Dólar

La oferta del campo le sacó presión a la intervención con bonos

En lo que va de febrero la autoridad monetaria pudo incrementar en unos u$s 600 millones sus reservas netas líquidas, que en meses anteriores debió también invertir en calmar al dólar con la operación con AL30

En los últimos meses el Banco Central viene llevando a cabo una contundente intervención en el mercado de bonos con el objetivo de mantener a raya la brecha cambiaria.

Según el análisis de las cuentas del Central por analistas del mercado, esa intervención es responsable de que la evolución de las reservas brutas haya sido en lo que va del año tan solo un 25% de las compras netas de dólares en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), ya que gran parte se habría utilizado para recomprar títulos AL30C.

Sin embargo, algunos analistas creen que en las últimas semanas esta participación se moderó. "El BCRA está siendo menos agresivo a la hora de recomprar bonos con reservas", señaló Fernando Marull, economista de FMyA.com.ar.

Asimismo, Marull cree que "lo bueno es que suben casi u$s 600 millones las reservas netas y lo malo es que el Central se corre un poco de la compra, y los bonos bajan aún más". Y advirtió que la baja en las paridades de los instrumentos soberanos "aceleraron las bajas a medida que siguen las señales de que el acuerdo con el FMI se patea".

Un informe de Consultatio analiza el vínculo existente entre el financiamiento monetario del déficit y brecha cambiaria y señala que esta correlación se rompió cuando el BCRA pisó la brecha vendiendo más de u$s 400 millones en el contado con liquidación. No obstante, aclara: "En febrero, cuando se profundizó la idea de ausencia de financiamiento monetario, la pérdida de reservas por recompras de bonos disminuyó a menos de u$s150 millones".

En las próximas semanas habrá que ver cómo evoluciona dado que en los últimos días se conoció que el BCRA asistió al Tesoro en $70 mil millones, a diferencia de lo que había ocurrido en el bimestre anterior.

Más allá de que en las últimas semanas del año las ventas de bonos hayan aminorado, lo cierto es que las operaciones en ese sentido impidieron que el BCRA logre un incremento de reservas acorde a lo que sucedió en el MULC.

El Central hoy cuenta con u$s 39.823 millones, un incremento de u$s 436 millones. Sin embargo, en ese mismo período la autoridad monetaria compró (netos) unos u$s 1715 millones.

Según explicó Federico Furiase, director de EcoGo, la diferencia entre lo que ingresó por el MULC y lo que realmente engrosó las arcas del Central se explica por dos motivos fundamentales: "La compra de AL30 en dólares o cable por parte del BCRA y su estrategia de venta de contado con liquidación vendiendo AL30 contra pesos y retirando base monetaria de dólar CCL y al mismo tiempo recomprando AL30 C o D contra dólares las reservas, la caída en el precio del oro y la volatilidad del swap por el yuan".

Quien fue crítico de esta operación que viene realizando el BCRA fue Matías Carugati, de la consultora Seido, que explicó: "Al comprar usa parte de las divisas que compra para esterilizar pesos al MEP/CCL, se pierde la posibilidad de engrosar más las reservas internacionales. Más adelante, si llegan a aparecer presiones cambiarias, podría no tener suficiente poder de fuego para contenerlas. Y eso implicaría que deberían hacer más uso de otras herramientas, como las restricciones a la importación".

Por otra parte, este año se conoció un dato negativo para el robustecimiento de las reservas: la Bolsa de Cereales de Rosario recortó la estimación de la cosecha de soja de 49 millones de toneladas a 45 millones. No obstante, Consultatio destaca que, de todos modos, los elevados precios de las materias primas generan que, incluso con este ajuste a la baja en las estimaciones de la cosecha, su pronóstico de liquidación de dólares del agro se ubicará en u$s 23.300 millones, unos u$s 3000 millones más que el año pasado.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios