tensión cambiaria en el país

El dólar alcanza este miércoles un nuevo máximo de dos décadas a nivel global, ya que la decisión del presidente ruso, Vladimir Putin, de movilizar más tropas para el conflicto de Ucrania agitaba los mercados justo antes de otra esperada suba agresiva de las tasas de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Dólar: analizan poner un cupo mensual a los gastos con tarjeta en divisas

Nuevo cepo al dólar: desde el BCRA advirtieron que no se permitirán "avivadas" de exportadores de soja


Súper dólar

"El dólar a nivel global está en sus máximos en 20 años frente a una canasta de monedas de países desarrollados. Eso tiene básicamente que ver con la velocidad a la cual está ajustando la tasa de interés de ese país la Reserva Federal, en relación a otros bancos centrales del mundo que son mucho más lentos al respecto", explicó en diálogo con El Cronista, Diego Martínez Burzaco, Head of Research de Inviu. 

"Eso lo que hace es que Estados Unidos tenga tasas de interés más altas y que los capitales vayan en busca de esas tasas, demandando dólares y vendiendo otras monedas", agregó. 

Respecto a lo que se viene, Martínez Burzaco anticipó que "en la medida que esta dinámica se mantenga, el dólar va a seguir sostenido, sobre todo hasta tanto se verifique la que inflación está bajando en Estados Unidos". 

En este punto, Nicolas Kohn analista research wealth management de Balanz, remarcó que "mirando hacia adelante, si bien el dólar americano acumula una apreciación mayor a 13% en lo que va del año contra las monedas de mercados desarrollados, los principales factores que impulsaron al dólar van a seguir jugando a su favor". 

"Por un lado, la política monetaria agresiva de la Reserva Federal y las mayores tasas de interés en Estados Unidos van a continuar en los próximos meses. Por otro lado, la llegada de las temperaturas más frías a Europa en los meses venideros junto con las elevadas probabilidades de recesión en el continente producto de las restricciones energéticas le da mayor resiliencia relativa a la economía de Estados Unidos frente a la de Europa", agregó.

"Estos dos factores serán determinantes en seguir favoreciendo la fortaleza dólar americano, por lo menos en los próximos meses, aunque la velocidad de apreciación debería ser menor a la que venimos observando", especuló. 

Por otro lado, desde Cohen Aliados Financieros destacaron que "esto demuestra la fortaleza que continúa marcando la moneda de Estados Unidos favorecida por la postura más agresiva que mantiene su banco central en comparación a las restantes entidades alrededor del mundo". 

"En lo que va del año, el dólar se aprecia un 15% frente a la canasta de monedas más importantes", señalaron. 

"Entre estas, el Yen se ubica como uno de los mayores perdedores al retroceder un 25% frente a la moneda norteamericana mientras que el euro lo hace un 14% dada la tardía respuesta que mantiene el BCE frente a la inflación de la región", agregaron en su informe diario. 

El súper dólar está en máximos en 20 años


Efecto guerra

Putin convocó el miércoles a 300.000 reservistas para luchar en Ucrania y dijo que Moscú responderá con la fuerza de todo su vasto arsenal si Occidente sigue con lo que llamó su "chantaje nuclear" sobre el conflicto en ese país.

La noticia llegó a impulsar un 0,5% al índice dólar , que compara al billete verde con una cesta de seis monedas, a 110,87 unidades, su nivel más alto desde 2002. En su última cotización ganaba 0,4%, a 110,62 unidades.

Las divisas europeas fueron las más afectadas por las ventas, ya que los comentarios de Putin exacerbaron la preocupación por las perspectivas económicas de una región que ya se ha visto muy impactada por las restricciones rusas al suministro de gas.

En tanto, el euro tocó un mínimo en dos semanas, a 0,9885 dólares, cerca del piso de dos décadas alcanzado a principios de mes. En sus últimas operaciones cedía 0,4%, a 0,9930 dólares.

Por otro lado, la libra esterlina restaba un 0,3%, tocando un nuevo mínimo de 37 años, a 1,1304 dólares.

 "Los titulares de Rusia están robando protagonismo a la Fed, al menos por ahora", dijo Kenneth Broux, estratega de divisas de Société Générale. "La preocupación por una escalada del conflicto está perjudicando a las divisas europeas. Y si la Fed también se muestra agresiva, las pérdidas podrían aumentar".

Suba de tasas de la Fed


Más tarde en el día se espera que la Fed suba las tasas en 75 puntos básicos por tercera vez consecutiva y señale cuánto más y a qué velocidad deben subir el costo de los préstamos para controlar la inflación.

Es una medida muy agresiva y viene a continuar con las recientes subas de tasas ya que la Reserva Federal en su última reunión subió la tasa en 75 puntos básicos, el mayor aumento para una reunión de política monetaria desde los años 80´.

A lo largo de todo el año, la inflación en EE.UU. ha sido el tema protagonista en Wall Street. La semana pasada fue la variable clave en el mercado ya que la misma resultó peor de lo esperado.

Es decir, si bien la inflación bajo al 8,3%, la desaceleración inflacionaria mostró que la baja de la misma está siendo más lenta de lo que esperaba el mercado.

Impacto en Argentina

Un "super dólar" significa mayores costos para gobiernos, provincias y empresas argentinas endeudadas en la principal moneda del planeta.

"El primer canal por el que pega en los emergentes, incluido la Argentina es el financiero, porque cuando esto ocurre salen capitales financieros de los mercados emergentes, presionan a las monedas, y van en búsqueda de alternativas más seguras en Estados Unidos con más alta rentabilidad", señaló Martínez Burzaco. 

"También el encarecimiento del crédito de los Estados Unidos se traslada al resto de los mercados internacionales por lo tanto hay menos crédito disponible para los emergentes. Este canal quizás no le pega tanto a Argentina porque con un riesgo país arriba de los 2000 puntos, claramente está afuera de los mercados financieros", detalló el encargado del área de Research de Inviu. 

"El tercer canal es el comercial porque históricamente un dólar fuerte es equivalente a precios de los commodities más bajos", agregó.  

De acuerdo a Martínez Burzaco, por el momento esto no se dio porque hay algunos otros factores que inciden, como son las cadenas de suministro globales o la guerra, pero es un caso a seguir de cerca. 

"Si prevalece este dólar fuerte, es probable que los commodities puedan sufrir y eso le pega al canal comercial de la Argentina, sobre todo por el lado de las exportaciones y estamos en una posición muy vulnerable respecto a la posición de reservas internacionales del Banco Central", explicó Martínez Burzaco.  

En tanto Kohn marcó que "la fortaleza del dólar este año tuvo como correlato una depreciación de 6,4% en las monedas de mercados emergentes y de 1,7% en las de América Latina".  

"Dentro de estas últimas, el peso uruguayo, el real brasileño, el peso mexicano y el nuevo sol peruano se diferenciaron y acumulan apreciaciones de 8.6%, 7.1%, 2.6% y 2.5%, respectivamente, mientras que el peso argentino acumula una depreciación por encima del 40% en lo que va del año (en el caso del contado con liquidación la depreciación acumulada esta levemente por encima del 50%)", señaló. 

"El desempeño de las monedas de América Latina muestra que las monedas vienen siendo influenciadas por factores idiosincráticos. Sin embargo, si la fortaleza del dólar continúa y los precios de las materias primas se deterioran, los factores externos podrían generar presiones hacia la depreciación en las monedas de la región, incluido el peso argentino", concluyó. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios